Julia Roberts en la portada de la revista Harper’s Bazaar (Harper’s Bazaar)
Julia Roberts en la portada de la revista Harper’s Bazaar (Harper’s Bazaar)

Después de resistirse durante un tiempo a las redes sociales, Julia Roberts estrenó Instagram hace algunos meses, donde tiene más de dos millones de seguidores. Pero, para la protagonista de Pretty Woman, la llegada al mundo digital no fue fácil.

En una entrevista con Oprah Winfrey para la revista Harper's Bazzar, la ganadora del Oscar reveló lo duro que fue para ella enfrentar los comentarios negativos de los usuarios.

Es que hace algunas semanas, su sobrina Emma Roberts colgó en su cuenta de Instagram una fotografía en la que compartía un lindo momento familiar junto a su tía. Pero los mensajes de muchos usuarios se enfocaron en el aspecto de la famosa actriz.

View this post on Instagram

Card games with Aunt Julia ❤️ @juliaroberts

A post shared by Emma Roberts (@emmaroberts) on

"Muchas personas sintieron la necesidad de hablar de lo terrible que me veía en la fotografía, sobre lo mal que estoy envejeciendo, de que me veía como un hombre, de por qué publico una foto en la que me veo terrible. Me sorprendió cómo me hizo sentir", confesó una de las estrellas de cine más querida de Hollywood a Oprah.

"Soy una mujer de 50 años y sé quién soy y aún así hirieron mis sentimientos. Me entristeció que la gente no supiera ver el punto de la foto, la dulzura en ella, la felicidad que brillaba en la imagen", indicó la actriz a Harper's Bazaar. 

"Entonces pensé: '¿Qué pasaría si tuviera 15 años?'",  añadió la actriz sobre la presión que puede generar en los jóvenes este tipo de críticas destructivas en las redes.

Roberts, que creó su cuenta de Instagram a pedido de sus hijos, asegura estar contenta de que esto sucediera porque le dio "la oportunidad de tener una ventana a una forma de vivir" que no entendía. "Esto fue un pequeño bache que tuve que experimentar para saber lo que realmente pasa en redes sociales".

MÁS SOBRE ESTE TEMA: