Activistas participan de un desfile luego de conocer el resultado (Reuters)
Activistas participan de un desfile luego de conocer el resultado (Reuters)

Los taiwaneses votaron este sábado a favor de una propuesta para que se reconozca el matrimonio como una unión exclusivamente entre un hombre y una mujer, una clara derrota para los defensores de la causa LGBT.

La propuesta presentada en referéndum cosechó unos siete millones de votos, un millón más que los apoyos que recibió la proposición favorable al matrimonio homosexual.

La justicia taiwanesa había allanado en 2017 el camino para las uniones entre personas del mismo sexo, una decisión que no fue implementada. Desde entonces, los opositores de la medida se organizaron para pedir un referéndum, y lo mismo hicieron los defensores.

(Reuters)
(Reuters)

Los taiwaneses pudieron pronunciarse concretamente sobre cinco propuestas diferentes relativas al matrimonio homosexual, en una jornada de plebiscito popular sobre una decena de cuestiones, además de elecciones locales.

La propuesta pro-LGBT, que proponía que el Código Civil otorgara el derecho a casarse a las personas del mismo sexo, solo obtuvo tres millones de votos.

El Tribunal Supremo taiwanés había dado dos años en 2017 para que se legislara sobre el matrimonio homosexual. Aunque el gobierno ha afirmado que los resultados de este sábado no modifican esos planes, los defensores de la causa LGTB expresaron su temor a que esos proyectos se vean frenados en seco tras la jornada electoral.

Activistas en Taipei lamentaron el resultado (Reuters)
Activistas en Taipei lamentaron el resultado (Reuters)

Pese al resultado de estos referendos, está previsto que la legalización de las uniones entre parejas del mismo sexo se produzca en los próximos meses.

Este revés no ha desanimado a los grupos que apoyan el matrimonio homosexual y la enseñanza al respecto, pero sí supone un contratiempo para su causa, ya que los referendos condicionarán al Legislativo isleño y al Gobierno.

Por su parte, Amnistía Internacional (AI) calificó  de "golpe amargo" el resultado del referendo.

"Este resultado es un paso atrás para los derechos humanos en Taiwán. Sin embargo, a pesar de este contratiempo, seguimos confiando en que el amor y la igualdad finalmente prevalecerán", apuntó en un comunicado la directora interina de AI en la isla, Annie Huang.

"Si bien los referendos no cambiarán la necesidad de otorgar reconocimiento legal a las uniones entre personas del mismo sexo, sí ensombrecen cómo se implementará", agregó la líder activista.

(Con información de AFP y EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: