Reactivación en EEUU tras la cuarentena: las ventas minoristas crecieron un 17,7 % en mayo

La suba fue casi el doble de lo que los analistas habían pronosticado y revirtió con creces la caída del 14,7 por ciento en abril cuando las empresas en todo el país cerraron sus puertas para evitar que el virus se propague. Wall Street trepó más del 3% tras conocer la noticia

Un cliente paga su compra en Dave's New York, una tienda minorista de Nueva York, tras la reapertura de la ciudad (REUTERS/Brendan McDermid/archivo)
Un cliente paga su compra en Dave's New York, una tienda minorista de Nueva York, tras la reapertura de la ciudad (REUTERS/Brendan McDermid/archivo)

Las ventas minoristas en Estados Unidos se recuperaron bruscamente en mayo con un aumento del 17,7% --muy por encima de las expectativas de los analistas--, con lo cual termina con tres meses corridos de caídas, según datos del Departamento de Comercio publicados el martes.

La suba fue casi el doble de lo que los analistas habían pronosticado y revirtió con creces la caída del 14,7 por ciento en abril cuando las empresas en todo el país cerraron sus puertas para evitar que el virus se propague.

En mayo, las ventas totalizaron 485.500 millones de dólares frente a 412.600 millones (revisado al alza) de abril.

El aumento registrado en mayo es superior a las expectativas de los analistas, que proyectaban un alza del 9%. Tras conocerse los datos, Wall Street abrió con alzas de hasta el 3%.

El alza superó el incremento histórico previo de 6,7% de octubre de 2001, cuando las personas reanudaron el gasto tras una disminución récord luego de los ataques del 11 de septiembre de 2011 en suelo estadounidense.

“¡Guauu! Las ventas minoristas de mayo muestran el mayor aumento de un mes de TODO EL TIEMPO, un 17,7% más. Mucho más grande de lo previsto. ¡Parece un GRAN DÍA PARA EL MERCADO DE ACCIONES, Y TRABAJOS!”, celebró el presidente estadounidense, Donald Trump, en un tuit publicado tras la difusión de los datos.

La recuperación del mes pasado se produce en el contexto de una economía que puede haber comenzado lo que podría ser una recuperación lenta y prolongada. En mayo, los empleadores agregaron 2.5 millones de empleos, un aumento inesperado que sugirió que el mercado laboral ha tocado fondo. Aún así, una gran incógnita que domina la economía es si las ganancias iniciales en el crecimiento del empleo, las ventas minoristas y otras áreas pueden mantenerse en los próximos meses o si pueden estabilizarse en un nivel bajo.

“Esta podría ser la recesión más corta, pero aún más profunda”, dijo Jennifer Lee, economista senior de BMO Capital Markets. Pero agregó que “no es probable que veamos una repetición en junio, ya que esta es la demanda acumulada desatada en un mes”.

Una tienda en Nueva York (REUTERS/Shannon Stapleton/archivo)
Una tienda en Nueva York (REUTERS/Shannon Stapleton/archivo)

La recesión inducida por el virus no solo disminuyó el gasto en la mayoría de los sectores de la economía. También ha acelerado los cambios en el lugar donde las personas compran y lo que compran. Los cambios forzados por el coronavirus han ayudado a los minoristas en línea y a las tiendas de materiales de construcción y otros puntos de venta que permanecieron abiertos durante el brote. Otros negocios enfrentan tensiones financieras persistentes.

Las ventas en minoristas que no son tiendas, que incluyen compañías de Internet como Amazon y eBay, aumentaron un 9% en mayo después de registrar un crecimiento del 9,5% en abril. Han subido un considerable 30.8% en comparación con hace un año.

Las tiendas de materiales de construcción disfrutaron de una ganancia mensual del 10,9% el mes pasado y un crecimiento anualizado del 16,4%. Los supermercados han presentado un aumento anual de ventas del 14.4%, lo que refleja que menos personas comen en restaurantes a causa de la pandemia.

Otros sectores en el sector minorista registraron un crecimiento espectacular en mayo pero aún enfrentan un futuro incierto debido a los golpes que absorbieron en marzo y abril. Clothiers logró una impresionante ganancia mensual de 188%, pero aún así se mantuvo en un 63% durante los últimos 12 meses. Las ventas de las tiendas de muebles aumentaron un 90% el mes pasado, pero siguen bajando más del 21% en el año. Este mismo patrón es válido para restaurantes, tiendas de electrónica, grandes almacenes y concesionarios de automóviles.

Las ventas minoristas representan aproximadamente la mitad de todo el gasto de los consumidores, lo que alimenta aproximadamente el 70% de la actividad económica total. El resto del gasto del consumidor incluye servicios, desde contratos de teléfonos celulares e internet hasta membresías de gimnasios y cuidado infantil.

Coresight Research, una firma de investigación minorista, prevé que entre 20,000 y 25,000 tiendas en los Estados Unidos cierren este año, alrededor del 60% de ellas en centros comerciales. Eso es superior a la estimación previa de la empresa a mediados de marzo de 15,000 cierres, y superaría el récord de 9,000 cierres de tiendas el año pasado. La semana pasada, Zara, Children’s Place y Signet Jewelers anunciaron cientos de cierres de tiendas y destacaron la creciente importancia de su presencia en línea.

“El sector minorista ya estaba sobrealimentado antes del COVID”, dijo Craig Johnson, presidente de Customer Growth Partners, una consultora minorista. “Este es un reajuste forzado”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Reactivación en EEUU tras la cuarentena: las ventas minoristas crecieron un 17,7 % en mayo

MAS NOTICIAS