Joe Biden prometió ayuda a las familias de las víctimas del derrumbe en Miami: “No los vamos a abandonar”

El presidente de EEUU visita Florida. Tras una semana de búsqueda y rescate de cuerpos, se interrumpieron las tareas por el peligro de un nuevo colapso

Biden durante la reunión con las autoridades de Florida (REUTERS/Kevin Lamarque)
Biden durante la reunión con las autoridades de Florida (REUTERS/Kevin Lamarque)

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y su esposa, Jill Biden, llegaron el jueves a Surfside, Florida, lugar del mortal colapso de un condominio, para ofrecer condolencias a las familias de los muertos y desaparecidos a medida que aumentaba el número de víctimas.

Biden, un demócrata, apareció junto al gobernador republicano de Florida, Ron DeSantis, considerado un posible candidato de primer nivel para desafiar la reelección en tres años, y la alcaldesa de Miami-Dade Daniella Levine Cava.

Biden entre el gobernador Ron DeSantis y la alcaldesa del condado de Miami-Dade Daniella Levine Cava (REUTERS/Kevin Lamarque)
Biden entre el gobernador Ron DeSantis y la alcaldesa del condado de Miami-Dade Daniella Levine Cava (REUTERS/Kevin Lamarque)

En una breve declaración, el mandatario agradeció el esfuerzo de las autoridades y de los rescatistas y prometió ulteriores ayudas al estado y a las familias de las víctimas de parte del gobierno federal.

“Creo que podemos hacer más, incluido, creo que tengo el poder, lo sabremos en breve, para cubrir el 100 por ciento de los costos para el condado y el estado”, dijo Biden. “No los vamos a abandonar”.

En un momento de unión bipartidista a raíz de la tragedia, Biden puso su mano sobre la muñeca de DeSantis, un republicano que a menudo ha desafiado al presidente en temas como la pandemia de COVID-19 y la inmigración, y celebró la cooperación entre el gobernador y los funcionarios de Miami.

Por su parte, tanto Levine Cava como DeSantis agradecieron a Biden por haber “reconocido la gravedad de esta tragedia desde el primer día” y dijeron que hay que asegurarse que una tragedia semejante “no vuelva a ocurrir nunca más”.

El presidente Biden y la primera dama Jill Biden desembarcan del Air Force One tras aterrizar en el Aeropuerto Internacional de Miami. (REUTERS/Kevin Lamarque)
El presidente Biden y la primera dama Jill Biden desembarcan del Air Force One tras aterrizar en el Aeropuerto Internacional de Miami. (REUTERS/Kevin Lamarque)

Posteriormente, Biden, cuya experiencia personal con la tragedia ha sido un sello distintivo de su carrera política, se reunió con familiares de las víctimas en momentos en que las tareas de rescate fueron interrumpidas por el peligro del colapso en el resto del condominio.

18 muertos y 145 desaparecidos

El número de muertos confirmados aumentó a 18 el miércoles con el descubrimiento de seis cuerpos más en las ruinas del condominio Champlain Towers South, incluidos los restos de dos niños, de 4 y 10 años, dijo la alcaldesa del condado de Miami-Dade Daniella Levine Cava. Otras 145 personas están desaparecidas y se teme que estén atrapadas entre los escombros.

Personal de rescate lleva una camilla mientras continúa la operación de búsqueda y rescate de supervivientes en el lugar de un edificio residencial parcialmente derrumbado en Surfside, cerca de Miami Beach, Florida, Estados Unidos, 30 de junio de 2021. REUTERS/Marco Bello
Personal de rescate lleva una camilla mientras continúa la operación de búsqueda y rescate de supervivientes en el lugar de un edificio residencial parcialmente derrumbado en Surfside, cerca de Miami Beach, Florida, Estados Unidos, 30 de junio de 2021. REUTERS/Marco Bello

Nadie ha salido vivo de los montículos de concreto pulverizado, madera astillada y metal retorcido desde las primeras horas del desastre en la ciudad frente al mar de Surfside, adyacente a Miami Beach.

Las autoridades han mantenido la esperanza de que se puedan encontrar más sobrevivientes, pero las perspectivas de más rescates se han debilitado cada hora.

“Necesitamos un poco de suerte, necesitamos un poco más de oraciones”, dijo DeSantis, al prometer que “no se rendirán”.

El viaje del jueves marca la segunda vez desde que Biden visita el lugar de un desastre desde que se convirtió en presidente.

En febrero, viajó a Texas después de que una poderosa tormenta invernal causó graves daños a hogares y negocios, dejó a millones de personas sin electricidad ni agua potable durante días y mató al menos a dos docenas.

Biden retrasó su visita a Florida para evitar interrumpir los esfuerzos de rescate. El presidente emitió una declaración de emergencia y brindó asistencia federal a los funcionarios estatales y locales para ayudar a responder al devastador colapso.

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias y el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los EEUU (FEMA) han desplegado equipos para ayudar con la búsqueda y rescate, la gestión de incidentes y la remoción de escombros. FEMA también se ha coordinado con funcionarios estatales y locales para abrir un centro de asistencia familiar y brindar apoyo de comunicaciones.

El gobernador de Florida, el republicano Ron DeSantis. EFE/Giorgio Viera/Archivo
El gobernador de Florida, el republicano Ron DeSantis. EFE/Giorgio Viera/Archivo

El don de Biden para conectar sus propias dificultades con el dolor y la angustia de los demás se ha convertido en una característica definitoria de su persona, habiendo soportado la muerte de su primera esposa, una hija y un hijo durante sus años en la vida pública.

Los investigadores no han concluido qué causó que casi la mitad del complejo de condominios de 40 años se derrumbara en uno de los colapsos de edificios más mortíferos en la historia de Estados Unidos.

Pero un informe de 2018 preparado por la firma de ingeniería Morabito Consultants antes de un proceso de recertificación de seguridad del edificio encontró deficiencias estructurales en el complejo de 136 unidades y 12 pisos que ahora son el foco de consultas.

(Con información de Reuters)

SEGUIR LEYENDO: