COP26: un nuevo borrador del acuerdo posterga los objetivos para frenar la crisis climática

La sociedad civil y representantes del Sur Global creen que la ambición es insuficiente y que todo se posterga para el año próximo. Las ciudades reclaman mayor participación

El esfuerzo realizado por los países no atenúa las críticas por el texto del posible acuerdo, al que asociaciones civiles califican de “insuficiente” y “poco ambicioso” (AP)
El esfuerzo realizado por los países no atenúa las críticas por el texto del posible acuerdo, al que asociaciones civiles califican de “insuficiente” y “poco ambicioso” (AP)

La presidencia de la cumbre de cambio climático (COP26) anuncia cada día acuerdos con compromisos para temas centrales en la lucha contra la crisis climática: deforestación, reducción de emisiones de metano, plazos para que los vehículos eléctricos sean una realidad en las calles y hasta coaliciones para dejar bajo tierra los combustibles fósiles.

Sin embargo, este esfuerzo no atenúa las críticas por el texto del posible acuerdo, al que asociaciones civiles califican de “insuficiente” y “poco ambicioso”.

“El texto debe ser mucho más sólido en cuanto a la financiación y la adaptación y debe incluir cifras reales de cientos de miles de millones de dólares, con un plan de entrega para que los países más ricos apoyen a las naciones menos desarrolladas. En un lado de la balanza, avanza un proceso detallado para acelerar los objetivos de mitigación del clima, pero, en el otro lado, en lo que respecta a la financiación y a las pérdidas y daños, es confuso y vago”, opinó la directora ejecutiva de Greenpeace, Jennifer Morgan.

Una de las cuestiones que más desalientan el proceso tiene que ver, cuando no, con el dinero. Esta cumbre, que se esperaba fuera la que por fin pusiera la plata para planes concretos, deja el tema muy diluido, especialmente para las expectativas del Sur Global.

“No se reconoce el incumplimiento del plazo de la promesa de 100.000 millones de dólares, y esta es una petición clave de los países vulnerables”, dijo el titular de Power Shift Africa, Mohamed Adow.

El nuevo texto supone una mejora del Acuerdo de París en lo que respecta a la mitigación y al objetivo de limitar el calentamiento a 1,5ºC. Se mencionan los combustibles fósiles, hay que ver si finalmente queda y si Arabia Saudita lo permite, como un problema. Hay plazos y fechas límite para que los países vuelvan con nuevos objetivos mejorados para 2022 y 2023 alineados con el 1,5ºC. Sin embargo, aunque el texto es específico en cuanto a la reducción de los gases de efecto invernadero, es más esquemático en cuanto a la financiación, la adaptación y las pérdidas y daños.

Aspectos destacados

El acuerdo acoge con beneplácito el plan de entrega de 100.000 millones de dólares, pero no se impulsa la aceleración de la financiación   (COP26)
El acuerdo acoge con beneplácito el plan de entrega de 100.000 millones de dólares, pero no se impulsa la aceleración de la financiación (COP26)

-Compromiso para que 196 países aumenten sus objetivos climáticos para 2023

-Los países deben presentar objetivos y planes netos en línea con París para 2022

-Los países deben acelerar la eliminación del carbón y reducir las subvenciones a los combustibles fósiles

-Línea de financiación clave: Acoge con beneplácito el plan de entrega de 100.000 millones de dólares, pero no se impulsa la aceleración de la financiación

-Pérdidas y daños reconocidos en el texto principal: Importante pero sin concretar

En un punto parece como patear la pelota para adelante, especialmente luego de que ayer se conoció el reporte de Climate Action Tracker que muestra que, con los compromisos actuales, vamos hacia los 2,4ºC de suba global de la temperatura promedio.

Fuentes cercanas a los negociadores, revelaron que Argentina, Brasil y Uruguay (ABU) y sus representantes consiguieron que el nuevo texto no mencione a la actividad agropecuaria. Sólo se figura una generalidad: “sectores de altas emisiones”. Todo un éxito para el sector.

Como se dijo, la serie de acuerdos que se anunciaron ponen objetivos temporales, sin embargo, no detallan cuál será la hoja de ruta para conseguirlo. Un caso interesante es el plan lanzado por el Reino Unido para que dejen de circular vehículos con motores a combustión interna para 2035.

A pesar de que gigantes de la industria como Ford o Jaguar firmaron el acuerdo, hay ausencias muy importantes. “China, el mayor mercado automovilístico del mundo, representa el premio más importante. Se ha debatido si Beijing aceptaría un objetivo menos oneroso para que la mitad de sus vehículos sean de cero emisiones. VW, que tiene uno de los programas de coches eléctricos más ambiciosos de la industria no firmaría debido a la falta de compromiso de China para eliminar la energía del carbón”, dice el Financial Times.

China es uno de los mayores mercados de coches eléctricos, pero gran parte de la energía generada en el país depende del carbón.

VW dijo: “Aunque el objetivo global de alcanzar las cero emisiones. . . es innegociable, las regiones que se desarrollan a diferente velocidad y con diferentes requisitos locales, necesitan vías distintas para llegar a las emisiones cero”.

Toyota, que el año pasado era el mayor fabricante de automóviles del mundo, se mostró reticente a aceptar porque mercados como África y América Latina podrían tardar más en convertirse en eléctricos, dijeron personas familiarizadas con el pensamiento de la compañía. El grupo que, a diferencia de VW, no ha descartado firmar el acuerdo, también tiene una importante presencia en Estados Unidos y China”.

Ayer se conoció el reporte de Climate Action Tracker que muestra que, con los compromisos actuales, vamos hacia los 2,4ºC de suba global de la temperatura promedio (COP26)
Ayer se conoció el reporte de Climate Action Tracker que muestra que, con los compromisos actuales, vamos hacia los 2,4ºC de suba global de la temperatura promedio (COP26)

México, Argentina, Chile y Paraguay -los mercados automovilísticos clave en América Latina- han acordado poner fin a las ventas de vehículos nuevos con combustibles fósiles para 2040. En 2019, se vendieron cerca de 1,8 millones de coches en estos cuatro mercados. México y Argentina se comprometieron por primera vez a eliminar los motores de combustión interna, mientras que Chile anunció que prohibiría la venta de vehículos de gasolina y diésel en octubre de 2035. Costa Rica adelantó su fecha de finalización de 2050 a 2040.

Sin embargo, en la cumbre esperaban que varias firmas muestren la adhesión a este nuevo acuerdo, uno más de lo que se han lanzado en el encuentro en Glasgow.

En este acuerdo se coló la elección legislativa del domingo en Argentina. Mientras que el país no es signatario, sí lo es la Ciudad de Buenos Aires, gobernada por Horacio Rodríguez Larreta.

Una silla para las ciudades

Las ciudades, con varios representantes presentes en la COP26 presencial o virtualmente, siguen reclamando más espacio en las negociaciones. Aunque los acuerdos lanzados por el Reino Unido permiten que los estados municipales puedan firmar, independientemente de las decisiones de la diplomacia nacional, las agrupaciones de urbes en el mundo creen que las políticas locales son las que realmente pueden llevar adelante la lucha contra el cambio climático.

Tadeo García Salazar, intendente de Godoy Cruz, Mendoza, y presidente del fideicomiso de la Red Argentina de Municipios frente al Cambio Climático hizo un “llamado para que llegue financiamiento a los gobiernos locales, donde se realizan las acciones concretas en este sentido”. Y una invitación a “la cooperación de organismos internacionales”. En su exposición en el panel sobre Redes de Gobiernos locales y el cambio climático, repasó cómo es el trabajo de la RAMCC con el programa Euroclima+ y el de los municipios a través de diferentes herramientas, como el Fideicomiso que encabeza, para seguir reduciendo la emisión de gases de efecto invernadero.

Además, se refirió a la meta que buscan, de conseguir una inversión para mejorar y reducir el gasto energético en los edificios: “La idea, con estas auditorías, es que podamos tener capacidad instalada que se traslade hacia otras instituciones, tanto públicas como privadas”, explicó.

México, Argentina, Chile y Paraguay -los mercados automovilísticos clave en América Latina- han acordado poner fin a las ventas de vehículos nuevos con combustibles fósiles para 2040 (Foto: Marijan Murat/dpa)
México, Argentina, Chile y Paraguay -los mercados automovilísticos clave en América Latina- han acordado poner fin a las ventas de vehículos nuevos con combustibles fósiles para 2040 (Foto: Marijan Murat/dpa)

Este año, la presidencia del Reino Unido propone la protección y restauración de los bosques y ecosistemas críticos; el impulso a la transición energética y la movilidad sostenible y la construcción de sistemas más resilientes para alcanzar cero emisiones netas a 2050. De esta manera, los gobiernos municipales y provinciales de Argentina se sumaron a la iniciativa Movilizando la Acción Climática para fortalecer su rol estratégico en torno al cambio climático en la escena nacional e internacional.

La iniciativa de formación está dirigida a gobiernos locales y regionales de Argentina y es promovida por la Embajada del Reino Unido con el apoyo técnico de ICLEI Argentina. ICLEI (Gobiernos Locales por la Sustentabilidad) es una red global de más de 2.500 gobiernos locales y regionales comprometidos con el desarrollo urbano sostenible.

La directora ejecutiva ICLEI Argentina, María Julia Reyna, explicó que el compromiso, la planificación, la actuación y la publicación son pilares centrales del trabajo de la red en materia de acción climática. “Esta carrera nos invita a pensar orgánica e integralmente desde el liderazgo de los gobiernos subnacionales. Es muy importante que los gobiernos regionales y locales se comprometan para romper inercias y aumentar la ambición. Sabemos que gran parte de la gestión de la acción climática pasa por ellos”, indicó.

Renzo Morosi, titular de la Agencia de Protección Ambiental porteña, también estuvo presente en la cumbre y sostuvo: " Respecto del financiamiento necesitamos que se priorice a los gobiernos locales que son los que tienen el músculo, los que conocen la cercanía y donde se inyectan los proyectos que, rápidamente, pasan a la acción. Es el tercer plan de acción climática que Buenos Aires presenta ante Naciones Unidas. Y, muchas veces los fondos llegan a nivel nacional, como con el Fondo Verde del Clima y no se priorizan las agendas locales.”

Ayer, como ocurre en todas las cumbres sobre el final, volvió el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, y fue contundente: “He vuelto a la #COP26 para pedir una #AcciónClimática más ambiciosa. La ambición climática significa salvar millones de vidas, crear nuevos empleos verdes y obtener billones de dólares en beneficios económicos. Juntos, salvemos nuestro futuro y salvemos a la humanidad”, expresó en un tweet.

SEGUIR LEYENDO



Últimas Noticias

TE PUEDE INTERESAR