Estados Unidos anunció la prohibición de entrada para extranjeros que amenacen a disidentes y periodistas

Bajo su nueva “política Khashoggi”, el gobierno de Joe Biden impuso sanciones contra 76 implicados en el asesinato del corresponsal del Washington Post en Estambul en 2018. Mohammed bin Salman no está entre los alcanzados por la medida

FOTO DE ARCHIVO: Un homenaje a Jamal Khashoggi, el periodista del Washington Post asesinado en 2018 (Reuters)
FOTO DE ARCHIVO: Un homenaje a Jamal Khashoggi, el periodista del Washington Post asesinado en 2018 (Reuters)

Estados Unidos prohibirá el ingreso de quienes amenacen a disidentes en sus países y anunció sanciones contra 76 sauditas vinculados al asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

“Hemos dejado claro que las amenazas extraterritoriales y los ataques de Arabia Saudita contra activistas, disidentes y periodistas tienen que terminar. No van a ser tolerados por Estados Unidos”, afirmó este viernes Antony Blinken, secretario de Estado de EEUU.

En una hoja informativa enviada a los legisladores estadounidenses, el Departamento de Estado de EEUU explicó que estaba anunciando una nueva “política Khashoggi” para “imponer restricciones de visado a las personas que se cree que, actuando en nombre de un gobierno extranjero, han participado directamente en actividades graves y extraterritoriales contra los disidentes”.

El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed bin Salman, no se encuentra entre los 76 castigados este viernes por el Tesoro de EEUU. Pero sí fueron sancionados el general saudita Ahmed al-Asiri, ex jefe de inteligencia del reino, y las Fuerzas de Intervención Rápida Saudita por su rol en el asesinato del corresponsal del diario estadounidense The Washington Post en 2018.

El comunicado del secretario de Estado de EEUU, Anthony Blinken, sobre la "política Khashoggi"
El comunicado del secretario de Estado de EEUU, Anthony Blinken, sobre la "política Khashoggi"

Estados Unidos desclasificó este viernes un explosivo informe de inteligencia que revela que el príncipe saudita Mohamed bin Salman autorizó “capturar o matar” al periodista Jamal Khashoggi.

El príncipe -el heredero del rey Salmán y el gobernante de facto del reino- “aprobó una operación en Estambul, Turquía, para capturar o matar al periodista saudita Jamal Khashoggi”.

Khashoggi era un periodista crítico con el reino que se afincó en Estados Unidos tras caer en desgracia con el príncipe heredero. En octubre de 2018 entró al consulado de Arabia Saudita en Estambul para pedir un certificado para casarse con su prometida. Según las autoridades turcas fue asesinado en la sede diplomática el 2 de octubre por un escuadrón de 15 sauditas que primero lo estrangularon y luego desmembraron su cuerpo. Sus restos nunca fueron encontrados.

El príncipe heredero saudita Mohamed bin Salman. EFE/Harish Tyagi/Archivo
El príncipe heredero saudita Mohamed bin Salman. EFE/Harish Tyagi/Archivo

El informe de hace dos años fue divulgado este viernes de forma parcial por el gobierno del presidente Joe Biden. El reporte señala que dada la influencia del príncipe heredero, es “altamente improbable” que el asesinato del periodista ocurriera sin una luz verde de su parte. “El príncipe heredero ve a Khashoggi como una amenaza para el reino y en términos generales apoyó el uso de medidas violentas para silenciarlo”, indicó el reporte.

Hasta el momento el reino saudita ha negado cualquier responsabilidad en el hecho, aunque sí ha reconocido la muerte del periodista en el consulado en Estambul, la cual atribuyó a agentes de inteligencia rebeldes. De esta manera, el reino enjuició luego y condenó a muerte a varios de estos presuntos agentes, para luego conmutar sus sentencias a cadena perpetua.

Con información de AFP

Seguir leyendo: