Los CDC de Estados Unidos reforzaron la recomendación de que las mujeres embarazadas se vacunen contra el coronavirus

La agencia gubernamental informó sobre nuevas pruebas que confirman la seguridad y la eficacia de los inoculantes para las personas que esperan bebés y aquellas que ya están amamantando

FOTO DE ARCHIVO: Una mujer embarazada recibe una vacuna para la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en la farmacia Skippack en Schwenksville, Pensilvania, EE. UU., 11 de febrero de 2021. REUTERS / Hannah Beier
FOTO DE ARCHIVO: Una mujer embarazada recibe una vacuna para la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en la farmacia Skippack en Schwenksville, Pensilvania, EE. UU., 11 de febrero de 2021. REUTERS / Hannah Beier

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) anunciaron este miércoles nuevas pruebas que refuerzan su recomendación de que las mujeres embarazadas deben vacunarse contra el coronavirus.

“Los CDC recomiendan que las personas embarazadas se vacunen contra el COVID-19, basándose en las nuevas pruebas sobre la seguridad y la eficacia de las vacunas contra el COVID-19. Se recomienda la vacunación contra el COVID-19 para todas las personas de 12 años o más, incluidas las que están embarazadas, amamantando o intentando quedar embarazadas ahora o que puedan estarlo en el futuro”, comunicaron los CDC.

La actualización se basa en una investigación adicional que descubrió que las embarazadas pueden recibir la vacuna de ARNm sin que aumente el riesgo para ellas o sus bebés. Los científicos de los CDC descubrieron que recibir la vacuna al principio del embarazo, incluso antes de las 20 semanas, no supone un mayor riesgo de aborto espontáneo, y que no hay problemas de seguridad para las embarazadas que se vacunen al final del embarazo, ni para sus bebés, según ABC News.

FOTO DE ARCHIVO: Una mujer embarazada recibe una vacuna para la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en la farmacia Skippack en Schwenksville, Pensilvania, EE. UU., 11 de febrero de 2021. REUTERS / Hannah Beier
FOTO DE ARCHIVO: Una mujer embarazada recibe una vacuna para la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en la farmacia Skippack en Schwenksville, Pensilvania, EE. UU., 11 de febrero de 2021. REUTERS / Hannah Beier

“En un nuevo análisis de los datos actuales del registro de embarazos, los científicos no encontraron un mayor riesgo de aborto espontáneo entre las personas que recibieron una vacuna COVID-19 de ARNm antes de las 20 semanas de embarazo. Esto se suma a la creciente evidencia de la seguridad de estas vacunas”, informaron los CDC.

Hasta el miércoles, la orientación de los CDC para las mujeres embarazadas era que podían vacunarse. Las nuevas orientaciones cuentan con más datos y garantías de seguridad. El anuncio se produce en un momento en el que Estados Unidos ve un aumento significativo de los casos de COVID-19 y los hospitales de algunos estados como Texas y Florida se acercan a su capacidad máxima.

Ambulancias frente al Morton Plant Hospital en medio de un brote de enfermedad por coronavirus (COVID-19) en Clearwater, Florida, EE. UU., 3 de agosto de 2021. REUTERS / Octavio Jones
Ambulancias frente al Morton Plant Hospital en medio de un brote de enfermedad por coronavirus (COVID-19) en Clearwater, Florida, EE. UU., 3 de agosto de 2021. REUTERS / Octavio Jones

Según los CDC, las mujeres embarazadas con COVID-19 tienen más probabilidades de ser hospitalizadas en unidades de cuidados intensivos, y la enfermedad aumenta el riesgo de partos prematuros de sus bebés.

La semana pasada, dos de las principales organizaciones de salud femenina del país, el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) y la Sociedad de Medicina Materno-Fetal (SMFM), se pronunciaron a favor de la vacunación de las mujeres embarazadas.

Actualmente, la tasa de vacunación entre las mujeres embarazadas es muy baja. Sólo el 23% de las mujeres embarazadas recibieron una dosis de una vacuna durante el embarazo hasta el 31 de julio, según datos de los CDC.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR