El coronavirus puede terminar, también, con los debates presidenciales demócratas

“Creo que hemos tenido suficientes debates ya. Es hora de que sigamos adelante”, dijo Joe Biden

Desde Miami, Florida, Estados Unidos
El candidato presidencial demócrata estadounidense y ex vicepresidente Joe Biden escucha mientras el senador Bernie Sanders habla durante el undécimo debate de candidatos demócratas de la campaña presidencial estadounidense celebrada en los estudios de CNN en Washington (Reuters)
El candidato presidencial demócrata estadounidense y ex vicepresidente Joe Biden escucha mientras el senador Bernie Sanders habla durante el undécimo debate de candidatos demócratas de la campaña presidencial estadounidense celebrada en los estudios de CNN en Washington (Reuters)

En la tercera rueda de prensa virtual organizada por Joe Biden desde la sala de estar de su casa, en Wilmington, Delaware, el principal candidato demócrata a la Casa Blanca desestimó la posibilidad de que haya un nuevo cara a cara con Bernie Sander en el mes de abril.

La campaña del Senador por Vermont, Sanders, le había dicho a The New York Times que su candidato estaba preparado para debatir nuevamente contra Biden si el Comité Demócrata seguía adelante con la organización del debate del próximo mes –paralizada por ahora por la crisis del coronavirus-. De esta manera, los allegados a Sanders desestimaban los crecientes rumores de que el septuagenario pensaba bajarse de la contienda considerando que Biden le saca casi 300 delegados de ventaja (por el momento Biden tiene 1153 contra 861 delegados obtenidos por Sanders), y que con el coronavirus la campaña cambió tanto que muchos consideran que no hay lugar para dos pre-candidatos. Pero evidentemente Sanders no piensa lo mismo y por ahora tiene planes a largo plazo.

Desde el lunes, Biden improvisó un estudio de televisión en su hogar y desde allí hace una alocución diaria acerca del coronavirus (algo similar a lo que hace a diario el Presidente Donald Trump desde la Casa Blanca) seguida de una rueda de preguntas y respuestas de periodistas de todo el país.

Cuando se le preguntó acerca de las declaraciones hechas por la campaña de Sanders, Biden respondió: “Mi foco ahora mismo está puesto en lidear con la crisis. No he pensado acerca de ningún debate más. Creo que hemos tenido suficientes debates ya. Es hora de que sigamos adelante”.

Recordemos que hasta ahora hubo once debates demócratas, que comenzaron en junio de 2019. Durante los primeros dos debates había tantos pre-candidatos, 23 para ser exactos, que tenían que dividir el grupo en dos y hacerlos en días diferente. Desde entonces la elección se redujo a solo dos pre-candidatos, Biden y Sanders, que el pasado 15 de marzo se enfrentaron por primera vez cara a cara frente a las cámaras en un espacio reducido debido al aislamiento social del coronavirus. Estaba previsto al menos un encuentro más previo a las Convenciones de los partidos en las que oficialmente empieza la contienda por la elección general a realizarse en noviembre de este año.

Pero como es de público conocimiento con la pandemia afectando severamente a los Estados Unidos, todo ha cambiado. Los empleados de las campañas ya no recorren casas hablando con votantes, ni siquiera van a las oficinas, sino que todo pasó a ser remoto y virtual. Los propios pre-candidatos, ambos de más de 70 años y por ende pertenecientes al grupo de mayor riesgo, no salen de sus hogares. Biden ha improvisado estos encuentros diarios virtuales con la prensa,

mientras que a Sanders se lo ha visto poco en los últimos días. A estas alturas, inclusive la Convención Nacional Demócrata, prevista a realizarse el 13 de julio en Milwaukee, Wisconsin, está en duda. El proceso debe realizarse porque es la ocasión en la que los delegados votan para elegir formalmente al candidato, y además es donde el candidato presenta al compañero de fórmula, pero algunos ya están pensando en que quizás por primera vez en la historia no sea una convención física sino virtual. Por otro lado, otros consideran que julio aún está muy lejos y que para aquel entonces las cosas ya van a haber vuelto a la normalidad. Como el propio Trump, que según declaró ayer piensa que en dos semanas la actividad comercial en el país debe empezar a normalizarse.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

La cantidad de muertes por coronavirus en Estados Unidos rompió la barrera de las 1.000

Las bolsas europeas cotizan en baja y la de Japón cerró con pérdidas del 4,5%

Los estados aseguran que los médicos están almacenando medicamentos de prueba contra el coronavirus… para sí mismos

MAS NOTICIAS