Donald Trump lamentó el arresto de su ex asesor Steve Bannon pero dijo que no conocía el fraude con fondos del muro con México

El mandatario afirmó que hace mucho tiempo que no tiene contacto con el estratega, que fue imputado por estafa y conspiración para el lavado de dinero en una campaña privada para la construcción de la polémica obra

Steve Bannon llegó a ser el principal estratega de Trump, pero fue despedido en el primer año de la presidencia (AFP)
Steve Bannon llegó a ser el principal estratega de Trump, pero fue despedido en el primer año de la presidencia (AFP)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el jueves que no sabía nada sobre la campaña para financiar el muro en la frontera con México por la que su ex asesor Steve Bannon fue inculpado de defraudar a cientos de miles de donantes.

No sé nada sobre este proyecto”, dijo Trump desde la Oficina Oval. “No he tenido contacto con él desde hace mucho tiempo”, agregó, refiriéndose a su ex asesor. Pero añadió que se sentía mal por lo sucedido y comentó que el arresto era algo triste.

La vocera de Trump, Kayleigh McEnany, había emitido poco antes un comunicado subrayando que el mandatario no estaba “para nada involucrado” con esta iniciativa.

Según la acusación, Bannon fue arrestado e imputado, junto a otras tres personas, por la iniciativa “We Build the Wall” (“Nosotros construimos el muro”, en inglés), que recaudó unos 25 millones de dólares para levantar la obra de forma privada, según las autoridades, pero destinó parte de esos fondos a financiar el lujoso estilo de vida” de Brian Kolfage, fundador de la campaña.

No solo mintieron a los donantes, también armaron un esquema para esconder el desvío al crear facturas falsas y cuentas para lavar dinero y ocultar sus crímenes”, destacó el inspector Phillip Bartlett.

Parte del muro construido por iniciativa privada, junto al Río Grande, en Texas (Reuters)
Parte del muro construido por iniciativa privada, junto al Río Grande, en Texas (Reuters)

Bannon, una de las figuras del movimiento “alt right” en EEUU, conservador y ultraderechista, ocupaba un lugar estratégico en la campaña electoral de Trump, ideólogo de la política de “Estados Unidos primero” y la línea antimigratoria, pero cayó en desgracia en el primer año del gobierno, cuando fue despedido en medio de un enfrentamiento con Jared Kushner, yerno del presidente.

En 2018, luego de un duro cruce de declaraciones con Trump, se alejó de la conducción de Breitbart News, un portal ultraconservador de noticias que impulsa la plataforma nacionalista.

El estratega, de 66 años, ya había estado involucrado en otros casos judiciales: fue interrogado como testigo en la pesquisa sobre la intromisión de Rusia en las elecciones y en las investigaciones sobre el cabildero republicano Roger Stone, también asesor de Trump.

Se trata de la séptima persona del entorno político de Donald Trump que ha sido imputada o declarada culpable, junto al mencionado Stone, el ex abogado personal Michael Cohen, el ex jefe de campaña Paul Manafort y su socio Rick Gates, el ex asesor de campaña George Papadopoulos y el ex asesor de Seguridad Nacional Michael Flynn.

(Con información de AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: