Laura Flores, Elizabeth Aguilar: qué famosas mexicanas posaron para Playboy

Decenas de celebridades mexicanas han decidido mostrar su cuerpo e inmortalizarlo en fotografías para revistas como Playboy; algunas de ellas se arrepienten, mientras que otras lo ven de una manera artística.

Laura Flores posó para Playboy en los años 90 (Foto: Portada Revista Playboy, Septiembre 1991)
Laura Flores posó para Playboy en los años 90 (Foto: Portada Revista Playboy, Septiembre 1991)


En la década de los noventa, Laura Flores decidió aparecer en la portada de una revista de caballeros al mostrarse con parte de su cuerpo al descubierto, solamente tapado por sus brazos. Recientemente la actriz fue tendencia en redes sociales al contar las consecuencias que tuvo para su familia la portada de la revista en su edición de septiembre de 1991.

Quien participara en telenovelas como “Gotita de amor” y “Al diablo con los guapos” se dijo avergonzada de sus acciones y se disculpó con su hija, quien recibió bullying por parte de sus compañeros de escuela.

En México, la primera en debutar para Playboy fue Isela Vega, quien en 1977 se dejó ver con un atrevido traje de baño. La exposición fue importante para toda América Latina y también un punto de partida para el futuro.

Elizabeth Aguilar hizo una sesión de fotos y visitó la mansión de Hugh Hefner (Foto: Portada Revista Playboy, Junio 1984)
Elizabeth Aguilar hizo una sesión de fotos y visitó la mansión de Hugh Hefner (Foto: Portada Revista Playboy, Junio 1984)

Otra de las primeras actrices mexicanas que aceptaron posar para la publicación estadounidense fue Elizabeth Aguilar. En 1984 viajó a Los Ángeles e incluso fue invitada a la mansión de Hugh Hefner. La controversia por sus fotografías fue tanta que su carrera se vio en ascenso.

A raíz de la participación de Aguilar, a la famosa revista se han sumado distintas celebridades de la talla de Lucía Mendez, Mayra Rojas, Yuri, María del Sol o Alejandra Guzmán.

Para Lucía Mendez es un orgullo ser de las pocas mujeres que fueron fotografiadas con ropa, por lo que en cada oportunidad aprovecha para recordar una sesión hecha en 1990.

Lucía Mendez accedió a aparecer en la portada (Foto: Portada Revista Playboy, Noviembre 1990)
Lucía Mendez accedió a aparecer en la portada (Foto: Portada Revista Playboy, Noviembre 1990)

Más recientemente, en 2018, fue Mayra Rojas la que dejó ver su cuerpo desnudo como un mensaje de empoderamiento a sus más de cincuenta años.

Al igual que Laura Flores, la cantante Yuri también se arrepintió de su portada en 1986 y 1990. En recientes declaraciones, la intérprete de “Detrás de mi ventana” y “La maldita primavera” incluso bromeó al decir que la única parte que volvería a fotografiar son sus axilas.

Una tradición familiar fue la que empezó la cantante Alejandra Guzmán, quien fue la primera de su familia en aparecer en la revista en el año 1993. Tres años después hizo lo propio su sobrina Stephanie Salas y finalmente en 2018 su hija Frida Sofía, quien puede verse en la tapa cubierta en sus zonas íntimas por los pétalos de rosas rojas.

Tanto Alejandra Guzmán como Stephanie Salas y Frida Sofía han sido parte de la publicación (Foto: Portada Revista Playboy, Septiembre 1993)
Tanto Alejandra Guzmán como Stephanie Salas y Frida Sofía han sido parte de la publicación (Foto: Portada Revista Playboy, Septiembre 1993)

Al tiempo de su trabajo en el cine para adultos, Celia Lora ha demostrado que mostrar su desnudez es algo que no le preocupa. La que tampoco se ha guardado el pudor es la actriz Lourdes Munguía, quien ha aparecido tanto en 2006 como en 2013, ambas posando en una doble portada.

En su oportunidad, Ivonne Montero aseguró que su cuerpo también forma parte de su trabajo y es por ello que aceptó ser la portada en 2017. Como regalo de cumpleaños, Vanessa Bauche se quitó la ropa para la lente de Mariana Yazbeck en 2012, con la intención de mostrarle al género femenino la capacidad que tiene el ser humano de reinventarse.

Tanto Francesca Guillén como Marisol Santacruz también han seguido el ejemplo de sus colegas; la primera, en 2011, y la segunda un año más tarde. Ambas explicaron que sus fotografías fueron sensuales, artísticas y cuidadas; sin embargo, Guillén aseguró que sería la primera y única vez en hacerlo para una revista, en cambio, no dudaría en desnudarse si algún papel lo requiriera.


SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias