Manifestantes ondeando banderas y sosteniendo un cartel con la imagen del teniente general Abdul-Wahab al-Saadi, durante una protesta en la Plaza Tahrir, en el centro de Bagdad, Irak, el martes 1 de octubre de 2019. (AP Foto/Khalid Mohammed)
Manifestantes ondeando banderas y sosteniendo un cartel con la imagen del teniente general Abdul-Wahab al-Saadi, durante una protesta en la Plaza Tahrir, en el centro de Bagdad, Irak, el martes 1 de octubre de 2019. (AP Foto/Khalid Mohammed)

El despliegue de combatientes de la milicia, que no se había informado previamente, subraya la naturaleza caótica de la política iraquí en medio de protestas masivas que provocaron más de 100 muertes y 6.000 heridos durante la semana que comenzó el 1 de octubre.

Fuentes de seguridad iraquíes dijeron a Reuters que los líderes de las milicias alineadas con Irán decidieron por sí mismos ayudar a sofocar las protestas masivas contra el gobierno del primer ministro, Adel Abdul Mahdi, cuya administración está respaldada por poderosos grupos armados y facciones políticas.

Hemos confirmado la evidencia de que los francotiradores eran elementos de las milicias”, dijo una de las fuentes de seguridad iraquíes. “Pertenecen a un grupo que está muy cerca de los iraníes”, agregó.

Una segunda fuente de seguridad de Bagdad, que asistió a las sesiones informativas diarias de seguridad del gobierno, dijo que los hombres de la milicia vestidos de negro dispararon contra los manifestantes en el tercer día de disturbios, cuando el número de muertos se elevó a más de 50. Los combatientes fueron dirigidos por Abu Zainab al-Lami, jefe de seguridad de los Hashid, una agrupación de paramilitares mayoritariamente musulmanes chiítas respaldados por Irán, dijo la segunda fuente. El líder Hashid tuvo la tarea de anular las protestas de un grupo de otros comandantes de la milicia, dijo la fuente. No detallaron cuántos francotiradores fueron desplegados por grupos de milicias.

En las protestas en Irak murieron más de 100 personas (AP Foto/Hadi Mizban)
En las protestas en Irak murieron más de 100 personas (AP Foto/Hadi Mizban)

Un portavoz de los Hashid, Ahmed al-Asadi, negó que los grupos participaran en la represión. “Ningún miembro estuvo presente en las áreas de protesta. Ninguno de los elementos del Hashid participó en la confrontación de los manifestantes ", dijo Asadi en un comunicado a Reuters.

El vocero del Ministerio del Interior iraquí, Saad Maan, dijo que las fuerzas de seguridad del estado no dispararon directamente a los manifestantes y culpó a los tiradores “viciosos” no identificados por las muertes y lesiones en masa. El gobierno abrió una investigación para determinar quién disparó a los manifestantes y quién lo ordenó, dijo Maan en una conferencia de prensa el 6 de octubre.

La afirmación de que las fuerzas de seguridad no participaron en la violencia parecía contradecir una declaración de las fuerzas de seguridad iraquíes el 7 de octubre que decía que se había usado una fuerza excesiva y prometía responsabilizar a las personas por la violencia contra los civiles.

Las protestas en Irak (AFP)
Las protestas en Irak (AFP)

Un funcionario de la oficina del primer ministro dijo en un comunicado a Reuters el miércoles que sería "prematuro echarle la culpa a cualquiera de las partes, ya sea de Hashid u otras fuerzas de seguridad, antes de que finalicemos la investigación. Esperemos y veamos quién dio la orden ‘disparar a matar’”.

Mohammed Ridha, jefe del comité de seguridad y defensa del parlamento, dijo en un comunicado este jueves que una investigación inicial mostró que hubo “asesinatos deliberados de manifestantes por parte de algunos elementos”, sin dar más detalles.

El papel de Irán en responder a las manifestaciones fue otro recordatorio del alcance de Teherán en Irak, donde un número considerable de ex comandantes de la milicia ahora son miembros del parlamento y apoyan la agenda iraní. La estabilidad del gobierno iraquí es lo mejor para Irán, que ha ido acumulando influencia en el país vecino desde 2003, cuando la invasión liderada por Estados Unidos derrocó al archienemigo de la República Islámica, Saddam Hussein. Irán es también el mayor socio comercial de Irak.

(Con información de Reuters)

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS: