Constantine Yowbalaw, director de asuntos juveniles y cívicos del estado de Yap, confirmó el ataque y muerte de la impartidora de justicia. (Foto: Facebook)
Constantine Yowbalaw, director de asuntos juveniles y cívicos del estado de Yap, confirmó el ataque y muerte de la impartidora de justicia. (Foto: Facebook)

La fiscal general interina del estado de Yap, en los Estados Federados de Micronesia, Rachelle Bergeron, fue asesinada el lunes cuando regresaba a su casa después de pasear a sus perros. Las autoridades investigan el crimen, que pudo ser perpetrado por alguna de las personas que la abogada ayudó a procesar.

La mujer, originaria de Wisconsin, fue atacada alrededor de las 19:00 horas afuera de su casa, cuando volvía de dar un paseo nocturno al lado de sus mascotas, que también fue asesinado. Bergeron recibió un disparo en la parte superior de la pierna y del pecho, pero fue declarada muerta cuando llegó al Hospital Yap Memorial.

Simon Hammerling, el esposo de la víctima, encontró a Rachelle sobre la acera tras escuchar al menos tres disparos. El hombre estaba en su casa porque ayudaba a cuidar a un niño vecino con quien horneaba ‘brownies’, así que tras el ataque y con el apoyo de una vecina, trasladó a la víctima al hospital local, donde ya nada pudieron hacer por su estado de salud.

Constantine Yowbalaw, director de asuntos juveniles y cívicos del estado de Yap, confirmó el ataque y muerte de la impartidora de justicia, aunque hasta el momento no ha revelado datos sobre el agresor o el motivo del ataque: “Estoy trabajando con los investigadores para confirmar otros detalles”.

El espíritu de Yap está roto y nuestro orgullo y reputación están empañados”, dijo el funcionario, quien también envió sus condolencias para los afectados: “Nuestras oraciones están con su familia, amigos y comunidad, aquí y en el extranjero”.

"El Estado de Yap, con la asistencia del Departamento de Justicia de la FSM y la Oficina Federal de Investigaciones de los Estados Unidos, están coordinando esfuerzos para completar una investigación exhaustiva", agregó el gobierno local.

Amos Collins, quien ayudó a Simon Hammerling con el traslado de Rachelle Bergeron, escribió en su cuenta de Facebook sobre la agresión y dio a conocer sus sospechas sobre el posible asesino.

“En un acto sin sentido y trágico, Rachelle Bergeron (Haemmerling), fiscal en funciones para Yap, Micronesia, fue asesinada a tiros en su patio, anoche mientras cuidaba a sus perros”, relató.

La vecina agradeció a todas las personas que asistieron al hospital para acompañar y apoyar a Simon tras el asesinato de la abogada, así que pidió orar y enviar su amor hacia él porque “está lidiando con la pérdida inimaginable de su esposa y mejor amiga, y así como para la familia de Rachelle”.

Rachelle Bergeron se mudó a la pequeña a Isla de Yap en agosto del 2015 para desempeñarse como asistente del fiscal general, pero fue en enero de este año cuando fue promovida como fiscal general interina. Previamente trabajó en Washington, Nueva York e India. (Foto: Gofundme)
Rachelle Bergeron se mudó a la pequeña a Isla de Yap en agosto del 2015 para desempeñarse como asistente del fiscal general, pero fue en enero de este año cuando fue promovida como fiscal general interina. Previamente trabajó en Washington, Nueva York e India. (Foto: Gofundme)

Amos Collins señaló que la pareja estaba a punto de celebrar su primer aniversario de bodas y pronto planeaban regresar a Estados Unidos, tras concluir su labor como fiscal general interina del estado de Yap.

“Todo el mundo está en shock; todo pasó tan rápido”, dijo Collins, quien también aseguró que la localidad es tranquila y pueden caminar solos por la noche.

Reconoció que el ataque pudo ser realizado por alguna persona allegada a un criminal apresado por las labores de Bergeron.

Julie Hartup, otra amiga de la pareja, dijo que Bergeron sentía mucha presión por el nuevo cargo que desempeñaba desde enero y estaba ansiosa de volver a casa en Estados Unidos.

“Ella tuvo una risa divertida; ella amaba a sus perros; a ella le encantaba correr; ella realmente se preocupaba por la comunidad. Ella estaba haciendo todo lo posible para hacer el mejor trabajo posible y, en última instancia, alguien le quitó la vida por ser tan buena en su trabajo", añadió Hartup.

Rachelle Bergeron se mudó a la pequeña a Isla de Yap en agosto del 2015 para desempeñarse como asistente del fiscal general, pero fue en enero de este año cuando fue promovida como fiscal general interina. Previamente trabajó en Washington, Nueva York e India.

La fiscal gustaba de involucrarse en la defensa de los derechos de los menos favorecidos, como mujeres y niños; mientras que Simon Hammerling, el esposo de la víctima, es piloto de Pacific Mission Aviation, una organización misionera cristiana en la región donde Collins también trabaja.

Un amigo de la familia hizo una petición en Gofundme, para recaudar fondos con los que se cubrirá el costo del funeral y el traslado del cuerpo de Rachelle Bergeron: “Aquellos de ustedes que conocen a Simon saben de su profunda fe en Dios y su compromiso de servir a los demás. Todos nos hemos beneficiado de sus buenos consejos, sus oraciones y su cuidado por nosotros. Ahora es tiempo de que le devolvamos algo de lo que nos ha dado de una manera pequeña. Simon necesitará fondos importantes para cubrir los gastos del funeral y los gastos de viaje a los Estados Unidos, donde Rachelle será enterrada”.

Alrededor de 11.000 personas viven en la pequeña isla de Yap, perteneciente a los Estados Federados de Micronesia, ubicados entre Hawái e Indonesia. Esta comunidad tiene un pacto de libre asociación con Estados Unidos e incluso su moneda principal es el dólar estadounidense.

Con información de AP

MÁS SOBRE OTROS TEMAS