La Asociación Nacional del Rifle de EEUU se declaró en bancarrota

“El plan puede ser resumido simplemente así: tiramos Nueva York a la basura y vamos a reincorporar la NRA en Texas”, indicó el líder de la organización, Wayne LaPierre, en una carta interna en la que denunció una supuesta persecución política

El escudo de la Asociación Nacional del Rifle de EEUU (Aaron M. Sprecher/Bloomberg)
El escudo de la Asociación Nacional del Rifle de EEUU (Aaron M. Sprecher/Bloomberg)

La Asociación Nacional del Rifle (NRA) de EEUU se acogió este viernes a la protección por bancarrota y anunció que se mudará a Texas, como parte de un plan de reestructuración para reflotar su situación financiera.

La organización conservadora y lobby de las armas más importante de Estados Unidos culpó a la “política y ambiente regulatorio corrupto de Nueva York”, donde se enfrenta a una demanda por parte de la fiscal general del estado, Letitia James.

Nueva York ha acusado a los líderes de la organización sin ánimo de lucro de desviar millones de dólares para su uso personal y declarar unas pérdidas de la NRA por valor de 64 millones de dólares.

El Distrito de Columbia también ha demandado a la organización por uso inadecuado de los fondos obtenidos por las donaciones a su fundación.

“Este movimiento permitirá el crecimiento a largo plazo y sostenible que asegure que la NRA sigue siendo el principal defensor de las libertades constitucionales”, indicó la organización en un comunicado en referencia al derecho a poseer y portar armas.

“El plan puede ser resumido simplemente: tiramos Nueva York a la basura y vamos a reincorporar la NRA en Texas”, indicó el líder de la organización, Wayne LaPierre, en una carta interna en la que denuncia una supuesta persecución política.

La Fiscal General Letitia James dijo que LaPierre y otros tres altos funcionarios de la NRA habían utilizado las cuotas y donaciones de los miembros durante años como su “alcancía personal”, gastando decenas de millones de dólares en ellos mismos y en sus cómplices, en violación de las leyes que rigen las organizaciones sin fines de lucro.

James, demócrata, negó que estuviera actuando por motivos políticos. “La supuesta situación financiera de la NRA ha alcanzado finalmente su estado moral: en bancarrota”, dijo James después del anuncio de la organización. “Mientras revisamos esta presentación, no permitiremos que la NRA use esta o cualquier otra táctica para evadir la responsabilidad y la supervisión de mi oficina”.

Imagen de archivo de la fiscal general de Nueva York, Letitia James.  EFE/EPA/JUSTIN LANE/Archivo
Imagen de archivo de la fiscal general de Nueva York, Letitia James. EFE/EPA/JUSTIN LANE/Archivo

La NRA declaró unas deudas de 500 millones de dólares en su proceso para acogerse a la suspensión de pagos del Capítulo 11 de la ley de bancarrotas de Estados Unidos.

La poderosa red de donaciones de socios amantes de las armas de la NRA, uno de los principales grupos de cabildeo prorepublicano, se ha visto resentido por la pandemia del covid-19.

Pese a que la sede de la NRA está en Virginia, está registrada como una organización sin ánimo de lucro en Nueva York desde 1871.

Durante décadas, la NRA ha representado las opiniones de millones de propietarios y entusiastas de las armas de fuego en todo Estados Unidos, luchando con éxito sustancial para aflojar y eliminar los controles de armas, citando el derecho a llevar armas de la Segunda Enmienda de la Constitución.

Fue capaz de dar forma a las principales carreras políticas respaldando a los candidatos que se alineaban con sus opiniones y aporreando a los que apoyaban la regulación de las armas de fuego.

El gobierno de EEUU contabilizó 38.390 muertes por arma de fuego en 2018, el último año del que se dispone de datos. Poco más de un tercio fueron homicidios, y el resto, principalmente suicidios.

Con información de AFP y EFE

Seguir leyendo: