Los bombardeos turcos mataron al menos a 20 civiles en Siria este domingo, el quinto día de la ofensiva en contra los yihadistas del estado Islamico y las milicias kurdas, según reportó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

"Al menos 20 civiles murieron y otros 50 quedaron heridos por el fuego de la artillería turca y los bombardeos este domingo en Jeb el-Kussa, un pueblo al sur de Jarabulus", dijo Rami Abdel Rahman, de la ONG.

Se trata del balance de muertos más elevado desde el inicio, el miércoles, de la operación militar turca llamada "Operación Escudo de Eúfrates", que tiene como objetivo expulsar al Estado Islámico de su frontera y detener la progresión de los autonomistas kurdos.

Este ataque llega después que Turquía sufriera el sábado su primera perdida, en un combate cerca de la frontera. Por este hecho, Ankara acusó a los kurdos.

Según el OSDH, los bombardeos turcos se concentran al sur de Jarablos, exfeudo del EI en la frontera siro-turca y primera localidad en caer en manos de los rebeldes que apoya Ankara.

Jeb el Kusa está ubicado a 14 km al sur de Jarablos y está controlado por combatientes locales apoyados por las fuerzas kurdas. Según el OSDH, un cierto número de combatientes también murieron en los bombardeos pero esta ONG no ha proporcionado de momento un balance al respecto.

LEA MÁS: 

(Con información de AFP)