El líder supremo, el ayatolá Alí Jamenei, agita su mano mientras pronuncia un discurso en el primer día del Año Nuevo Persa, también conocido como Nowruz en Mashhad, al noreste de Teherán, Irán, el 21 de marzo de 2019. (Reuters)
El líder supremo, el ayatolá Alí Jamenei, agita su mano mientras pronuncia un discurso en el primer día del Año Nuevo Persa, también conocido como Nowruz en Mashhad, al noreste de Teherán, Irán, el 21 de marzo de 2019. (Reuters)


El líder supremo, ayatollah Ali Khamenei, ordenó el pasado miercoles a la Guardia Revolucionaria de Irán, el cuerpo de élite khomeinista, que desarrolle armas más avanzadas, modernas y letales, informó la agencia de noticias semi-oficial Tasnim.

“Los guardianes deberían tener armas mas avanzadas y modernas. Estas armas deberían ser modernas y actualizadas. Deben desarrollarse aqui, en casa. Necesitamos desarrollar y producir nuestras armas y ellas deben ser mas modernas”, dijo Khamenei.

La declaración del líder iraní se produjo después de meses de tensión entre Washington y Teherán a raíz de las sanciones económicas contra las exportaciones de petróleo iraní, luego de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se retirara en mayo de 2018, del acuerdo nuclear que se habia firmado con Irán en 2015.

El jueves, el Comandante en Jefe del GRI, General Hossein Salami también dijo que sus fuerzas navales estaban completamente preparadas para defender a Irán en caso de que estallara un conflicto armado con “enemigos”. Hablando en una conferencia sobre “lanchas rápidas” en el puerto norteño de Anzali, cuestionó aún más la capacidad de los enemigos para enfrentar a la unidad naval de Irán si estalla un conflicto marítimo armado.

Según Reuters, en respuesta a la política de "máxima presión" de Washington, Irán ha reducido gradualmente sus compromisos bajo el pacto nuclear y planea nuevas infracciones si los partidos europeos no cumplen sus promesas de proteger la economía de Irán de las sanciones de Estados Unidos.

Se espera que la economía de Irán se reduzca un 9,5% este año, dijo el Fondo Monetario Internacional (FMI), por debajo de una estimación previa de una contracción del 6%, ya que el país siente el impacto de las sanciones estadounidenses más estrictas.

Las previsiones del FMI, publicadas el martes en el informe sobre "Perspectivas de la Economía Mundial", no están lejos de las estimaciones dadas la semana pasada por el Banco Mundial, que dijo que la economía iraní para fines del año fiscal 2019/20 sería un 90% más pequeña de lo que fue hace solo dos años atras.

Irán, un gran productor de petróleo, vio aumentar sus ingresos petroleros luego de que en un pacto nuclear de 2015 acordara con seis potencias principales que pusieron fin a un régimen de sanciones impuesto tres años antes por su disputado programa nuclear.

Sin embargo las nuevas sanciones impuestas después de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se retiró de ese acuerdo en 2018, son las más duras impuestas por Washington y dirigidas a casi todos los sectores de la economía de Irán.

El FMI había pronosticado previamente que la economía de Irán se reduciría en un 6% este año, pero esa estimación precedió a la decisión de Washington en abril de poner fin a seis meses de exenciones que habían permitido a los ocho mayores compradores de petróleo de Irán continuar importando volúmenes limitados.

El fondo dijo que Irán, junto con otras economías de mercados emergentes, continúa experimentando "dificultades macro-económicas muy severas". Una caída en la moneda iraní luego de la re-imposición de sanciones ha interrumpido el comercio exterior de Irán e impulsado la inflación anual, que el FMI pronostica en 35,7% este año.

La tasa oficial del rial iraní se estableció en 42,000 riales por cada dólar estadounidense, pero su tasa de mercado se situó en alrededor de 115,000 frente al dólar el martes pasado, según el sitio web de divisas Bonbast.

Se espera que la economía de Irán se reduzca un 9,5% a final de este año, segun el Fondo Monetario Internacional (FMI), por debajo de una estimación previa de una contracción del 6%, ya que el país siente el impacto de las sanciones estadounidenses más estrictas.

Para muchos analistas políticos y expertos en economía de Iran, el año 2020 puede ser sumamente turbulento para el regimen khomeinista no solo en materia económica, sino en lo que podría profundizarse como una gran crisis política cuyos efectos y consecuencias afectarían a la región toda desde el Mediterráneo hasta el Golfo Pérsico.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: