La denuncia penal en contra de Gertz Manero por presuntos actos de tortura en el caso de Emilio Lozoya

La defensa de Carlos Treviño, exdirector de Pemex, señala que su cliente, junto con otras personas, ha resultado dañado de las “acusaciones falsas” que Lozoya Austin hizo presionado por la FGR

El exdirector general de Pemex, Emilio Lozoya Austin
El exdirector general de Pemex, Emilio Lozoya Austin

El exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Carlos Alberto Treviño Medina, denunció de manera penal al fiscal General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, y a uno de los fiscales que también ha sido de las personas más allegadas a este, Juan Ramos López, por supuestos actos de tortura para obtener las declaraciones por parte del también exdirector de la paraestatal, Emilio Lozoya Austin (encerrado por actos de corrupción durante su gestión) que lo inculpan en una denuncia de hechos.

La denuncia de hechos dirigida a la fiscal especializada en materia de derechos humanos de la FGR, Sandra Irene Herrerías Guerra, recalca que la FGR ofreció beneficios indebidos y presionó al propio Lozoya Austin y a su familia mediante amenazas y acusaciones “para lograr que firmara una denuncia de hechos falsos de manera ‘voluntaria’, lo que se demostró a partir de la omisión de todas las autoridades de aplicar la Ley para la Protección a Personas que Intervienen en el Procedimiento Penal”.

Asimismo mencionan lo que recientemente quedó al descubierto con los audios filtrados sobre las conversaciones entre Gertz Manero y Emilio Lozoya Thalmann, reiterando que “se les obligó a revocar y cambiar al defensor de su confianza y a desistirse de demandas de amparo ante el temor de ser detenidos”.

Emilio Lozoya Thalmann, Alejandro Gertz Manero y Emilio Lozoya Austin (Fotos: CUARTOSCURO)
Emilio Lozoya Thalmann, Alejandro Gertz Manero y Emilio Lozoya Austin (Fotos: CUARTOSCURO)

“Degradantes, denuncio hechos públicamente demostrados constitutivos de delitos cuya investigación compete a esa Fiscalía Especializada en Materia de Derechos Humanos, mismos que han sido y siguen siendo cometidos por ALEJANDRO GERTZ MANERO, titular de la Fiscalía General de la República, JUAN RAMOS LÓPEZ, Fiscal de Control Competencial de la Fiscalía General de la República, así como por QUIÉN o QUIÉNES resulten responsables y derivado de los cuales mi defendido CARLOS ALBERTO TREVIÑO MEDINA tiene el carácter de ofendido por haber sido objeto de señalamientos falsos como consecuencia de los actos de tortura perpetrados directamente contra el señor EMILIO RICARDO LOZOYA AUSTIN y sus familiares, señala un extracto de la denuncia.

El documento también indica que el pasado 15 de julio, la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) consideró el proceder en contra de Lozoya Austin como tortura, lo que quedó resuelto en el amparo 807/2020.

Y subrayan que a Lozoya Austin se le torturó para declarar infomació falsa a fin de establecer una denuncia de hechos que, entre otras personas, afectó directamente a Carlos Treviño, al ser mencionado en las acusaciones obtenidas.

“El señor EMILIO LOZOYA AUSTIN ha sido víctima de tortura perpetrada directamente por el Titular de esa Fiscalía General de la República y las declaraciones falsas obtenidas en contra del señor CARLOS ALBERTO TREVIÑO MEDINA le dan el carácter de ofendido respecto de dicho delito”.

Carlos Alberto Treviño Medina, exdirector de Pemex (Foto: Cuartoscuro)
Carlos Alberto Treviño Medina, exdirector de Pemex (Foto: Cuartoscuro)

De igual manera, basados en la definición de tortura encontrada en el marco legal mexicano, argumentan que esa práctica no solo consiste en el maltrato físico, sino que las presiones para hacer declaraciones ya establecidas también cuentan dentro de ese concepto. Y, por otro lado, recalcan que el resultado de prácticas de tortura no puede ser utilizado como material para acusaciones penales.

Precisamente, Javier Coello Trejo, quien fue el abogado de Lozoya Austin hasta semanas previas a que se anunciara su extradición, comentaba a Infobae que esta no tenía razón de ser y que, por el contrario, no se contaban con los elementos necesarios para ejercer ese recurso en contra de su excliente. Pero ahora se sabe que el regreso del exdirector de Pemex fue pactado con la FGR bajo la supuesta promesa de que el acusado no pisaría la prisión.

“Habiendo privado al señor EMILIO LOZOYA AUSTIN del derecho a una defensa adecuada y obligándolo mediante presiones a firmar una denuncia de hechos falsos, es evidente que su voluntad estaba totalmente a merced de esa Fiscalía General de la República y que firmó, para que: 1) cesaran las presiones y 2) continuaran los privilegios. Eso es tortura”, dice la denuncia.

Entre lo declarado por Lozoya, lo que le habría sacado la FGR, se encuentran dichos en contra de Carlos Treviño, mismos que son considerados por su defensa como “falsedades”.

Sin embargo, sería la propia FGR la que se encargaría de investigar estos hechos, y al ser el acusado el titular de la misma, la defensa de Treviño descarta que el caso cuente con la imparcialidad debida. Por ese motivo, añaden, también presentarán esta denuncia ante la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) y ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Por último se aclara que la denuncia no busca victimizar la figura de Emilio Lozoya ni negar que hubiera recibido sobornos para hacer las declaraciones que hizo. Tampoco trata de hacer ver que por ser víctima de tortura no haya cometido los delitos por lo que se le investiga. Lo que denuncian, reiteran, son los daños irreparables e incalculables a Carlos Treviñosy a las demás personas que fueron acusadas “falsamente por el señor Emilio Lozoya Austin”.


SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR