Una de las casas con los peores recuerdos de los Estados Unidos fue finalmente vendida por casi 2 millones de dólares

A finales de los 60 la propiedad perteneció a la familia LaBianca que fuera asesinada por Charles Manson y los miembros de su secta. El doble homicidio ocurrió un día después de la masacre en la mansión alquilada por Sharon Tate y Roman Polanski en Beverly Hills, a escasos 12 minutos de distancia una de otra

Un oficial de policía bloquea la entrada mientras otros oficiales registran la casa donde el matrimonio LaBianca fue apuñalado hasta la muerte, a última hora del 10 de agosto, en el distrito Los Feliz, Los Angeles (Bettmann Archive)
Un oficial de policía bloquea la entrada mientras otros oficiales registran la casa donde el matrimonio LaBianca fue apuñalado hasta la muerte, a última hora del 10 de agosto, en el distrito Los Feliz, Los Angeles (Bettmann Archive)

Era el 10 de agosto de 1969 y todos los vecindarios estaban muy nerviosos y con temor por la masacre que había ocurrido 48 horas antes en la casa del número 10050 de Cielo Drive de Beverly Hills donde cinco personas habían sido asesinadas salvajemente. Una de las víctimas fue nada menos que la actriz Sharon Tate, esposa del cineasta Roman Polanski quien en ese momento no se encontraba en los Estados Unidos. El matrimonio alquilaba la mansión y recibía con frecuencia visitas de todo tipo. Ahora ocupaba las portadas y los boletines de todos los medios de mundo.

Pese a las horrendas noticias que conmovieron a la opinión pública y que habían sucedido a escasos 12 minutos de su hogar en Los Feliz, Los Angeles, ni Leno ni Rosemary LaBianca tomaron las precauciones mínimas para protegerse de intrusos: dejaron una de las puertas de su vivienda sin cerrojo lo que permitió que Charles Manson y miembros de su secta irrumpieran en su vivienda mientras dormían. Continuaron así con la orgía de sangre que habían comenzado la noche anterior.

La casa fue construida en 1922 y perteneció durante años a la familia LaBianca que fue asesinada el 10 de agosto de 1969 por el clan Manson (Redfin)
La casa fue construida en 1922 y perteneció durante años a la familia LaBianca que fue asesinada el 10 de agosto de 1969 por el clan Manson (Redfin)

Luego de despertarlos apuntándolos con un arma de fuego, Manson y el resto de los asesinos los ataron, amordazaron y cubrieron sus cabezas con los cobertores de las almohadas. Luego, fueron a la cocina, tomaron cuchillos y los apuñalaron más de 50 veces.

La casa de los LaBianca -situada en el 3311 de Waverly Drive- se convirtió de inmediato en un lugar de curiosidad y macabro culto, tanto como la mansión que la noche anterior había protagonizado la muerte de Tate y Jay Sebring, su peluquero, Abigail Folger, Voityck Frykowski y Steve Earl Parent.

Una de las salas de la casa en Los Feliz, Los Angeles, que perteneció a Leno y Rosemary LaBianca, asesinados por Charles Manson y los miembros de su comunidad (Redfin)
Una de las salas de la casa en Los Feliz, Los Angeles, que perteneció a Leno y Rosemary LaBianca, asesinados por Charles Manson y los miembros de su comunidad (Redfin)
La sala comedor de la casa de los LaBianca que fue vendida por casi 2 millones de dólares por un comprador desconocido (Redfin)
La sala comedor de la casa de los LaBianca que fue vendida por casi 2 millones de dólares por un comprador desconocido (Redfin)
Las vistas de la antigua casa de los LaBianca es una de las más anheladas por los compradores de Los Feliz, un exclusivo vecindario de Los Angeles (Redfin)
Las vistas de la antigua casa de los LaBianca es una de las más anheladas por los compradores de Los Feliz, un exclusivo vecindario de Los Angeles (Redfin)

Durante años estuvo en manos de la familia LaBianca. En 2019 fue comprada por Zak Bagans, un particular personaje que intentaba sacar algún tipo de rédito con su posesión. Bagans, de 44 años, se define como investigador paranormal, actor, conductor de televisión y autor estadounidense. Entre otras cosas, es el presentador principal de la serie Buscadores de Fantasmas.

Según diversos informes de prensa, Bagans compró la casa para una producción cinematográfica. Sin embargo, mientras la tenía bajo su poder, decidió que el proyecto no debería avanzar por respeto a la familia LaBianca. Nunca se supo del todo cuál fue el verdadero motivo que hizo cambiar de opinión al productor.

La sala de estar amueblada a nuevo (Redfin)
La sala de estar amueblada a nuevo (Redfin)
La casa tiene 140 metros cuadrados, dos habitaciones, dos baños, un jacuzzi y una piscina (Redfin)
La casa tiene 140 metros cuadrados, dos habitaciones, dos baños, un jacuzzi y una piscina (Redfin)

En octubre de 2020 finalmente decidió colocarle un cartel de venta. Por la casa de 140 metros cuadrados cubiertos, dos habitaciones y dos baños, una piscina y vistas fantásticas de la ciudad pedía 2.200.000 dólares, un precio acorde al mercado local. Pero debieron pasar meses y reducir significativamente el valor para finalmente sacársela de encima. El comprador anónimo -que no quiere que se conozca su identidad- cerró la operación el martes y pagó alrededor de 1.8 millones de dólares, casi un 19 por ciento menos del valor original, de acuerdo al sitio TMZ.

Aunque ha sido renovada a lo largo de estos años y actualmente tiene una pared de altos arbustos que protege la finca de la mirada de curiosos y vecinos, el inmueble, construido en 1922, ha mantenido su estructura original.

Manson, Charles “Tex” Watson, Patricia Krenwinkel y Leslie Van Houten fueron acusados y sentenciados por la muerte de los LaBianca. En el juicio se estableció que Manson ordenó los asesinatos, pero abandonó la casa antes de que sus tres discípulos mataran a la pareja.

Charles Manson habla con los reporteros mientras es escoltado por un alguacil adjunto y su abogado, Irving Kanarek, desde un tribunal de Santa Mónica luego de una audiencia (Bettmann Archive)
Charles Manson habla con los reporteros mientras es escoltado por un alguacil adjunto y su abogado, Irving Kanarek, desde un tribunal de Santa Mónica luego de una audiencia (Bettmann Archive)
El carnet de conducir de Rosemary LaBianca, una de las víctimas del clan Manson (AFP)
El carnet de conducir de Rosemary LaBianca, una de las víctimas del clan Manson (AFP)

Además de amordazar y acuchillar en repetidas ocasiones a los LaBianca, los integrantes de “La Familia Manson” usaron la sangre de sus víctimas para escribir en las paredes y en el refrigerador mensajes que hacían referencia al ritual, al igual que lo que hicieron en la casa de Tate y Polanski, que fue demolida en 1994. Manson fue condenado a la pena de muerte en 1971, pero su condena se conmutó a cadena perpetua después de que el estado de California aboliera por primera vez la pena capital. El famoso criminal murió a los 83 años en un hospital de California en 2017.

Ahora, la única casa que queda en pie donde cometió sus horrendos crímenes tiene nuevo dueño. Nadie sabe quién es, ni tampoco qué lo motivó a desembolsar esa suma para vivir allí.

SEGUIR LEYENDO: