Balenciaga deja de lado las joyas preciosas para presentar un modelo de pendientes con tapas de botellas

Una modelo luce los nuevos aretes “tapa de botella”, de Balenciaga
Una modelo luce los nuevos aretes “tapa de botella”, de Balenciaga

La marca de lujo Balenciaga ha provocado una nueva polémica en las redes sociales tras la presentación de unos pendientes de plástico fabricados con tapas de botella. 

infobae-image

Acostumbrado a las provocaciones, el director artístico de esta casa francesa fundada en 1917, Demna Gvasalia, presentó este accesorio que ha generado desde risas hasta indignación entre los usuarios, informaron el sábado medios franceses.

Balenciaga y sus pendientes amigables con el Medio Ambiente
Balenciaga y sus pendientes amigables con el Medio Ambiente

Bautizado "tapa de botella", esta creación amigable con el Medio Ambiente consiste en una tapa azul de plástico lanzadas por la marca con la frase: "Sopla un viento de rebeldía y audacia en su vestimenta diaria".

El producto se encuentra a la venta en varios sitios de moda como therealreal.com o mytheresa.com. Su precio es, sin embargo, lo más llamativo de la creación: los aretes se consiguen por nada menos que entre 200 y 450 dólares. 

infobae-image

En un momento en que las botellas de plástico son designadas como enemigo público número 1, la marca ha decidido "innovar" con una colección ambientalista. Aunque lo ha hecho, claro, sin resignar su rentabilidad. O al menos eso intenta. 

infobae-image

Gvasalia es conocido por sus polémicos diseños, que incluyen una cartera que simula ser una bolsa de papel de la exclusiva firma de moda, como las que entregan a sus clientes al momento de la compra, y un bolso que imita a las bolsas azules de la marca Ikea.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Balenciaga, otra vez: nueva polémica por el diseño de un bolso