Legisladores demócratas le pidieron a Biden defender la democracia de Brasil si Bolsonaro no reconoce los resultados del ballotage

“Estados Unidos y la comunidad internacional deben estar preparados para reconocer rápidamente los resultados anunciados por la autoridad electoral brasileña”, aseguraron los representates

Imagen de archivo de seguidores del presidente y candidato a la reelección Jair Bolsonaro y del ex mandatario Luiz Inácio Lula da Silva haciendo campaña en Brasilia (REUTERS/Ueslei Marcelino)
Imagen de archivo de seguidores del presidente y candidato a la reelección Jair Bolsonaro y del ex mandatario Luiz Inácio Lula da Silva haciendo campaña en Brasilia (REUTERS/Ueslei Marcelino)

A días del ballotage en Brasil que enfrentará a Jair Bolsonaro con Lula Da Silva, un grupo de legisladores demócratas de EEUU le envió una carta al presidente Joe Biden en la que le pidieron que “Estados Unidos y la comunidad internacional deben estar preparados para reconocer rápidamente los resultados anunciados por la autoridad electoral brasileña el 30 de octubre”.

“Un compromiso compartido con la democracia y los derechos humanos debe ser la piedra angular de la alianza entre Estados Unidos y Brasil. A medida que se ponen a prueba estos principios democráticos básicos, nuestra responsabilidad es estar con el pueblo brasileño en apoyo de unas elecciones libres, justas y transparentes”, finaliza la misiva.

La petición de que reconozca pronto los resultados de las elecciones en Brasil es por miedo a que el ultraderechista Jair Bolsonaro los cuestione si pierde.

Ese día los brasileños acuden a las urnas en elecciones presidenciales para elegir entre el actual mandatario Bolsonaro y el izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva, quien se impuso en la primera vuelta por 48% contra 43% y a quien las encuestas otorgan una ventaja de 53% frente a 47% en intención de voto en la segunda ronda.

Bolsonaro ha señalado en reiteradas ocasiones -sin pruebas- la posibilidad de “fraude” debido al sistema electrónico de votación e incluso ha amenazado con no reconocer los resultados.

Te puede interesar: Estados Unidos espera que Brasil muestre tener “instituciones democráticas muy fuertes” de cara a las elecciones de este domingo

La semana pasada volvió a decir que aceptará los resultados, siempre y cuando las Fuerzas Armadas no detecten nada “anormal”.

“A pesar del claro compromiso de la sociedad brasileña con la democracia, existen fuertes temores de que si Bolsonaro pierde, cuestionará los resultados de la segunda vuelta, cuando la diferencia entre Bolsonaro y Lula podría ser mucho más ajustada”, afirman los 31 congresistas.

Si Bolsonaro “rechaza activamente los resultados de las elecciones, entonces debemos estar preparados para defender inequívocamente la democracia en Brasil”, añaden.

Foto de archivo de Luiz Inacio Lula da Silva y Jair Bolsonaro en un debate en Sao Paulo antes de la segunda vuelta electoral
Oct  16, 2022 (REUTERS/Mariana Greif)
Foto de archivo de Luiz Inacio Lula da Silva y Jair Bolsonaro en un debate en Sao Paulo antes de la segunda vuelta electoral Oct 16, 2022 (REUTERS/Mariana Greif)

Dicen a Biden que “es sumamente importante que Estados Unidos denuncie cualquier intento de incitar a la violencia política en y después del día de las elecciones” porque la piedra angular de las relaciones entre los dos países debe ser “un compromiso compartido con la democracia y los derechos humanos”.

En septiembre, un grupo de congresistas demócratas ya había pedido al presidente estadounidense que aísle a Brasil “si hay intentos de subvertir el proceso electoral”.

La carta completa:

Hoy escribimos para dar seguimiento a una carta que varios de nosotros enviamos el 9 de septiembre de 2022, expresando nuestra preocupación por los repetidos ataques a las instituciones democráticas de Brasil en el contexto de las elecciones presidenciales de ese país. A medida que el país se dirige a la segunda vuelta de las elecciones del 30 de octubre de 2022, esta cuestión sigue siendo una preocupación creciente. Dada la negativa del presidente Bolsonaro a admitir que respetará el resultado de las elecciones, y ante la ausencia de informes fundamentados sobre irregularidades por parte de observadores electorales independientes creíbles, Estados Unidos y la comunidad internacional deben estar preparados para reconocer rápidamente los resultados anunciados por la autoridad electoral brasileña el 30 de octubre.

Unas semanas antes de la primera vuelta de las elecciones presidenciales, celebrada el 2 de octubre, el presidente Bolsonaro declaró que si “obtiene menos del 60% de los votos, algo anormal ocurrió en el TSE (Tribunal Supremo Electoral)”. El ex presidente Lula recibió el 48,43 por ciento de los votos, mientras que Bolsonaro obtuvo el 43,2 por ciento de los votos. Cuando se le preguntó si los resultados eran Bolsonaro se negó a reconocer su fiabilidad y dijo que esperaría un informe de las Fuerzas Armadas. Una vez finalizado el informe de las Fuerzas Armadas, que no detectó ningún fraude, el presidente Bolsonaro se negó a divulgarlo públicamente alegando que sus resultados no coincidían con lo que él esperaba.

Como se demostró en las elecciones del 2 de octubre, el sistema de votación electrónica de Brasil es considerado ampliamente uno de los sistemas de votación más seguros y fiables del mundo. Bolsonaro no ha ofrecido en repetidas ocasiones de pruebas que respalden sus afirmaciones, y el poder judicial, el legislativo y el militar brasileños han defendido la legitimidad del sistema. militares han defendido ahora la legitimidad del proceso democrático del país.

A pesar del claro compromiso de la sociedad brasileña con la democracia, hay fuertes temores de que Bolsonaro pierda, impugne los resultados de la segunda vuelta, cuando la diferencia entre Bolsonaro y Lula podría ser mucho más ajustada. Según los aliados de Bolsonaro, éste ya está trabajando en un “proyecto de resistencia al estilo de Donald Trump” en caso de que pierda las elecciones. Si Si estos temores se confirman y Bolsonaro rechaza activamente los resultados electorales, entonces debemos estar preparados para defender inequívocamente la democracia en Brasil.

Según un estudio publicado por Terra de Direitos y Justiça Global, el número de casos de violencia política registrados en 2022 ya es significativamente mayor que en 2018. Como el antagonismo entre Bolsonaro y Lula da Silva se hace aún más directo de cara a la segunda vuelta, las tensiones en la población en torno al día de las elecciones también podrían aumentar. Por lo tanto, es críticamente importante que los Estados Unidos denuncien cualquier intento de incitar a la violencia política durante y después del día de las elecciones en Brasil.

Un compromiso compartido con la democracia y los derechos humanos debe ser la piedra angular de la alianza entre Estados Unidos y Brasil. A medida que se ponen a prueba estos principios democráticos básicos, nuestra responsabilidad es estar con el pueblo brasileño en apoyo de unas elecciones libres, justas y transparentes.

(Con información de AFP)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR