Infobae se coló en el set de rodaje de MasterChef México, antes del gran estreno: así se graba en tiempos de pandemia

La edición 2020 del reality de cocina regresa a las pantallas de TV Azteca este 30 de octubre, a las 19:30 horas

Este viernes 30 de octubre llega la nueva temporada, cargada de novedades, y marcada por las restricciones del COVID-19 (Video: Infobae México/Juan Vicente Manrique)

Después de una gran incertidumbre, la nueva edición de MasterChef México se estrena este viernes 30 de octubre en las pantallas de TV Azteca. Sin embargo, grabar un formato tan complejo en plena pandemia ha sido un reto, y para evitar caer en las fauces del COVID-19 -como le ocurrió a otras grandes producciones-, el reality de cocina más famoso del país tuvo que adaptar su guion clásico a la nueva realidad, y atenerse a protocolos exhaustivos de seguridad.

Antes del gran lanzamiento, Infobae México recorrió el set de grabación y se coló entre fogones para husmear cómo se produce un show de tales dimensiones en tiempos de crisis sanitaria; y desde la puerta principal de los estudios, ubicados en Huixquilucán, Estado de México, se perciben los cambios.

Para entrar a las instalaciones es obligatorio rellenar una encuesta online, y firmar un registro impreso en el que declaras no padecer síntomas, ni haber estado en contacto con ninguna persona con SARS-CoV-2. Todos los días, el personal y los invitados deben atravesar además un filtro sanitario. Solo después, se llega al espacio que se ha convertido en la improvisada locación exterior del programa, y que es en realidad, la única que visitarán esta temporada los concursantes.

Se trata, nada más y nada menos, que del estacionamiento de los estudios. Allí, el equipo técnico desplegó sus cámaras, grúas y carpas para rodar los famosos retos al aire libre que se realizan en cada episodio. Muy cerca de ese lugar, se encuentra el foro de MasterChef; pero un telespectador apenas lo notaría porque gracias al decorado y los árboles que adornan el fondo del paisaje, producción realiza sus trucos, -la famosa magia de la televisión-, y transforma un parking en una mágica ubicación campestre.

Las pruebas de exteriores se están grabando en el estacionamiento de los estudios, para evitar al máximo exponer a los concursantes y al equipo técnico (Foto: Infobae México/ Juan Vicente Manrique)
Las pruebas de exteriores se están grabando en el estacionamiento de los estudios, para evitar al máximo exponer a los concursantes y al equipo técnico (Foto: Infobae México/ Juan Vicente Manrique)
Debido a la pandemia del COVID-19, se suspendieron los viajes por la República y los retos con comensales. En la imagen, Anette Michel junto a dos participantes (Foto: Infobae México/ Juan Vicente Manrique)
Debido a la pandemia del COVID-19, se suspendieron los viajes por la República y los retos con comensales. En la imagen, Anette Michel junto a dos participantes (Foto: Infobae México/ Juan Vicente Manrique)

Ese día se graba el capítulo cuatro, y entre bastidores, aprovechando una pausa, la conductora Anette Michel nos cuenta que para ella conducir el show en la coyuntura actual ha sido “difícil” y “estresante”. Y una de las decisiones más tristes, sin duda, fue tener que prescindir de los viajes por el territorio nacional.

“Rodar ha sido complicado, porque hay que seguir muchísimos protocolos, hay que tener muchísimo cuidado, y para nosotros es muy triste no poder salir al interior de nuestro país que es tan bello... Hay tantas cosas tan lindas que visitar, lugares con alimentos endémicos... Precisamente por esta situación no hemos podido tomar aviones, no podemos hacer muchas cosas al respecto. Y por eso, justamente, estamos en esta famosa locación, que básicamente es el estacionamiento de los foros”, explicó la conductora mexicana, quien presenta el show desde la primera temporada.

En el formato original de MasterChef, los concursantes cocinan por equipos en una prueba de exteriores. Los platillos que preparan a contrarreloj se sirven después a decenas de comensales que evalúan las elaboraciones del menú azul y del rojo. Estas pruebas buscan promocionar destinos mexicanos y sus productos gastronómicos tradicionales, pero este año, el COVID-19 obligó a cambiar estos retos.

“No se puede. Es poner en riesgo al comensal, al participante, a la producción... No se puede, y no se va a hacer”, dijo al respecto el Chef Adrián Herrera, que junto con Betty Vázquez y José Ramón Castillo conforma el estricto jurado del show.

Así, en la edición 2020, los participantes cocinan bajo el sol del estacionamiento de Huixquilucán, y los platillos no se sirven a un grupo de invitados, sino que se ponen al alto vacío y se donan a instituciones. Mientras ellos compiten, un policía del coronavirus recorre el set y controla que se cumplan rigurosamente todas las medidas, al tiempo que un miembro del staff reparte cubrebocas a los visitantes y empleados recién llegados, para que lo sustituyan por el que llevan puesto.

“Es la única producción a nivel mundial que se está haciendo en MasterChef y bueno, pues todos los controles, yo creo que son excedentes a lo tradicional. Nos están haciendo exámenes de COVID-19 a todos semanalmente. Siempre hay un policía de la salud que te está diciendo ‘tapabocas’, ‘esto’, ‘lavado de manos’... Sí es un control muy fuerte, pero yo lo prefiero, aunque sea exagerado, para tener el mayor control”, explicó José Ramón Castillo, quien debutó como juez en 2019 en la edición mexicana, y vuelve a repetir esta temporada.

Los estudios se han blindado al coronavirus, y en las jornadas de grabación, un policía de la salud llama la atención a quien no cumpla con las medidas preventivas (Foto: Infobae México/ Juan Vicente Manrique)
Los estudios se han blindado al coronavirus, y en las jornadas de grabación, un policía de la salud llama la atención a quien no cumpla con las medidas preventivas (Foto: Infobae México/ Juan Vicente Manrique)
Los castings se realizaron de forma virtual, y el proceso fue complejo: primero, se revisaron los videos de los 5,000 aspirantes, en los que preparaban una receta; después se realizaron entrevistas de 15 minutos por Zoom, en las que se ponía a prueba los conocimientos culinarios de los candidatos, y por último se pasaba a las entrevistas personales (Foto: Infobae México/ Juan Vicente Manrique)
Los castings se realizaron de forma virtual, y el proceso fue complejo: primero, se revisaron los videos de los 5,000 aspirantes, en los que preparaban una receta; después se realizaron entrevistas de 15 minutos por Zoom, en las que se ponía a prueba los conocimientos culinarios de los candidatos, y por último se pasaba a las entrevistas personales (Foto: Infobae México/ Juan Vicente Manrique)

Aunque las grabaciones son más complicadas de lo habitual, no es la única dificultad que ha tenido que enfrentar la producción. Desde el primer momento, desde la fase inicial de castings, el proceso fue abrumador. Se realizó de forma digital, y en las instalaciones de TV Azteca recibieron más de 5,000 videos de aspirantes. Elegir a los 20 mejores fue un trabajo duro.

“En esta ocasión, ellos mandaban su video a las instalaciones de Azteca, nosotros lo veíamos, pero no era lo mismo ver a alguien cocinar desde su casa, en la comodidad de su casa, que nadie lo está presionando, a que alguien venga y esté revisando como jurado si está bien, si está mal... Fueron más de 5,000 personas que enviaron su video y se empezaron a hacer diferentes filtros. Simplemente la gente que estuvo en casteo fueron más de 1,000 personas, revisando videos. Eran videos, y videos, y videos”, explicó el maestro chocolatero, José Ramón Castillo.

Finalmente, consiguieron llegar a las famosas cocinas 20 concursantes. Entre ellos, se encuentra el hijo del futbolista y político Cuauhtémoc Blanco, un bailarín, un observador de aves, un doctor, una enfermera o una ex militar. La variedad de perfiles despertó las críticas de usuarios en redes sociales, que acusaron al programa de valorar la personalidad por encima del talento en los fogones. En este sentido, Anette Michel reconoció que ella en un principio también dudó de la capacidad culinaria de los participantes. Sin embargo, ahora sabe que el nivel es incluso superior al de otras ediciones.

Yo la verdad los vi que al principio, tal vez por la situación de que estuvieron encerrados, estaban muy tímidos, como muy nerviosos, cometían muchos errores. Y dije, ‘Dios mío’... Como todo el casting fue por medio de videollamadas dije ‘Dios mío, ¡el nivel de cocina!’ Pero no, empezó a caminar y comenzaron a cocinar, y tremendos cocineros que son. Entonces, estoy muy contenta porque para mí, es muy importante que cocinen bien

También Adrián Herrera y José Ramón Castillo aseguraron que el nivel es alto, a diferencia de lo que se sugirió en redes sociales.

“Yo de las temporadas que he hecho en MasterChef, tanto en México como en Colombia, nunca había visto un nivel tan fuerte en tan pocos capítulos. Muy buenos moles, muy buenos trabajos con pescados, la utilización de proteínas en las cocciones que tienen que ser... bien, bien, buenos trabajos. Cuando tienen que simular otra técnica, lo hacen clavado, muy buenos”, defendió José Ramón Castillo.

“Hay de todo como siempre. Lo que sí se está reflejando a estas alturas de la grabación es un roce importante entre ellos. ¿Qué quiere decir eso? Que ya están compitiendo. Es una muy buena señal. El que se peleen y se den de hostias es una buena señal”, agregó Adrián Herrera.

De derecha a izquierda, los Chefs Adrián Herrera, Betty Vázquez y José Ramón Castillo durante la grabación. Junto a ellos aparece un cocinero invitado. La gran ausencia de este año será el Chef Benito (Foto: Infobae México/ Juan Vicente Manrique)
De derecha a izquierda, los Chefs Adrián Herrera, Betty Vázquez y José Ramón Castillo durante la grabación. Junto a ellos aparece un cocinero invitado. La gran ausencia de este año será el Chef Benito (Foto: Infobae México/ Juan Vicente Manrique)
A los concursantes se les exigirán conocimientos de repostería, actitud y "concepto" (Foto: Infobae México/ Juan Vicente Manrique)
A los concursantes se les exigirán conocimientos de repostería, actitud y "concepto" (Foto: Infobae México/ Juan Vicente Manrique)

A pesar de la pandemia del COVID-19, el jurado no se ha conmovido y sigue siendo inflexible. En esta nueva temporada, exigirán a los participantes tener conocimientos avanzados de pastelería, aunque sean amateurs. Además, en las pruebas de eliminación se castigará a quien no arriesgue y prepare recetas básicas y sencillas.

“En esta edición queremos un poco más de concepto. No queremos que cocinen con lo mínimo para pasar. Aquí el panzazo ya quedó atrás, queremos que exista un diálogo, una agenda propiamente para que puedan comunicar algo, una narrativa”, apuntó el Chef Herrera, quien insistió en que la actitud y la pasión en las cocinas son clave.

Aunque entre los aspirantes no faltará el conflicto, ya que algunos tienen mucho carácter, en el equipo de jueces este año reina la armonía. La gran ausencia en los platós será la del Chef Benito, a quien el productor, Hernán Albarenque calificó en una ocasión de “incómodo”. De acuerdo a Anette Michel, y al comunicado oficial de TV Azteca, el reconocido hostelero no participará en la nueva temporada por problemas de agenda.

“Bueno, es que ha sido difícil, son muchos años y con muchos retos. Afortunadamente para los chefs, han sido cada vez más famosos. Son personas que les llaman cada vez para hacer más cosas y bueno, este año por la pandemia se movieron las fechas, supongo que fue complicado para el chef poderse adaptar a esas nuevas fechas”, explicó.

Una de las novedades será un reto de realeza, encabezado por el Chef mexicano Fernando Stovell (Foto: Infobae México/ Juan Vicente Manrique)
Una de las novedades será un reto de realeza, encabezado por el Chef mexicano Fernando Stovell (Foto: Infobae México/ Juan Vicente Manrique)
Este año, el programa cambia su horario de emisión: será los viernes a las 19:30 (Foto: Infobae México/ Juan Vicente Manrique)
Este año, el programa cambia su horario de emisión: será los viernes a las 19:30 (Foto: Infobae México/ Juan Vicente Manrique)

Ahora son tres jueces y no faltan las risas y los momentos distendidos. Según el maestro chocolatero, se acabó el gritar.

Este año estamos tranquilos, estamos felices, nos estamos botando de la risa a cada rato, a diferencia de otras temporadas, estamos muy holgados y estamos muy felices. Estamos valorando todo lo bueno, estamos en una tónica muy positiva para que la gente aprenda, el concursante aprenda, y todos nos divirtamos. Somos exigentes como siempre, simplemente yo creo que está cambiando esta modalidad de gritar"

Precisamente por las ausencias y todos los cambios que impuso el COVID-19, el reality de cocina más famoso llega este viernes cargado de novedades, para sorprender a los espectadores.

Por primera vez habrá 20 concursantes, en lugar de 18; contarán con la presencia de un experto en cocktails, de numerosos Chefs invitados y retos nunca antes vistos. Uno de los más intrigantes será sin duda el dirigido por Fernando Stovell, quien ha cocinado en el Palacio de Buckingham para la reina Isabel II. Él obligará a los concursantes a preparar en tiempo récord elaboraciones dignas de los miembros de la Casa Windsor.

“Para mí es muy importante que sepan y que nos acompañen porque cambiamos de día y de horario. Entonces, 30 de octubre, no se pierdan por favor a las 19:30 el inicio de MasterChef 2020. Esta nueva temporada viene con todo”, concluyó Anette Michel.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El hijo de Cuauhtémoc Blanco, un bailarín o una enfermera: quiénes son los 20 concursantes de MasterChef México

Fuera el chef Benito: TV Azteca confirmó que no estará en la próxima temporada de MasterChef México

MasterChef México se renueva: estrena conductores y cambia de día para su edición 2020

MAS NOTICIAS