El Senado de Estados Unidos aprobó “el paquete legislativo más grande” de ayuda humanitaria para Venezuela

A través de la ley VERDAD, Washington destinará 400 millones de dólares en asistencia para los venezolanos y países vecinos

Venezolanos reclamando por el ingreso de ayuda (REUTERS/Henry Romero)
Venezolanos reclamando por el ingreso de ayuda (REUTERS/Henry Romero)

El Senado estadounidense aprobó este jueves ley de Ayuda de Emergencia, Asistencia para la Democracia y Desarrollo de Venezuela (VERDAD, por sus siglas en inglés), que, según el senador demócrata Bob Menéndez, representa “el paquete legislativo más grande de apoyo estadounidense a Venezuela”.

Menéndez, miembro del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara Alta, confirmó el hecho a través de sus redes sociales.

Luego de ser aprobada por el Comité el pasado lunes, Menéndez indicó que la Ley VERDAD "deja en claro que Estados Unidos se mantiene firme en su apoyo al pueblo venezolano y al presidente interino Juan Guaidó, y no vacilará en nuestros esfuerzos para responsabilizar al régimen de Maduro por las acciones de su dictadura criminal”.

Por medio de un comunicado, el mismo comité señaló que esta ley “fortalece la respuesta estadounidense a la creciente crisis humanitaria de Venezuela”. “También mantiene una presión estratégica sobre el régimen de Maduro y sus partidarios extranjeros, y avanza en los esfuerzos para abordar la gran cantidad de recursos robados al pueblo venezolano por los funcionarios del régimen”, agrega.

La ley VERDAD proporciona 400 millones de dólares en asistencia humanitaria para Venezuela y países vecinos, y 17 millones en apoyo a actores democráticos y la sociedad civil venezolana.

Asimismo, fortalece el apoyo del gobierno de Donald Trump a Juan Guaidó, la Asamblea Nacional elegida democráticamente, y una solución negociada a la crisis venezolana. Además, “prohíbe visas para las familias de funcionarios sancionados del régimen de Maduro”.

El senador Bob Menéndez, Foto: REUTERS/Erin Scott
El senador Bob Menéndez, Foto: REUTERS/Erin Scott

El Comité del Senado anunció, por su parte, que la Cámara de Representantes aprobó una serie de leyes “para abordar la participación de Rusia en Venezuela, prohibir la venta de armas al régimen de Maduro y fortalecer la entrega de asistencia humanitaria de Estados Unidos”.

La ley tiene lugar un día después que la alta comisionada para los derechos humanos de la ONU, Michelle Bachelet, presentara la actualización del informe sobre la violación de derechos humanos en Venezuela, e indicara que documentó más presuntas ejecuciones extrajudiciales perpetradas por las fuerzas del régimen de Nicolás Maduro. También se refirió al incremento de la migración irregular y al levantamiento de la inmunidad de cinco diputados de la oposición.

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos pidió la libertad del diputado Juan Requesens, dio a conocer que su oficina visitó a más de 70 personas encarceladas por el régimen de Nicolás Maduro y estableció nueve áreas de cooperación técnica con instituciones del gobierno. “Desde agosto a la fecha, mi oficina ha seguido documentando alegaciones de presuntas ejecuciones extrajudiciales por miembros de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES)”, manifestó.

En respuesta a la actualización del informe, Mike Pompeo, secretario de Estado norteamericano, aseveró a través de su cuenta de Twitter que “es hora de que Maduro se vaya y allane el camino para elecciones libres y justas”.

Sobre el documento, indicó: “La actualización del informe expone continuas violaciones graves, incluidas detenciones, torturas y ejecuciones por parte del antiguo régimen de Maduro”.

Esta resolución tiene lugar en momentos en que crece la presencia rusa en suelo venezolano. En los últimos días se supo que un contingente de al menos 40 militares rusos llegó al Parque Nacional de Canaima vestidos con uniformes de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB). De esta manera, ya son cientos los militares que fueron enviados por Moscú en los últimos meses; una actitud que fue denunciada de “intervencionista” por varios países y organismos de la región.

Venezuela también opera sistemas de armas de origen ruso en sus fuerzas armadas, desde los cazabombarderos Su-30MK2 hasta los tanques T-72B1 y los fusiles de asalto Ak-103, pasando también por los lanzamisiles BUK-M2E, Igla-S y Pechora-2M, además de transportes de tropas y helicópteros.

Más sobre este tema:

La generación del hambre: la desnutrición maldice a los niños de Venezuela

EEUU, tras la actualización del informe de Michelle Bachelet sobre Venezuela: “Es hora de que Maduro se vaya”

MAS NOTICIAS