(Foto: REUTERS/Mike Blake/File Picture)
(Foto: REUTERS/Mike Blake/File Picture)

Bill Gates le dedicó un cumplido a Elon Musk por sus aportes en la electrificación de la industria automotriz. Sin embargo, lejos de recibir un gesto recíproco, fue menospreciado por el propietario de Tesla Motors.

Gates, cofundador de Microsoft Corporation, fue entrevistado la semana pasada por un influyente youtuber para hablar sobre el desafío de reducir las emisiones de carbono para detener el cambio climático. Consideró, de hecho, que la industria de automóviles es “uno de los sectores más esperanzadores” en la toma de medidas al respecto. “Ciertamente, si tuvieras que nombrar una compañía que haya ayudado a poner todo esto en marcha, sería Tesla”.

No obstante, Gates habló también de su recién adquirido vehículo, un Porsche Taycan, también eléctrico que calificó como “very, very cool". Admitió, eso sí, lo elevado de su precio, unos USD 185.000, añadiendo que los compradores deben vencer la ansiedad que produce la autonomía y el tiempo de recarga de estos vehículos.

(Foto: REUTERS/Jason Lee)
(Foto: REUTERS/Jason Lee)

Cuando un seguidor de Tesla escribió en las redes sociales sobre las declaraciones de Gates y su nuevo Porsche, Musk respondió con un lapidario mensaje: “Mis conversaciones con Gates siempre han sido decepcionantes”.

No es la primera vez que Musk habla con desdén de otros multimillonarios. En su día cuestionó la capacidad del fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, para comprender los riesgos asociados a la inteligencia artificial. El año pasado llamó “copión” al CEO de Amazon, Jeff Bezos, cuando éste anunció una iniciativa para ofrecer Internet a través de una red de satélites, proyecto que ya puso en marcha SpaceX, fundada por el propio Musk.

Los comentarios del CEO de Tesla sobre el Taycan de Porsche han sido mixtos. Después de criticar a la marca de autos deportivos por usar la nomenclatura del motor de combustión interna para la versión de gama alta de su vehículo eléctrico debut, tuiteó en septiembre que “parecía un buen auto”.

Taycan: el primer superdeportivo eléctrico

Con el Porsche Taycan, capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 3,5 segundos gracias a sus 600 CV, la firma de Stuttgart coronó sus primeros 70 años de tradición deportiva.

La leyenda empezó a gestarse con el mismísimo Ferdinand Porsche allá por 1948 con el modelo 356, un convertible pensado a partir del Escarabajo para ser rápido y divertido, que se patentó por primera vez el 6 de junio de ese año. Desde allí la dinastía pura sangre de Porsche nunca cesó y encontró en el 911 su máxima expresión de deportividad. Esa vieja estirpe entra ahora en una nueva dimensión: la de los eléctricos.

El Taycan marca el inicio de una nueva era para la marca alemana, tanto en términos de diseño y estilo como en tecnología y motorizaciones. Este nuevo Porsche cuenta con un paquete de baterías de 800 voltios que le permitirán recorrer más de 500 kilómetros con una sola carga. Según la marca, con un punto de carga rápido puede abastecerse en sólo cuatro minutos para realizar 100 kilómetros.

Mi idea es que el Taycan se convierta en el ícono de esta nueva era”, reveló Michael Mauer, responsable de diseño de Porsche, sobre el potente desembarco de la marca en el mercado de los eléctricos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: