El príncipe Carlos con sus hijos William y Harry en Sandringham en 2018/Shutterstock
El príncipe Carlos con sus hijos William y Harry en Sandringham en 2018/Shutterstock

El príncipe Carlos planea reducir a la familia real una vez que se convierta en rey. Un plan que tenía pensado desde hace tiempo pero a raíz del escándalo de su hermano Andrew con el pedófilo Jeffrey Epstein todo se precipitó. Todo los deberes reales quedarían a cargo de él y de los príncipes William y Harry con sus respectivas esposas e hijos.

El príncipe de Gales, de 71 años, quiere reducir el número de miembros de la realeza con compromisos oficiales después de que el duque de York se vio obligado a renunciar por sus vínculos con el fallecido financista estadounidense. Durante mucho tiempo se informó que el heredero al trono quería reducir a la familia real, pero se cree que el escándalo de Andrew aceleró sus planes, informó The Daily Star.

Carlos se reunió con su padre, Felipe de Edimburgo, en Sandringham la semana pasada, donde se cree discutieron el “retiro” de la reina Isabel II en los próximos 18 meses. Carlos podría asumir un papel de mayor relevancia con los asuntos reales de su madre, de 93 años. De confirmarse la noticia, Su Majestad dejaría el trono a los 95 años.

La información se da a conocer tras las declaraciones del líder laborista Jeremy Corbyn, quien también piensa que la familia real es demasiado grande.

Brittani Barger, editora adjunta de Royal Central, agregó a The Sun: “Creo que la crisis de Andrew definitivamente ha fortalecido el deseo del príncipe Carlos de una monarquía reducida". Y agregó: “El príncipe Andrew ahora está fuera de escena. No lo veo volver a realizar deberes reales, y cualquier esperanza de que sus hijas lo hagan ahora se ha ido. Creo que la monarquía será Carlos y sus hijos y nietos”.

Los miembros de la realeza se están preparando para la entrevista del lunes de Virginia Roberts, que ahora tiene 36 años y usa su nombre de casada Guiffre, que dice haber sido obligada a tener relaciones sexuales con el duque de York en tres oportunidades después de que la ex novia de Epstein y su amiga mutua Ghislaine Maxwell se lo presentaran.

En una reciente entrevista a la BBC que fue calificada de desastrosa, Andrew negó haber conocido a Guiffre y afirmó que la fotografía en la que aparecía junto a ella estaba trucada.

Los príncipes Carlos y Andrew /Shutterstock
Los príncipes Carlos y Andrew /Shutterstock

Los hermanos fueron vistos por última vez en público juntos en un evento de Recuerdo en el Royal Albert Hall a principios de noviembre. Se espera que permanezca fuera del centro de atención hasta el día de Navidad, cuando estará en Sandringham con la reina Isabel II.

Hay que recordar que recientemente el rey de Suecia decidió eliminar a cinco de sus nietos de las obligaciones de la monarquía. La decisión llegó como respuesta a los reclamos de la sociedad sueca por los altos costos de mantener una prolífica familia real. Tras la decisión de excluir a los hijos de Carlos Felipe y Magdalena, el monarca posó acompañado de su hija Victoria, la futura reina, y de su nieta Estelle.

El rey con su hija Victoria, la futura reina, y su nieta Estelle: sus dos herederas
El rey con su hija Victoria, la futura reina, y su nieta Estelle: sus dos herederas

Carl Gustaf excluyó de la casa real sueca a Leonore, Nicolas, Adrienne, Alexander y Gabriel. Los únicos dos nietos que no fueron afectados por la histórica medida son los hijos de la princesa heredera de Suecia, Victoria: la princesa Estelle, de 7, y su hermano, el príncipe Oscar, de 3.

La decisión tomada por la familia real sueca significa que los gastos de vida de los cinco pequeños ya no estarán cubiertos por los contribuyentes, y con ello tendrán mayor libertad en lo que concierne a su futuro tanto personal como profesional. No obstante, seguirán siendo miembros de la familia real y conservarán sus títulos nobiliarios.

Según los expertos del país escandinavo, la inciativa del rey Carl Gustaf respondió a las presiones políticas que estaba recibiendo por el gran crecimiento de la familia real en estos últimos años y el dinero que eso conlleva para las arcas públicas.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: