El plan de una compañía en EEUU para reabrir los centros comerciales durante la pandemia de coronavirus

Simon Property Group, que tiene más de 49 malls repartidos en 10 estados, creó un protocolo de seguridad para el público y los empleados de las tiendas minoristas

El mall American Dream en Nueva Jersey. REUTERS/Eduardo Munoz/File Photo
El mall American Dream en Nueva Jersey. REUTERS/Eduardo Munoz/File Photo

El más grande operador de centros comerciales en los Estados Unidos, Simon Property Group, ideó un plan para reabrir a partir del viernes sus 49 centros comerciales repartidos en 10 estados. Para empezar, a los compradores se les recomendará evitar llegar en grupos y mantener la distancia adecuada.

Los asientos en los patios de comidas estarán separados unos de otros y no se utilizarán bandejas reutilizables. Las áreas de juego para niños y las fuentes para beber agua estarán cerradas temporalmente. Tampoco estarán disponibles los coches para bebés y en los baños estarán fuera de servicio los orinales y lavamos extras, para así evitar que las personas estén cerca unas de otras, informó el diario The New York Times.

El plan de la compañía muestra cómo podría ser la experiencia de consumo en Estados Unidos en tiempos de pandemia. Sin embargo, ahora depende de si los minoristas están dispuestos a reabrir sus tiendas y si el público se siente cómodo de ir a comprar a los centros comerciales, lugares que usualmente son visitados por cientos de personas.

Si se reabren los centros comerciales, un cartel les dará la bienvenida a los compradores y los ilustrará con algunas medidas de precaución. Además el piso estará señalizado, como ya se hace en los supermercados y otro tipo de negocios, para recordar mantener la distancia. También habrán mapas que indiquen dónde pueden encontrar desinfectante para las manos y mostrar que algunos lugares estarán ¨temporalmente cerrados¨.

Una compradora en un centro comercial en EEUU. REUTERS/Sarah Silbiger/File Photo
Una compradora en un centro comercial en EEUU. REUTERS/Sarah Silbiger/File Photo

Simon Property, con sede en Indianápolis (Indiana) y que a fines del año pasado poseía más de 200 propiedades en 37 estados, planea abrir los centros comerciales entre el viernes y el lunes. Estos se encuentran en Texas, Indiana, Georgia, Missouri, Tennessee, Carolina del Sur, Oklahoma, Arkansas, Alaska y Mississippi.

No obstante, aún no está claro cuántos minoristas estarán dispuestos a abrir las puertas de sus tiendas en esos centros comerciales.

Entre los protocolos de seguridad, los empleados, contratistas y vendedores de Simon Property deberán tomarse la temperatura antes de ir al trabajo y quedarse en casa si tienen fiebre u otras síntomas que puedan ser de coronavirus. Además, deberán usar mascarillas y mantenerse a más de un metro y medio de distancia de los demás.

“Pienso en esto como un acto de cuerda floja”, dijo el Dr. William Schaffner, profesor de enfermedades infecciosas en la escuela de medicina de la Universidad de Vanderbilt, consultado por The New York Times. “Por un lado están todos los problemas médicos y por el otro están todos los problemas financieros, económicos y sociales. Si uno pierde el equilibrio, caemos”, agregó.

(REUTERS/Eduardo Munoz)
(REUTERS/Eduardo Munoz)

Schaffner cree que los centros comerciales deberían requerir controles de temperatura para los clientes, y no solo a los empleados, como se ha ordenado en algunas partes de Asia. También cree que se deben exigir el uso de máscaras a todo el público.

Agregó que algunas medidas de distanciamiento social, como bloquear algunos grifos del baño, parecen ir en contra de la necesidad imperiosa de lavarse las manos.

En su plan de reapertura, la compañía dijo que los centros comerciales permanecerán menos tiempo abiertos para así permitir una mayor limpieza de los lugares.

Además, el protocolo de seguridad recomienda que los clientes sean quienes introducen las tarjetas de crédito y débito en los dispositivos de pago, sin entregar nada a los empleados, quienes deberán lavarse las manos después de cada transacción.

Simon Property dijo que haría anuncios de forma regular en los parlantes de los centros comerciales “para recordar a los compradores su parte en el mantenimiento de un entorno seguro para todos”. Además usará “tecnologías de medición de tráfico” para asegurarse de que la ocupación no exceda “un nivel objetivo de 1 persona por cada 15 cuadrados de espacio”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

TE PUEDE INTERESAR