Un hombre originario de Somalia y conocido por los servicios de inteligencia mató a una persona con un cuchillo e hirió a otras dos el viernes en pleno centro de Melbourne, en un ataque que la policía australiana trata como un "acto terrorista" y que fue reivindicado por el Estado Islámico.

Un hombre originario de Somalia y conocido por los servicios de inteligencia mató a una persona con un cuchillo e hirió a otras dos el viernes en pleno centro de Melbourne, en un ataque que la policía australiana trata como un "acto terrorista" y que fue reivindicado por el Estado Islámico.

El sospechoso, que fue capturado por la policía y murió estando detenido, era "conocido" por los servicios de seguridad y su vehículo 4×4 estaba lleno de bombonas de gas, agregó.

Hassan Khalif Shire Ali, también conocido como Hassan Ali y Hassan Khalif- estrelló su vehículo, cargado con botellas de gas, en una zona comercial de la calle Bourke y atacó con un cuchillo a los transeúntes del lugar, hasta que la policía le disparó en el pecho.

Un policía camina cerca del cuerpo de la víctima mortal del ataque (AAP/James Ross/via REUTERS)
Un policía camina cerca del cuerpo de la víctima mortal del ataque (AAP/James Ross/via REUTERS)

Tras recibir una denuncia inicial por un automóvil en llamas, dos policías rodearon al asesino en plena calle y cuando éste intentó acuchillarlos le dispararon en el pecho. Herido, fue entonces reducido y arrestado. Más tarde, murió en el hospital.

El presunto autor del ataque no tiene "vínculos conocidos con el terrorismo", dijo una fuente policial. Sin embargo, ese tema aún se encuentra bajo investigación.

Policías en el centro de Melbourne, Australia (REUTERS/Sonali Paul)
Policías en el centro de Melbourne, Australia (REUTERS/Sonali Paul)

El incidente se registró en el barrio de negocios de Melbourne en torno a las 4:20 PM hora local, cuando la gente empezaba a salir del trabajo para el fin de semana.

Testigos del suceso relataron a los medios locales que el presunto asaltante, un varón de raza negra, estrelló su vehículo contra un centro comercial en la calle Bourke y acto seguido abandonó el coche en llamas y comenzó a apuñalar con un cuchillo a los allí presentes, uno de los cuales murió en el lugar.

Los medios locales difundieron imágenes de un hombre amenazando con un cuchillo a la policía cerca del coche en llamas, antes de ser tiroteado.

La policía, que investiga los hechos, pidió a la población que evite el sector, aunque precisó que no busca a otros sopechosos.

El lugar del incidente ha sido acordonado por la unidad antiexplosivos para asegurar el área comercial de la calle Bourke, una de las más transitadas de Australia.

Fuerzas de seguridad australianas en el lugar del hecho (AAP/James Ross/via REUTERS)
Fuerzas de seguridad australianas en el lugar del hecho (AAP/James Ross/via REUTERS)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: