Los secretos de Tom Cruise: el padre maltratador al que vio morir, el odio con Brad Pitt y la actriz a la que salvó antes de que fuera decapitada

Hiperexigente, es una de las figuras máximas del cine, pero sigue trabajando como si fuese un desconocido. Hermético con su vida privada, en Hollywood despierta amores y rechazos

Tom Cruise ha encontrado la manera de mantenerse vigente en el competitivo mundo de Hollywood (Getty Images)
Tom Cruise ha encontrado la manera de mantenerse vigente en el competitivo mundo de Hollywood (Getty Images)

Obsesivo y perfeccionista, Tom Cruise es el héroe de Hollywood que más se arriesga en su oficio. Desde hace cuarenta años pertenece a la categoría de megaestrella. El público lo elige siempre. Sus colegas en la industria lo adoran o lo odian. Ha enamorado a famosas como Nicole Kidman, Katie Holmes, Penélope Cruz y Cher. Se casó y se divorció tres veces. Con casi 60 años, el galán eterno del cine no para de trabajar y planea el truco más peligroso de su carrera: actuar en el espacio.

El protagonista de la saga “Misión Imposible” y “Jerry Maguire” empezó en la actuación en 1980 sin experiencia ni formación. Cruise tenía 19 años y dormía en el sofá de Sean Penn, representado por la poderosa, Paula Wagner. “Tom tenía la intensidad, el compromiso, la energía, el carisma y el encanto que solo tienen las estrellas. Siempre se dice que reconoces a las estrellas porque cuando entran en una habitación dominan la atención de todos los demás. Ese era Tom” recordó Wagner. Ella convirtió su carrera en un asunto personal. No paró hasta conseguirle una prueba para “Risky business” y logró que cambiasen la edad del co-protagonista de “Rain Man” para que en vez de ser el hermano mayor de Dustin Hoffman fuera más joven que él y así pudiera interpretarlo Cruise. Y convenció a Oliver Stone de que era el protagonista perfecto para “Nacido el 4 de julio”.

El cuatro veces nominado al Oscar y ganador de tres Globos de Oro garantiza millones en la taquilla si su nombre está en el cartel. Con una extensa trayectoria y una filmografía que hasta el momento incluye más de 50 largometrajes, Cruise sigue vigente en el competitivo mundo de la industria. El año próximo será uno de los grandes protagonistas de la pantalla grande con los estrenos “Top Gun: Maverick” y “Misión imposible 7″.

Con su reputación de inconformista, Cruise se ha ganado mala fama. Fue catalogado como una pesadilla por el equipo de producción de “Misión Imposible 7”. Un comportamiento que quedó en evidencia cuando se filtró un audio del actor enfurecido con varios empleados por no cumplir las reglas sanitarias en el set de rodaje en plena pandemia. Una situación que dejó en evidencia que se toma su trabajo muy en serio.

Su nombre es sinónimo de éxito y él se ocupa personalmente de que eso ocurra. Magnético, talentoso y misterioso, Cruise es un hombre que no deja que muchos lo conozcan en la intimidad por tristezas que acarrea desde niño. Dicen que no comparte su vida con nadie, que teme dejar que otros ingresen a su mundo más privado por miedo a que lo traicionen.

Obsesionado y destinado a ser una estrella

Nicole Kidman y Tom Cruise en los escalones en el Festival de Cine de Cannes para la presentación de la película de Ron Howard, "Far and Away" (Getty Images)
Nicole Kidman y Tom Cruise en los escalones en el Festival de Cine de Cannes para la presentación de la película de Ron Howard, "Far and Away" (Getty Images)

Tom Cruise en una de las estrellas de cine más grandes de la historia. Siempre tuvo en claro lo que quería y se comportaba como una celebridad cuando era un desconocido. O al menos eso es lo que afirmó su amigo Rob Lowe, que desveló un inmenso enfado de Cruise a principios de los 80 que explica muy bien por qué poco después logró ser uno de los hombres más poderosos de Hollywood. Todo ocurrió en 1983, cuando ambos fueron contratados para actuar en la película “Rebeldes”, dirigida por Francis Ford Coppola. Una producción coral en la que coincidieron, además de Cruise y de Lowe, otro puñado de futuros ídolos juveniles como Matt Dillon, Ralph Maccio, Emilio Estévez o Patrick Swayze.

“Los primeros castings para esa película se hicieron en Los Ángeles, y los que los aprobamos tuvimos que viajar a Nueva York para hacer otra audición frente a Coppola”, explicó Lowe en una entrevista con Dax Shepard, no sin antes recordar que por aquel entonces ninguno de ellos era una estrella. “Cuando llegamos a la ciudad nos alojaron en el Plaza Hotel. Era la primera vez que yo estaba en un hotel así de lujoso, pero cuando hicimos el check-in Tom Cruise descubrió que teníamos que compartir habitación y se puso hecho una furia”, afirmó. “Para mí, lo bueno de esa historia es que demuestra que hay ciertas personas que siempre han sido quienes son. Que gracias a que creer que van a ser algo llegan a dónde están hoy. No sé, que un actor desconocido de 18 años tuviera las agallas de quejarse de algo así es algo que nunca ha dejado de sorprenderme”, declaró.

Me reí mucho de él, era una situación absurda. Pero al final de todo no puedes negar que ese comportamiento tuvo resultados. Él ha tenido clara cuál es su meta desde el primer día”, aseguró Lowe, que dejó en claro con esta historia que Tom ya conocía su destino.

Tom Cruise en "Top Gun" (The Grosby Group)
Tom Cruise en "Top Gun" (The Grosby Group)

Pese a su extensa carrera de cuatro décadas y su estatus de estrella, el actor sigue trabajando como si fuese un recién llegado en la industria. Para él lo primero es el trabajo. Siempre fue así. A sus casi 60 años, demuestra que ninguna misión es imposible para él. Es un apasionado de lo que hace y está obsesionado con brindarle a sus fans una experiencia auténtica cuando pagan para verlo en la pantalla grande. Y para conseguirlo, pone el cuerpo.

Cruise ha demostrado a lo largo de los años que no le teme a nada y que solo él puede protagonizar esas secuencias cinematográficas de adrenalina pura. En 2018 durante el rodaje de “Misión Imposible 6″ sufrió un accidente mientras saltaba de un edificio a otro y siguió como si nada hubiera pasado para terminar la escena. Terminó con el tobillo roto y unos días fuera del set. Bajo las órdenes de Christopher McQuarrie con su papel del agente secreto Ethan Hunt, el actor aguantó la respiración bajo el agua durante 6 minutos. Para lograrlo se preparó con la ayuda de expertos y un programa diseñado con fines militares.

“Tenía que demostrar a todo el mundo que no corría riesgo”, contó Cruise. “No sólo era más seguro de ese modo, sino que era mejor que aprendiera a aguantar la respiración porque de ese modo podía estar relajado. Así nadie iba a tener que apurarse, ni entrar en pánico”.

Cerca de los 60 sigue filmado las escenas de riesgo sin dobles (The Grosby Group)
Cerca de los 60 sigue filmado las escenas de riesgo sin dobles (The Grosby Group)

Sin dobles y sin compañía

Al parecer, el protagonista de películas como “Ojos bien cerrados” y “Jack Reacher” no permite que sus compañeras corran a su lado en las producciones que protagoniza. La revelación la hizo la actriz Annabelle Wallis, que formó parte del elenco de “La Momia”, en 2017. “Él está a otro nivel, y yo marqué la diferencia”, explicó Wallis a The Hollywood Reporter. “Pude correr en la pantalla con él, pero en un principio me dijo que no”, reveló la actriz británica en declaraciones al citado medio. ”Me dijo: ‘Nadie corre ante las cámaras conmigo, y yo le dije: ‘Pero yo soy buena corredora’”.

En un principio de la filmación, relató la actriz, Cruise se negaba a aparecer corriendo ante a las cámaras junto a ella. Sin embargo, gracias a la insistencia de la actriz, él cedió y y la dejó participar de esas escenas. Por supuesto, convencer a Cruise no fue fácil. La actriz explicó cómo hizo para conseguir su cometido: “Cronometraba mis entrenamientos para que él entrara y me viera correr”. Lejos de sentirse ofendida por la actitud de su compañero, Wallis lo apreció como un gesto de dedicación por sus películas. “Habla en serio y le encanta este negocio. Creo que la gente se asombra por ese tipo de pasión y amor por el cine. Él quiere sobresalir, seguir creciendo y superar sus límites”, comentó.

Su obsesión por la escena perfecta es tal que mientras filmaba “La momia” insistió en rodar una escena en gravedad cero porque quería que el espectador viviera “la experiencia de la forma más realista posible”. El director le propuso filmar con un decorado rotatorio, pero la estrella se plantó y exigió hacerla en uno de los aviones con ausencia de gravedad. Cuestión que la escena se filmó como él quería. Fueron necesarios dos días de rodaje, cuatro vuelos y 64 tomas hasta que finalmente se consiguió. “Tom hacía tiempo que quería rodar una secuencia en gravedad cero, y, cuando vio el choque aéreo en el guion, supo que había llegado el momento”, contó Wallis. “Nos pasamos dos días a 12.000 metros de altura, en descenso continuo. Mi gran preocupación era... ¡no vomitarle a Tom encima!”.

Tom Cruise filmando "Top Gun: Maverick", que se estrena el año próximo (The Grosby Group)
Tom Cruise filmando "Top Gun: Maverick", que se estrena el año próximo (The Grosby Group)

Otra compañera de profesión también habló públicamente sobre el actor en una entrevista, pero no tenía cosas buenas que decir sobre él. Para Thandie Newton trabajar con el actor fue una “pesadilla”. Newton contó detalles del mal momento que vivió junto a Cruise en el set de rodaje de la segunda entrega de “Misión imposible”, lanzada en el año 2000.

Durante una entrevista con Vulture, Newton recordó lo “asustada” que estaba por compartir escenas con la megaestrella. “Tenía miedo de Tom. Es una persona muy dominante. Se esfuerza mucho para ser una buena persona” , aseguró la británica. “Se presiona mucho Y creo que tiene la sensación de que solo él puede hacer todo lo mejor que se pueda”.

En una oportunidad se enojó con ella porque no estaba saliendo bien la escena que compartían y todo comenzó a complicarse. Según cuenta Newton, la frustración creció más debido a que el director John Woo no hablaba inglés. El actor le dejó en claro que no estaba nada conforme con su actuación en esa toma y “se frustró tanto” en plena filmación que mandó a que cambiaran los roles para que él pudiera hacer la parte de su colega. “Grabamos toda la escena con él interpretándome a mí”, rememoró: “Y no ayudó en nada. Simplemente me empujó más a un lugar de terror e inseguridad. Fue una vergüenza”.

Cruise terminaría llamándola más tarde ese día, aunque no para disculparse por lo ocurrido, como Newton pensó cuando escuchó su voz, sino para decirle que no había quedado conforme con la escena y que la iban a volver a repetir: “Tom llamó y pensé: ‘Me va a pedir perdón’ No, simplemente dijo: ‘Vamos a volver a rodar esta escena la semana que viene’”.

La sombra de un padre maltratador

Tom Cruise reveló que su infancia fue una verdadera pesadilla debido a los maltratos de su padre
Tom Cruise reveló que su infancia fue una verdadera pesadilla debido a los maltratos de su padre

Detrás de esa sonrisa encantadora, Cruise esconde un triste pasado. Episodios que marcaron su carácter y que tenía guardados en su memoria, pero que hace unos años decidió hacer púbicos. Tom –su verdadero nombre es Thomas Cruise Mapother- nació el 3 de julio de 1962 en Siracusa, Nueva York. Es hijo de Thomas Cruise y de Mary Lee Pfeiffer, ambos fallecidos; y hermano de tres mujeres: Lee Anne, Marian y Cass. Antes de convertirse en una megaestrella del cine adorada por el público pasó por grandes dificultades personales. No guarda gratos recuerdos de su infancia. Los primeros años de vida estuvieron marcados por un padre abusivo, que creía solucionar todo con golpes y gritos.

En 2006 decidió sacar a la luz ciertas cuestiones que tenía escondidas. Hasta ese momento, cada vez que hablaba de su familia siempre tenía una elegante manera de desviar el tema. Pero ese año decidió contar su verdad y ante la pregunta sobre sus progenitores, apuntó duramente contra su padre, Thomas Cruise Mapother III, que era ingeniero eléctrico.

“Fue un abusador y un cobarde, una persona que si algo iba mal te pateaba, te pateaba con fuerza. Fue una gran lección en mi vida ver cómo alguien te podía llevar a dormir y hacerte sentir seguro, después... ¡bang!”, contó en una entrevista con la revista Parade.

Una dolorosa experiencia que lo marcó de por vida. Si su padre era capaz de tener dos caras, podía esperar lo mismo de desconocidos. Para mí fue como: ‘Hay algo raro en este hombre. No confíes en él, ten mucho cuidado cuando lo tengas cerca’”.

Todo eso repercutió en su etapa escolar. Su padre se mudaba de una ciudad a otra en busca de mejores condiciones de vida. Con él, toda una familia que lo acompañaba. Sin ir más lejos, el actor terminó asistiendo a 14 escuelas. Fuera de casa tampoco fue fácil para él. Era un extraño para todos en clase y también recibía golpes y lo hacían a un costado. Sus compañeros no lo integraban. “La etapa escolar fue dura por estar saltando de acá para allá. No tenía ningún amigo de verdad, alguien que me entendiera. Siempre era el niño nuevo con los zapatos equivocados, el acento equivocado. No tenía un amigo con quien compartir las cosas y en quién confiar”, se sinceró.

A pesar de que el actor es reconocido como uno de los hombres más atractivos del cine, él no siempre se sintió un galán. Cuando era joven, a Tom le acomplejaban sus dientes chuecos y su baja estatura de 1,70 metros. Además de los problemas familiares y las preocupaciones sobre su aspecto físico, Cruise tenía otro problema: la dislexia.

Una parte esencial del trabajo de un actor consiste en leer guiones y aprender de memoria los diálogos. Cruise no podía permitir que la dislexia destruyera su carrera. De este modo, decidió mostrar su ingenio. Durante las audiciones, les pedía a los directores que le contaran más sobre el personaje, memorizaba la información que escuchaba e improvisaba.

Tom Cruise con su madre Mary Lee, que falleció en 2017 a los 80 años (Getty Images)
Tom Cruise con su madre Mary Lee, que falleció en 2017 a los 80 años (Getty Images)

Cuando el actor tenía 12 años, su madre, Mary Lee, dejó a su padre y se mudaron de Canadá a Kentucky, Estados Unidos. Fue allí donde se inscribió para entrar en un monasterio franciscano, pero finalmente pudo más su idea de ser actor y fue por eso.

Finalmente, a los 19 años, con algunos ahorros, se fue a Los Ángeles en busca de su futuro. En 1981 filmó su primera película, un papel breve en “Amor sin fin”. Siguió por ese camino hasta que dos años después lo convocó Francis Ford Coppola y allí empezó su ascenso a la fama con películas como “Risky Business”, “Top Gun”, “Rain Man” y “Nacido el 4 de julio”.

Con 22 años, ya siendo un actor reconocido, se enteró que su padre se estaba muriendo. Lo fue a visitar al hospital, después de haber pasado 10 años sin saber nada de él. “Estaba en el hospital muriendo de cáncer y solo me permitió verlo con la condición de que no le preguntase nada del pasado. Cuando lo vi sufriendo pensé: ‘Vaya, qué vida tan solitaria’. Tenía 40 y tantos años. Fue triste”, recordó Tom.

Nicole Kidman y Tom Cruise juegan con su hija, Isabella Jane, en un tobogán en Central Park (Getty Images)
Nicole Kidman y Tom Cruise juegan con su hija, Isabella Jane, en un tobogán en Central Park (Getty Images)

Al actor le costó mucho trabajo emocionalmente perdonar a su padre y dejar el pasado atrás. No le guarda rencor, pero tampoco le despierta nada su ausencia: Recuerdo mirarlo y haber querido entenderlo, no quería borrarlo del mapa. Era un hombre perdido. Lo único que puedo decir es que él estaba agobiado por la vida, dijo el intérprete, quien ha tenido sus propias dificultades en su rol de padre, ya que con sus tres hijos ha tenido altibajos. Cruise es padre de Isabella, de 28 años y Connor, de 26, a quienes adoptó cuando estaba en pareja con Nicole Kidman, y de Suri, fruto de su matrimonio con Katie Holmes.

Pese a las idas y vueltas con sus hijos mayores se mantiene cercano a ellos, algo que no ocurre con Suri, con quien no tendría relación desde hace años. Desde su separación de Holmes en 2012, fueron pocas las veces que se lo vio al actor junto a la niña, hoy ya una adolescente de 15 años que fue criada por su madre en Manhattan, Nueva York.

En febrero de 2017, a los 54 años, el intérprete sufrió un duro golpe con la muerte de su madre, quien había sido su mayor fanática y siempre lo apoyó en su carrera. Mary demostraba el orgullo que sentía por su hijo acompañándolo a entregas de premios como los Globo de Oro, por ejemplo, en el año 2009, que fue una de sus últimas apariciones públicas.

Héroe en la vide real y buen compañero en secreto

Desde hace cuarenta años Tom Cruise es sinónimo de éxito y de grandes producciones de Hollywood
Desde hace cuarenta años Tom Cruise es sinónimo de éxito y de grandes producciones de Hollywood

Tom Cruise no es un tipo fácil. Para muchos colegas, la presencia del actor en el set puede ser causa de molestia. Por ejemplo, Brad Pitt. Los galanes actuaron juntos en la película “Entrevista con el vampiro”. A partir de entonces, han sido enemigos discretamente durante más de 25 años. Pitt reveló que Cruise simplemente “lo hartó” durante el rodaje. “Tom y yo caminamos en diferentes direcciones”, compartió Pitt tiempo después del estreno del filme. “Llegó un momento durante el rodaje en el que comencé a sentirme realmente resentido con él. Él es del Polo Norte, yo del Sur. Había una competencia subyacente que se interponía en el camino de cualquier conversación real”.

Pese a que su profesionalismo casi enfermizo lo hace a veces insufrible, el actor es capaz de grandes gestos con sus compañeros de trabajo. Desde los once años, Dakota Fanning recibe un regalo por su cumpleaños, y ya tiene 27. A su compañero de reparto en “La momia”, Jack Johnson, lo ayudó a ponerse en forma con sus propios entrenadores. A un joven Zaf Efron lo invitó a su casa y le enseñó a andar en motocicleta para un próximo papel.

Lea Thompson, la actriz que interpretó a la madre de Marty McFly en todas las entregas de “Volver al futuro”, contó cómo años antes de hacerse mundialmente conocida gracias a ese personaje, Cruise dio la cara por ella ante unos productores que le pedían que enseñara los pechos en una película. Ocurrió en el rodaje de “La clave del éxito”. “No hice la audición para conseguir el papel porque en el guion ponía que mi personaje tenía que desnudarse varias veces sin motivo, pero los productores me querían sí o sí y mi agente me dijo que aceptara”, relató la actriz. “Tom se enteró y, consciente de su poder, en pleno rodaje de una de esas escenas les dijo: ‘Bien, si ella está desnuda, yo también estaré desnudo’”. Y claro, que el niño mimado de Hollywood, el novio que todas las madres querían para sus hijas en los ochenta, enseñara sus genitales en pantalla grande era algo que los productores no podían permitirse y desistieron de su empeño en rodar la escena con Thompson desnuda. “Siempre le estaré agradecida por haberse puesto así de mi lado”.

Brad Pitt y Tom Cruise no tuvieron química en el set de “Entrevista con el vampiro” (Getty Images)
Brad Pitt y Tom Cruise no tuvieron química en el set de “Entrevista con el vampiro” (Getty Images)

En la vida real también puede ser un héroe

Mientras estaba de vacaciones con su entonces esposa Nicole Kidman y sus hijos en su yate en 1997, Cruise vio un velero en llamas. El actor envió el bote de la embarcación para rescatar a las personas a bordo. El año anterior, Cruise conducía en una noche lluviosa cuando vio a Heloisa Vinhas, una aspirante a actriz de 23 años, ser atropellada por un automóvil. Cruise la acompañó al hospital y pagó su factura médica de USD 7.000 cuando descubrió que no tenia seguro médico. También salvó a un pequeño durante una alfombra roja. En el estreno de “Misión Imposible, el actor vio a Laurence Sadler, de 7 años, inmovilizado contra una barra de acero y salió a su rescate antes de que fuera aplastado.

Y hace poco trascendió que el salvó la vida de su coprotagonista, Elisabeth Shue, durante la filmación de la comedia “Cocktail”, de 1987. El episodio salió a la luz luego de que el diario británico The Sun reportara que Cruise rescató a un camarógrafo que se resbaló del vagón de un tren en movimiento mientras filmaba una escena de riesgo en “Misión imposible 7″.

Bill Bennett, operador de cámara durante la filmación de “Cocktail”, contó que Cruise evitó que su compañera muriera decapitada por la hélice de un helicóptero en pleno rodaje. “Tom es piloto calificado, tanto en aviones como en helicópteros, y al instante vio el peligro”, continuó el operador de la cámara. “Se abalanzó sobre ella, pero solo pudo agarrar sus piernas, tirándola al suelo…Tom, en ese instante, realmente le salvó la vida”.

Sin decirle nada a nadie el actor mantuvo en contacto con el niño que no contrató para “Jerry Maguire”. Antes de Jonathan Lipnicki, había otro chico que tras varias semanas de rodaje “se quedó sin gasolina”, dijo Cameron Crowe a Deadline, y dejó la producción. El director luego recibió un inesperado llamado. “Semanas después, la madre del primer niño llama a la oficina. Cogí el teléfono y me dijo: ‘Podrías decirle a Tom Cruise que le agradezco la forma en que se ha mantenido en contacto con mi hijo, le ha enviado cartas y regalos’”. Cuando el director le llevó el recado al actor, él le explicó: “No quería que mirara la pantalla y pensara que había fracasado. Quería que le encantaran las películas toda su vida”.

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR