El príncipe Harry y Meghan Markle, en la mira: los contribuyentes canadienses debieron pagar por su seguridad mientras vivían en una mansión

Los duques de Sussex se mudaron a una propiedad valuada en 18 millones de dólares en la isla de Vancouver después de que huyeron del Reino Unido durante el Megxit, forzando a la policía local a gastar un dineral para resguardarlos

Meghan Markle y el príncipe Harry siguen siendo noticia pese a renuncia a la familia real británica
Meghan Markle y el príncipe Harry siguen siendo noticia pese a renuncia a la familia real británica

Meghan Markle y el príncipe Harry siguen generando enojo en Canadá, a pesar de que hace casi tres meses que abandonaron el país que eligieron como su primer hogar tras renunciar como miembros de alto rango de la familia real británica en enero.

La huida de la pareja real de Reino Unido a Canadá a raíz del Megxi le costó a los contribuyentes canadienses más de USD 50.000, según los documentos de la Royal Canadian Mounted Police (RCMP) obtenidos por la Federación Canadiense de Contribuyentes, que dio a conocer las cifras que la policía local gastó en logística para cuidar a la pareja tras sus renuncia a la familia real británica.

“Durante meses, el gobierno de Trudeau se negó a reconocer que los contribuyentes canadienses estaban comprometidos con los costos de seguridad de Harry y Meghan. Ahora sabemos que la respuesta es ‘sí", dijo Aaron Wudrick, director de la agrupación.

La estadía del príncipe Harry y Meghan Markle en la Isla de Vancouver había generado debate a principios de año después de que el primer ministro, Justin Trudeau, se ofreciera a pagar con dinero público la mitad de los costos de seguridad.

Ahora se confirma que el Gobierno de Trudeau destinó fondos de las arcas públicas para proteger al matrimonio y a su hijo Archie durante su estancia en el país pese a que el nieto de la reina Isabel II y la ex actriz eligieron pasar sus días en una impactante mansión con un valor de mercado de USD 18 millones.

Meghan Markle y el príncipe Harry vivieron en Canadá durante el Megxit (AFP)
Meghan Markle y el príncipe Harry vivieron en Canadá durante el Megxit (AFP)

Según informan varios medios del país, la Federación Canadiense de Contribuyentes descubrió que el cuerpo de policía gastó más de 50.000 dólares en tiempo extra y costos de logística para la seguridad de la pareja. Esos fondos se destinaron entre el 18 de noviembre de 2019 y el 19 de enero de 2020. Pero la cifra no es definitiva, ya que en este total no se incluyen ni los salarios de los policías ni los gastos extras desde el 19 de enero hasta mediados de marzo, cuando los duques de Sussex abandonaron Vancouver para mudarse a una mansión del magnate Tyler Perry en Los Ángeles, donde se encuentran actualmente.

La policía local proporcionó seguridad a la pareja real durante su estadía en Canadá a pedido de la Policía Metropolitana de Londres (MET, en inglés). Más de 80.000 canadienses firmaron una petición en contra de pagar por la protección de los Sussex. En marzo, el gobierno de Canadá anunció que dejarían de financiar la protección de la pareja cuando renunciaran a los deberes reales. Una vez afuera de forma oficial de la Casa Real, el matrimonio se trasladó a California en un jet privado.

La mansión de los duques de Sussex en Los Ángeles (The Grosby Group)
La mansión de los duques de Sussex en Los Ángeles (The Grosby Group)

No está claro quién solventa su factura de seguridad en Estados Unidos. Tras su llegada al país, los Sussex afirmaron que pagan de su propio bolsillo por su protección. Hay que recordar que Donald Trump, a través de un tuit, les hizo saber que los contribuyentes estadounidenses no iban a pagar por su seguridad. “El país no pagará su protección”, expresó Trump en Twitter.

“El duque y la duquesa de Sussex no tienen planes de pedir recursos de seguridad al gobierno de EEUU”, dijo un portavoz de Sussex en respuesta a los dichos públicos del mandatario estadounidense. "‘Se han hecho arreglos de seguridad con fondos privados”. En marzo se informó que el príncipe Carlos contribuyó con £ 2 millones a la factura de seguridad de £ 4 millones al año de su hijo menor.

La Policía Metropolitana de Londres sigue siendo responsable de la seguridad de los duques de Sussex y se entiende que siguen proporcionando sus propios oficiales de protección en los Estados Unidos, según informó el periódico británico Daily Mail.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Meghan Markle, sin paz: ahora su mejor amiga quedó envuelta en un escándalo por racista

MAS NOTICIAS