El edificio tembló, luego todo era polvo: una mujer contó su angustiosa fuga del edificio que colapsó en Miami

Raysa Rodríguez detalló en una demanda presentada en la corte de circuito de Miami-Dade cómo salió del edificio colapsado, que dejó hasta el momento 16 muertos y 147 personas desaparecidas

Registro general de la estructura destruida del edificio de doce plantas que se desplomó la semana pasada en Surfside (Foto: EFE/Cristóbal Herrera)
Registro general de la estructura destruida del edificio de doce plantas que se desplomó la semana pasada en Surfside (Foto: EFE/Cristóbal Herrera)

Cuando unos violentos temblores sacaron de la cama a Raysa Rodríguez, no estaba segura qué pensar. Era medianoche y no había luz. Cuando abrió las puertas de su balcón, todo lo que pudo ver fue polvo.

Rodríguez, quien vivía en la Unidad 907 del condominio Champlain Towers South desde 2004 y casi había pagado su hipoteca, detalló su fuga del edificio como parte de una demanda presentada el lunes contra la asociación de condominios.

Rodríguez tomó su teléfono celular y llamó a una vecina, luego a su hermano, pero no hubo respuesta. Corriendo hacia el pasillo, pudo ver más daños y destrucción. Una columna de hormigón se había aprisionado contra el techo y los huecos del ascensor quedaron expuestos.

“Toqué las puertas de varios vecinos, no hubo respuesta. Corrí hacia la salida, abro las puertas que conducen a la escalera exterior y vi la devastación”, escribió Rodríguez. “Grité de horror”.

La demanda es la tercera que se ha presentado en la corte de circuito de Miami-Dade desde el repentino y devastador colapso que hasta ahora ha dejado 16 personas confirmadas muertas y 147 aún desaparecidas. La demanda colectiva establece que la asociación de condominios, “a través de su propia conducta imprudente y negligente, causó un catastrófico colapso mortal de Champlain Towers South en Surfside”.

infografia

En una carta de abril de la asociación de condominios, se advirtió a los residentes del daño acelerado del sistema de soporte de concreto del edificio. La demanda también busca consolidar todas las demandas similares en una acción legal.

Un portavoz de la asociación de condominios dijo a The Washington Post : “Si bien no podemos comentar sobre litigios pendientes, nuestro enfoque sigue siendo el cuidado de nuestros amigos y vecinos durante este momento difícil. Seguimos trabajando con funcionarios de la ciudad, el estado y la localidad en su esfuerzos de búsqueda y recuperación, y comprender las causas de esta tragedia”.

Los representantes de la asociación de condominios no respondieron de inmediato a una solicitud de comentarios, pero Donna DiMaggio Berger, cuyo bufete de abogados representa a la asociación, le dijo anteriormente a The Washington Post: “No estamos buscando señalar con el dedo. En este momento, nuestro enfoque sigue siendo únicamente encontrar los supervivientes de la tragedia“.

El abogado de Rodríguez, Adam Schwartzbaum, describió su propia conexión con el edificio, luego de haber pasado muchos días allí después de que sus abuelos compraran un condominio a principios de la década de 1980.

Familiares de personas desaparecidas se abrazan a la entrada de un hotel después de visitar el lugar donde se derrumbó el edificio (Foto: REUTERS/Marco Bello)
Familiares de personas desaparecidas se abrazan a la entrada de un hotel después de visitar el lugar donde se derrumbó el edificio (Foto: REUTERS/Marco Bello)

“Era un lugar para celebraciones, tengo muchos recuerdos felices allí”, dijo.

En su relato, Rodríguez describió escuchar gritos de: “¡Por favor ayúdame! ¡Por favor ayúdame! ¡No me dejes aquí!

De vuelta en el balcón con su vecina Yadira y el hijo de 10 años de su vecina, Kai, y un cachorro maltés, Rodríguez pudo comenzar a ver que llegaban los socorristas, según la demanda. Aún así, no estaba segura de qué hacer o cómo podría comenzar a escapar. Su hermano, Fred, volvió a llamar y le dijo que tenía que salir del edificio. Rodríguez creyó que las escaleras se habían derrumbado también. Luego, un bombero tomó el teléfono de su hermano y le dijo que otras personas se habían puesto a salvo.

Abrimos la puerta y entramos por la escalera. Los escalones estaban agrietados y se habían separado de la pared. Pudimos ver escombros en los pisos superiores sobre nosotros”, dijo Rodríguez en el archivo de la demanda, describiendo su viaje desde el noveno piso. Rodríguez y su vecina encontraron a otra residente, una mujer de unos 80 años llamada Ada, que usaba un andador.

Cuando Rodríguez llegó al primer piso, la salida estaba bloqueada por escombros.

Personal de rescate trabaja en la escena (Foto: REUTERS)
Personal de rescate trabaja en la escena (Foto: REUTERS)

Estaba oscuro y podía escuchar el agua entrando en el garaje. Sabía que podía ser electrocutada”, escribió Rodríguez. Ella y sus vecinos seguían aparentemente atrapados.

Sin darse por vencidos, los cuatro regresaron al segundo piso y pronto vieron una puerta abierta. Rodríguez conocía bien el apartamento. El grupo intentó abrir las puertas corredizas del balcón, pero no se movieron.

Estábamos nerviosos y no pudimos maniobrar las cerraduras”, escribió Rodríguez. “La puerta finalmente se abrió.”

Con una escalera, los bomberos los ayudaron a bajar del balcón y salieron a las ruinas de lo que alguna vez fue su casa frente a la playa. Eran, como se describe en la demanda, “cuatro de las víctimas más afortunadas del colapso de Champlain Towers South”.

((c) 2021, The Washington Post - Por Max Hauptman)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR