Un Boeing 737 800 de Ryanair (AFP)
Un Boeing 737 800 de Ryanair (AFP)

La aerolínea de bajo costo irlandesa Ryanair anunció este martes que cerrará varias bases aeroportuarias este invierno y en el verano de 2020 debido al retraso en la entrega del Boeing 737 MAX, cuya flota está impedida de volar tras dos accidentes.

El grupo irlandés, uno de los principales del sector en Europa, explicó que la entrega de los Boeing 737 MAX 200 se vio retrasada, a la espera de que el avión sea certificado nuevamente por las autoridades estadounidenses y europeas.

Como consecuencia, la aerolínea prevé recibir únicamente 30 de esos aparatos hasta mayo de 2020, frente a los 58 previstos inicialmente.

"Esta falta de entregas nos obligará a disminuir nuestra actividad en ciertas bases y a cerrar algunas en el verano de 2020, pero también en el invierno de 2019″, afirmó el director general de la compañía, Michael O'Leary, en un comunicado.

La compañía de bajo costo analiza cerrar algunas de sus bases aeroportuarias (AFP)
La compañía de bajo costo analiza cerrar algunas de sus bases aeroportuarias (AFP)

Las "bases" son los aeropuertos donde están estacionados los aviones de las aerolíneas y a partir de los cuales realizan idas y vueltas a otros aeropuertos transportando pasajeros. Un avión con base en un determinado aeropuerto implica actividad y puestos de trabajo en ese lugar.

"Abrimos una serie de discusiones con nuestros aeropuertos para determinar qué bases de Ryanair entre las menos remuneradoras sufrirán estas reducciones y/o cierres a partir de noviembre de 2019", afirmó O'Leary, precisando que Ryanair consultaría también con "sus empleados y sus sindicatos" para organizar estos cambios.

En total, el grupo aéreo de bajo coste encargó 135 Boeing 737 MAX 200 y tiene una opción de compra de 75 más. La flota de Ryanair está exclusivamente compuestas por aparatos del fabricantes estadounidense. Actualmente tiene operativos 450 Boeing 737-800, una versión del 737 anterior al MAX.

Su dependencia de Boeing hace que los problemas del 737 MAX constituyan un obstáculo para las ambiciones de crecimiento de la compañía.

Boeing atraviesa una crisis sin precedentes tras las dos tragedias sufridas por el Boeing 737 MAX (Stephen Brashear/Getty Images/AFP)
Boeing atraviesa una crisis sin precedentes tras las dos tragedias sufridas por el Boeing 737 MAX (Stephen Brashear/Getty Images/AFP)

El retraso en las entregas "reducirá el crecimiento de nuestro tráfico en el verano 2020 a 3% frente al 7%" previsto inicialmente. Y "transportaremos unos 157 millones de pasajeros durante el ejercicio contable de abril de 2020 a marzo de 2021, frente a los 162 millones previstos hasta ahora", lamentó O'Leary.

Una aerolínea "fiel" al 737 MAX

Compuesto por tres compañías principales (Ryanair cuya sede está en Irlanda, Lauda en Austria y Buzz en Polonia), el grupo Ryanair ambiciona transportar a 200 millones de pasajeros al año en el horizonte de 2024.

Pese al actual contratiempo, O'Leary subrayó que el grupo seguirá siendo "fiel al Boeing 737 MAX" que confía en volver a ver volar antes de finales de 2019. Reconoció sin embargo que "la fecha exacta de este retorno sigue siendo incierta" y que eso determinaría si las entregas para el verano 2020 son inferiores o superiores a lo previsto actualmente.

Los Boeing 737 MAX de Southwest Airlines, varados en tierra (AFP)
Los Boeing 737 MAX de Southwest Airlines, varados en tierra (AFP)

El Boeing 737 MAX tiene prohibido volar desde el accidente de un aparato de este tipo de la compañía Ethiopian Airlines el 10 de marzo, que causó 157 muertos. Este se sumaba a otro accidente de la compañía indonesia Lion Air que había dejado 189 muertos cinco meses antes. En ambos casos, las conclusiones preliminares señalaron hacia el sistema de estabilización del MAX.

Se desconoce cuándo volverá a los cielos este aparato, dado que Boeing no ha presentado todavía a los reguladores las modificaciones exigidas para su certificación.

En su comunicado, Ryanair afirma que el fabricante espera haber sometido dichas modificaciones a las autoridades estadounidenses y europeas en septiembre, con un retorno al servicio poco después.

Otras aerolíneas clientes de este avión se vieron afectadas por sus problemas: miles de vuelos fueron anulados por tres grandes compañías estadounidenses -United Airlines, Southwest y American Airlines- que utilizaban 737 MAX antes de su prohibición de volar.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: