El palco real del Royal Albert Hall (Foto: Chris Jackson/AFP)
El palco real del Royal Albert Hall (Foto: Chris Jackson/AFP)

El príncipe William y Kate Middleton tuvieron un reencuentro con el príncipe Harry y Meghan Markle en el Royal Albert Hall de Londres durante el Festival del Día del Recuerdo, reservado en países de la Mancomunidad Británica de Naciones (Commonwealth), para recordar los sacrificios de los miembros de las fuerzas armadas y los civiles en tiempos de guerra.

Las parejas llegaron al evento por separado, ya que es costumbre que los descendientes de la reina Isabel II arriben a este evento en orden de sucesión al trono. El príncipe William es el segundo en la línea, mientras que Harry es el sexto, pues va después de su hermano mayor y los hijos de este.

Los duques fueron acompañados por la reina en el palco real para el evento del sábado por la noche. No obstante, se sentaron por separado, en posiciones similares a las que tuvieron el año pasado.

Ambas duquesas usaron vestidos negros, pero fueron sus accesorios lo que distinguieron a cada quien, ya que Meghan Markle utilizó unas zapatillas Aquazzura “Deneuve” de un costo estimado de 621 libras (aproximadamente 15.156 pesos mexicanos). Mientras que Kate Middleton presumió un par de aretes de perla, propiedad de la reina, y una diadema de la marca Zara, según reportó el diario Daily Mail.

Meghan Markle arribando al evento (Foto: Chris Jackson/AFP)
Meghan Markle arribando al evento (Foto: Chris Jackson/AFP)

Al frente del palco se encontraba la reina, mientras que a su izquierda se encontraba el heredero al trono, el príncipe Carlos y su esposa Camilla. En la zona real también se encontraban otros miembros de la familia real como la princesa Anne, el príncipe Andrew, así como el primer ministro, Boris Johnson y su novia Carrie Symonds.

El evento del sábado marcó los 75 años desde las batallas de 1944 que incluyó la de Montecassino, Kohima e Imphal, Normandía y la colaboración entre la Mancomunidad de Naciones y los Aliados.

La ceremonia es organizada por la legión británica y conmemora a todos los que perdieron la vida en diferentes conflictos. Este año, James Blunt, Leona Lewis y Jeff Goldblum actuaron junto a la Banda Central de la Fuerza Aérea Real y la Banda de Marinos Reales de Su Majestad.

Además, se le dio una ovación de pie a los 44 veteranos que representaron a todos los que sirvieron en las batallas de 1944. También Gail Halvorsen, el “bombardero de dulces”, fue honrado en la ceremonia.

Los duques de Cambridge llegaron primero al evento (Foto: Chris Jackson/AFP)
Los duques de Cambridge llegaron primero al evento (Foto: Chris Jackson/AFP)

El servicio concluyó con oraciones tradicionales, himnos y bendiciones antes de recitar una entusiasta rendición de “God Save The Queen”, y la reina saludó al público desde el palco, antes de retirarse.

Esta reunión marcó la primera vez que las parejas reales se vieron frente a las cámaras tras la transmisión del documental que el príncipe Harry y Meghan Markle grabaron para la cadena británica ITV, “Harry & Meghan: An African Journey”. En éste la pareja hizo fuertes declaraciones acerca de las dificultades que han tenido que sobrellevar gracias al constante escrutinio de la prensa hacia Markle.

Durante la entrevista, la duquesa estuvo a punto de quebrarse mientras admitió que pocos le han preguntado si está bien.

“Mira, cualquier mujer -especialmente cuando estás embarazada- es realmente vulnerable y eso se convirtió en un verdadero reto, y luego cuando tienes un recién nacido, ya sabes...”, dijo, cuando se le preguntó cómo lo estaba llevando.

Los duques de Sussex antes de entrar al palco real (Foto: Chris Jackson/AFP)
Los duques de Sussex antes de entrar al palco real (Foto: Chris Jackson/AFP)

Pero en medio del relato hizo una pausa: “Gracias por preguntar, porque no mucha gente me ha preguntado si estoy bien", reflexionó y admitió que ha sido una lucha.

Por su parte, el príncipe Harry admitió que él y su hermano están en “caminos diferentes”, pero negó que exista una relación tensa entre ellos. “Como hermanos, tenemos días buenos y días malos”.

En la entrevista, el príncipe afirmó: “Parte de este papel, parte de este trabajo y esta familia bajo la presión que está, inevitablemente suceden cosas.

“Somos hermanos, siempre seremos hermanos. Ciertamente, estamos en diferentes caminos en este momento, pero siempre estaré allí para él y, como sé, él siempre estará para mí. No nos vemos tanto como antes porque estamos muy ocupados, pero lo amo mucho y la mayoría de las cosas se crean de la nada", dijo Harry, de 35 años.

La última vez que los matrimonios se habían visto en público, fue durante el bautizo de Archie Harrison Mountbatten, el primer hija de los duques de Sussex.

MÁS SOBRE ESTE TEMA