En medio de los disturbios, un “chaleco amarillo” agita una bandera francesa protegido con una máscara antigás (Reuters)
En medio de los disturbios, un “chaleco amarillo” agita una bandera francesa protegido con una máscara antigás (Reuters)

(Nota publicada en RFI)

Siete de cada diez personas continúan expresando su simpatía por el movimiento contestatario contra el Gobierno, al tiempo que condenan masivamente los desmanes registrados en París y otras ciudades de provincias, según un sondeo realizado el domingo.

El apoyo a los "chalecos amarillos" permanece alto y estable: el 72% de los franceses se muestra favorable al movimiento, incluso después de las inusuales imágenes de violencia registradas el sábado en la capital francesa y algunas ciudades de provincia, según un sondeo realizado el domingo por la encuestadora Harris Interactive.

Los resultados globales de la encuesta y separados según la simpatía política. Curiosamente, tanto la extrema derecha como la izquierda son los puntos más altos de apoyo a la violenta protesta (90 y 92%). También es amplio en el PS (socialismo), con el 85%. Cae entre los republicanos (54%) y solo en el oficialismo la condena es mayor, aunque no total (73%) (RFI)
Los resultados globales de la encuesta y separados según la simpatía política. Curiosamente, tanto la extrema derecha como la izquierda son los puntos más altos de apoyo a la violenta protesta (90 y 92%). También es amplio en el PS (socialismo), con el 85%. Cae entre los republicanos (54%) y solo en el oficialismo la condena es mayor, aunque no total (73%) (RFI)

Esta simpatía, que se mantiene estable en la opinión, va aparejada por una condena de la violencia, rechazada por el 85% de los interrogados. Por el contrario, un 15% se muestra comprensible con los hechos de violencia que dejaron 412 detenidos y 263 heridos, de los cuales, 133 fueron en París.

La encuesta revela asimismo que el 90% considera que el Gobierno francés no se ha mostrado "a la altura de los acontecimientos".

Emmanuel Macron recorre la zona de los disturbios al día siguiente. Su imagen cayó a su punto más bajo desde que asumió el cargo (Reuters)
Emmanuel Macron recorre la zona de los disturbios al día siguiente. Su imagen cayó a su punto más bajo desde que asumió el cargo (Reuters)

El apoyo a la protesta es particularmente alto en las dos puntas del espectro político: los simpatizantes de la extrema derecha (90%) y la extrema izquierda (92%). Entre quienes votan por el Partido Socialista, el apoyo es del 85%, mientras que entre los conservadores, representados por Los Republicanos, es del 54. Solo entre los simpatizantes del oficialista La República en Marcha hay una fuerte oposición, del 73%.

Unas 136.000 personas participaron en el tercer sábado de protestas organizadas en el conjunto del territorio francés por los "chalecos amarillos", lo que representa un aumento en el número de manifestantes respecto a las protestas de la semana anterior, en las que participaron 106.000 personas, según cifras del Gobierno francés.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: