Mackenzie nació en California, pero desde el año 2014 estudia enfermería en Utah, donde se graduaría este año (Foto: Facebook)
Mackenzie nació en California, pero desde el año 2014 estudia enfermería en Utah, donde se graduaría este año (Foto: Facebook)

El lunes 17 de junio sobre las 01:00 horas de la madrugada, Mackenzie Lueck, de 23 años, escribió un mensaje a sus padres para contarles que su vuelo había aterrizado ya en el aeropuerto de la ciudad de Salt Lake, en Utah. Fue la última vez que hablaron con ella.

Mackenzie Lueck había viajado ese fin de semana a su natal California para asistir al funeral de su abuela. Al regresar al estado de Utah, donde estudia enfermería, pidió un servicio de taxi a través de la aplicación Lyft para que la llevara de vuelta a casa, a la calle North Salt Lake.

Lo que ocurrió después del viaje es un misterio, pues no volvió a escribir a sus padres, nunca subió al departamento que comparte con sus amigas, y no se supo más de ella. A la mañana siguiente, siguió sin contestar los mensajes de familiares o de amigos. Tampoco se presentó en la Universidad. Sus padres se alarmaron.

En este punto del aeropuerto de Salt Lake, Mckensie tomó un lyft con destino a su casa. La compañía asegura que el conductor terminó su viaje y después continuó trabajando con otros clientes en diferentes trayectos (Foto: SLC Airport)
En este punto del aeropuerto de Salt Lake, Mckensie tomó un lyft con destino a su casa. La compañía asegura que el conductor terminó su viaje y después continuó trabajando con otros clientes en diferentes trayectos (Foto: SLC Airport)

"Desde el lunes (17 de junio) ella se ha perdido sus clases en la Universidad de Utah y no ha establecido contacto con sus familiares o amigos", dijo la familia en un comunicado.

"Estoy muy preocupada. Es mi mejor amiga. Siempre me escribe a todas horas. Queremos hacer todo lo que esté en nuestra mano. Ella es la chica más dulce y auténtica que conozco. La quiero. La echo de menos. Y estoy extremadamente preocupada por ella y por su bienestar", añadió Kennedy Stonner, una de las integrantes de la hermandad Alpha Chi Omega, en una entrevista con la cadena Fox13.

Este lunes 24 de junio se cumple una semana de su desaparición, y desde entonces sus seres queridos han emprendido una búsqueda exhaustiva. Las autoridades explicaron que su máxima prioridad ahora es hallarla sana y salva.

Familiares y amigos distribuyeron estos carteles por toda la ciudad de Salt Lake (Foto: SLD Police Department)
Familiares y amigos distribuyeron estos carteles por toda la ciudad de Salt Lake (Foto: SLD Police Department)

"Si está en peligro o no es algo difícil de decir ahora mismo. Nos gustaría encontrarla y estamos intentando rastrear cualquier pista en este momento" dijo el investigador del Departamento de Policía de la ciudad de Salt Lake.

"Queremos intentar contactar con ella de un modo u otro si está desaparecida o si no lo está, necesitamos asegurarnos que está bien", añadió el agente.

Informaron que están en contacto con los responsables de la app móvil Lyft y con el conductor que llevó a la joven desaparecida hasta su casa.

"La seguridad de nuestra comunidad es fundamental para Lyft y nosotros estamos colaborando activamente con las autoridades en su investigación", dijo un portavoz de la empresa de servicios de taxi en declaraciones a la cadena de televisión estadounidense Fox.

Mackenzie Luek mide 1.70 y pesa 50 kilos, es rubia y tiene los ojos castaños (Foto: Facebook)
Mackenzie Luek mide 1.70 y pesa 50 kilos, es rubia y tiene los ojos castaños (Foto: Facebook)

Desde la compañía aseguraron que el conductor terminó su trayecto y culminó el viaje en la calle que le había indicado Mackenzie a través de la app. Después, siguió trabajando con otros clientes en distintos trayectos.

Las autoridades informaron que la joven no tenía pareja y que no parece que nadie la hubiera amenazado antes de su desaparición.

"No volver a casa con sus mascotas o sus compañeras de piso, o simplemente no dejar tu equipaje, es muy extraño. No ir a trabajar. Tener apagado tu teléfono durante una semana… Es muy bizarro y alarmante", dijo una amiga de la desaparecida a la cadena KSTU-TV.

"Ella es extremadamente responsable. Nunca dejaría de asistir a sus exámenes parciales ni nada de eso. No ha venido a casa. No fue a trabajar, ni nada", añadió.

Ahora las autoridades están centradas en recabar cualquier información, y recuerdan que MacKenzie tiene el pelo rubio, los ojos castaños, mide 1.70 metros y pesa unos 55 kilos.