John Lewis, defensor de los derechos civiles y congresista estadounidense, murió a sus 80 años

El histórico dirigente afroamericano le diagnosticaran cáncer de páncreas en diciembre pasado

El histórico dirigente afroamericano y congresista demócrata John Lewis
El histórico dirigente afroamericano y congresista demócrata John Lewis

El histórico dirigente afroamericano y congresista demócrata John Lewis murió este viernes de cáncer a los 80 años, según confirmó la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi.

"Hoy, Estados Unidos llora la pérdida de uno de los más grandes héroes de la historia de los Estados Unidos: el congresista John Lewis, la conciencia del Congreso", dijo su jefa de filas en un comunicado.

"John Lewis fue un titán del movimiento de derechos civiles cuya bondad, fe y valentía transformaron nuestra nación", añadió.

Lewis, marchó con Martin Luther King Jr y fue congresista durante décadas, muerte fue anunciada el viernes la Cámara de Representantes.

"Hoy Estados Unidos llora la pérdida de uno de los más grandes héroes de su historia", dijo la presidenta de la Cámara Nancy Pelosi en una nota.

Describió a Lewis, un afroestadounidense que padeció un cáncer de páncreas, como “un titán del movimiento de los civiles cuya bondad, fe y valentía transformaron a nuestra nación”.

Hijo de campesinos, Lewis se contó entre los más jóvenes “Jinetes de la libertad” que pelearon contra la segregación en el sistema de transporte público a comienzos de la década de 1960 y se tornó en una de las voces más resonantes en defensa de la justicia y la igualdad.

Como líder del Comité de Coordinación Estudiantil No Violenta, Lewis fue un participante comprometido en algunos de los momentos clave del movimiento: un Freedom Rider original en 1961, un orador principal en la Marcha en Washington en 1963, uno de esos brutalmente aporreado durante un Marcha de 1965 en Selma, Ala. A pesar de todo, enfrentó burlas, palizas y docenas de arrestos.

"Frente a lo que John consideraba los males de la segregación, no tenía miedo", dijo el activista de SNCC, Courtland Cox.

En sus años intermedios, estaba en el Congreso y a veces se refería a él como su “conciencia”. Años después, fue testigo de la inauguración de Barack Obama, el primer presidente afroamericano.

“Generaciones a partir de ahora, cuando los padres les enseñen a sus hijos lo que significa coraje, la historia de John Lewis vendrá a mi mente: un estadounidense que sabía que el cambio no podía esperar alguna otra persona o en otro momento; cuya vida es una lección de la feroz urgencia de ahora” dijo Obama cuando le otorgó una Medalla de la Libertad en 2011.

 John Lewis y el ex presidente Barak Obama
John Lewis y el ex presidente Barak Obama

Nacido en Alabama en 1940, Lewis fue el tercero de diez hermanos en una familia de aparceros afroamericanos.

Lewis destacó como líder de los derechos civiles en la década de 1960 y fue uno de los dirigentes de las llamadas marchas de Selma a Montgomery de 1965, que reclamaban el ejercicio del derecho a voto de los afroamericanos.

Durante el conocido como Domingo Sangriento en Selma, la Policía Estatal de Alabama apaleó a Lewis y le partió el cráneo, una paliza que fue televisada y que provocó en EE.UU. un impulso contra la segregación racial.

También fue uno de los impulsores de la Marcha en Washington por el trabajo y la libertad de 1963, donde fue telonero de Martin Luther King Jr. y su histórico discurso "I have a dream".

El primogénito de Luther King, Martin Luther King III, dijo este viernes en Twitter de Lewis que "era un auténtico tesoro de Estados Unidos.

"Dio voz a los sin voz, y nos recordó a cada uno de nosotros que la herramienta no violenta más poderosa es el voto. Nuestros corazones se sienten vacíos sin nuestro amigo, pero encontramos consuelo al saber que finalmente es libre", agregó.

Último superviviente del grupo de líderes afroamericanos conocido como Big Six y liderado por Luther King, Lewis llegó al Congreso en 1987 en representación de Georgia, un puesto que ocupó hasta su muerte convirtiéndose en un influyente legislador.

Durante los años sesenta del siglo pasado, Lewis fue detenido por la Policía unas 40 veces, aunque ya como congresista también fue arrestado al menos en cinco ocasiones.

Poco antes de año nuevo, Lewis anunció haber sido diagnosticado de cáncer de páncreas en estado avanzado (fase IV) y a sus entonces 79 años dijo tener intención de combatirlo.

Le quedó tiempo para vivir las recientes protestas raciales que provocaron el asesinato del afroamericano George Floyd a manos de policías en Mineápolis.

“Fue muy conmovedor, muy conmovedor ver a cientos de miles de personas de todo Estados Unidos y de todo el mundo salir a las calles para decir lo que piensan y meterse en lo que yo llamo “buenos problemas”, dijo en una entrevista con CBS, en la que consideró que “ya no habrá marcha atrás”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Leonardo DiCaprio se hizo eco de la desesperación por la falta de acceso a agua corriente en Venezuela

Otro golpe para el príncipe Andrés: su sitio web como miembro de la familia real fue eliminado



MAS NOTICIAS