El presidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont y el presidente del Gobierno español Mariano Rajoy
El presidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont y el presidente del Gobierno español Mariano Rajoy

El ministro de Justicia de España, Rafael Catalá, anunció este martes que Madrid cesará en funciones al presidente catalán, Carles Puigdemont, y a todo su gobierno regional tan pronto como el Senado apruebe la aplicación del artículo 155 de la Constitución sobre Cataluña debido a la crisis independentista.

El decreto para el "cese inmediato" de la Generalitat será, de esta manera, la primera medida del gobierno de Mariano Rajoy, según reportó el periódico ABC.

Rafael Catalá, ministro de Justicia de España (EFE)
Rafael Catalá, ministro de Justicia de España (EFE)

"Si el Senado aprueba este viernes un acuerdo con los contenidos que el Gobierno ha propuesto, hará falta un decreto por el cual se lleve a cabo la destitución de las personas y de los cargos que estén incluidos en estas medidas", dijo Catalá en declaraciones durante la presentación de una inicitativa contra los delitos de odio.

"Promover el cese inmediato del presidente, vicepresidente y consejeros que se ha solicitado. Ese es el acto inmediato", agregó.

Mariano Rajoy, presidente del gobierno de España (AFP)
Mariano Rajoy, presidente del gobierno de España (AFP)

Aún si Puigdemont acepta los pedido de Madrid y llama a elecciones, esto no  quita los "incumplimientos de las obligaciones constitucionales y estatutarias" incurridos por la Generalitat, señaló Catalá en referencia especialmente a las leyes previas al referéndum sobre la independencia catalana que fueron declaradas inconstitucionales por el Tribunal Constitucional.

"Eso, simplemente con un proceso electoral, no se convalida", señaló, tras lo cual agregó también que "lo más importante es que se garantice en Cataluña que se restablece la legalidad y se garantizan los servicios públicos".

Madrid espera que el gobierno de Cataluña acate la orden de llamar a elecciones para evitar una activación "dura" del artículo 155, que establece la capacidad del gobierno de España de forzar a que un gobierno autónomo cumpla con las normas.

Pero los partidos independentistas en Cataluña propusieron el lunes un pleno parlamentario el jueves para "analizar la agresión institucional" que según ellos supondría la intervención de la autonomía regional que prepara el gobierno español, y en el que no se descarta que se declare la independencia.

LEA MÁS: