El Congreso de EEUU aprobó un paquete de ayuda a Ucrania por 40.000 millones de dólares

Ambos partidos respaldaron la medida, y posiblemente no sea la última salva financiera de Estados Unidos contra la invasión de Rusia

Vista del Capitolio, sede del Congreso de EE.UU., en Washington, en una fotografía de archivo. EFE/Samuel Corum
Vista del Capitolio, sede del Congreso de EE.UU., en Washington, en una fotografía de archivo. EFE/Samuel Corum

El Senado de Estados Unidos aprueba por abrumadora mayoría una infusión de ayuda militar y económica a Ucrania por valor de 40.000 millones de dólares. Los dos partidos apoyan el paquete de ayuda más reciente —posiblemente no el último— contra la invasión rusa.

La votación por 86 contra 11 dio aprobación final al paquete, tres semanas después que el presidente Joe Biden solicitó una cifra menor de 33.000 millones y un solo opositor republicano demoró la aprobación durante una semana. Todos los demócratas aprobaron la medida y solo 11 republicanos —muchos de ellos partidarios de la posición aislacionista del expresidente Donald Trump— votaron en contra.

Se da por sentada la firma inmediata de Biden en momentos que el ataque ruso, que ha destruido ciudades ucranianas, inicia su cuarto mes sin un final evidente a la vista. Esto significa que habrá más destrucción y muertes en Ucrania, cuya supervivencia ha dependido en gran medida de la ayuda estadunidense y occidental.

La ayuda está en camino, una ayuda realmente significativa. Ayuda que podría asegurar que los ucranianos salgan victoriosos”, dijo el líder de la mayoría en el Senado, el demócrata Chuck Schumer, subrayando un objetivo de Ucrania y sus aliados que parecía casi impensable cuando Rusia lanzó su brutal invasión hace tres meses.

La votación fue una excepción a las divisiones partidistas que han obstaculizado el trabajo en otros temas bajo Biden y que prometen volverse menos superables a medida que se acercan las elecciones de noviembre para el control del Congreso. Eso incluye a los republicanos que impiden que los demócratas incluyan miles de millones para combatir la implacable pandemia, dejando sus esfuerzos para combatir el COVID-19 en el limbo.

La semana pasada, la Cámara aprobó el proyecto de ley de Ucrania 368-57, con todos los republicanos opuestos. Aunque el apoyo en ambas cámaras fue inequívocamente bipartidista, las deserciones del Partido Republicano fueron notables después de que Trump, que todavía es una fuerza poderosa en el partido, se quejara de que tales sumas deberían destinarse primero a problemas internos.

Schumer calificó de “más que preocupante” que los republicanos se opusieran a la ayuda a Ucrania. “Parece cada vez más que los republicanos de MAGA están en el mismo libro de jugadas blando con Putin que vimos utilizado por el expresidente Trump”, dijo Schumer, usando el acrónimo Make America Great Again que los demócratas han estado usando para calificar a esos republicanos como extremistas.

IMAGEN DE ARCHIVO. Una vista muestra un edificio residencial quemado en la ciudad portuaria sureña de Mariúpol, Ucrania, 15 de mayo de 2022. Fotografía tomada con un dron. REUTERS/Pavel Klímov
IMAGEN DE ARCHIVO. Una vista muestra un edificio residencial quemado en la ciudad portuaria sureña de Mariúpol, Ucrania, 15 de mayo de 2022. Fotografía tomada con un dron. REUTERS/Pavel Klímov

El líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell, republicano por Kentucky, un fuerte partidario de la medida, abordó las preocupaciones de sus colegas republicanos. Dijo que la derrota de Ucrania pondría en peligro a los socios comerciales europeos de Estados Unidos, aumentaría los costos de seguridad de Estados Unidos allí y envalentonaría a los autócratas en China y en otros lugares para apoderarse del territorio en sus regiones.

“Lo más costoso y doloroso que Estados Unidos podría hacer a largo plazo sería dejar de invertir en soberanía, estabilidad y disuasión antes de que sea demasiado tarde”, dijo McConnell.

El miércoles, Schumer dijo que no creía en que esta fuera la medida final para ayudar a Ucrania. “Están peleando, son los que mueren, son los que luchan y sufren. Lo mínimo que podemos hacer es darles el armamento que necesitan”, dijo.

La legislación contiene alrededor de 24 mil millones para armas, equipos y financiamiento militar para Ucrania, restaurando las existencias de armas del Pentágono enviadas a la región y pagando los refuerzos estadounidenses enviados allí. El resto incluye ayuda económica para mantener el funcionamiento del gobierno de Zelensky, programas alimentarios para países que dependen de la disminución de la producción agrícola de Ucrania, asistencia para refugiados y fondos para que Kiev investigue los crímenes de guerra rusos.

El Congreso aprobó una medida inicial de 13,600 millones en marzo. El precio combinado de casi 54 mil millones supera lo que Estados Unidos gastó en toda su ayuda exterior y militar en 2019, según el Servicio de Investigación del Congreso no partidista.

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, se reunió con la delegación del Senado de los Estados Unidos encabezada por el líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell, en Kiev, Ucrania, el 14 de mayo. (From Andrij Sybiha, Deputy Head of the Office of the President of Ukraine/Facebook)
El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, se reunió con la delegación del Senado de los Estados Unidos encabezada por el líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell, en Kiev, Ucrania, el 14 de mayo. (From Andrij Sybiha, Deputy Head of the Office of the President of Ukraine/Facebook)

El senador Rand Paul, republicano por Kentucky, que durante mucho tiempo ha tenido puntos de vista no intervencionistas, utilizó tácticas procesales la semana pasada para impedir que Schumer y McConnell aprobaran la medida en el Senado en ese momento, citando la urgente necesidad de asistencia de Ucrania.

En una crítica personal que rara vez se ve en el pleno del Senado, Schumer calificó el miércoles la medida de Paul como “repugnante” y dijo que la demora, con la aprobación inevitable, “fortalecería la mano de Putin”. McConnell, quien el sábado pasado se reunió con el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky durante una visita sorpresa a Kiev, no habló en defensa de su colega republicano de Kentucky.

En una breve entrevista, Paul respondió que sería “repugnante” menospreciar “el proceso democrático” tal como está incorporado en las reglas del Senado que estaba usando.

Ese gasto preocupó a algunos republicanos partidarios de Trump en el Congreso el miércoles.

“Es, ya sabes, el mundo se va a acabar si no haces nada aquí”, dijo el senador Mike Braun, republicano por Indiana, quien dijo que se opondría a la medida de Ucrania. “Me preocupa más que quiebre el fondo fiduciario” que financia Medicare y otro que paga el Seguro Social.

Otro conservador, el senador Ted Cruz, republicano por Texas, dijo que por muy costosa que sea la medida, la ayuda protegerá la seguridad nacional de EEUU y dijo: “Si Putin gana, las consecuencias para Estados Unidos y los contribuyentes estadounidenses serán de cientos de miles de millones de dólares”.

El senador Mitt Romney, republicano por Utah, un moderado que se ha enfrentado a Trump, dijo en una entrevista que ayudar a Ucrania a defenderse “es una inversión tan inteligente como podríamos hacer”. Y agregó: “¿Qué significa América Primero? Significa que primero debemos preocuparnos por los intereses de Estados Unidos. Estoy totalmente de acuerdo.”

(Con información de AP)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR