El niño y su padre iban con un grupo de personas cuando el animal atacó Foto: Impresión de pantalla ABC News
El niño y su padre iban con un grupo de personas cuando el animal atacó Foto: Impresión de pantalla ABC News

Un niño de cuatro años se está recuperando luego de un ataque de un león de montaña (Puma) en una reserva natural en San Diego, California dijo el martes un portavoz del hospital donde fue trasladado.

Las autoridades indicaron que el menor está en el hospital recuperándose de las heridas en la cabeza que le dejó el ataque en el cañón de Rancho Peñasquitos, al noreste de San Diego.

El niño está en buenas condiciones y se espera que sea dado de alta del Hospital de Niños Rady pronto, dijo el portavoz Carlos Delgado.

El ataque ocurrió el lunes por la tarde cuando el niño y su familia caminaban en un grupo a lo largo de un sendero en la Reserva del Cañón de Los Peñasquitos con otras 10 personas. El niño sufrió lesiones en la cabeza, dijo en una conferencia de prensa el teniente Scott Bringman, del Departamento de Pesca y Vida Silvestre de California.

El lugar fue acordonado y el animal sacrificado Foto: ABC News
El lugar fue acordonado y el animal sacrificado Foto: ABC News

Las lesiones del niño no son potencialmente mortales, agregó Bringman. Cuando el león de la montaña se acercó al grupo, todos se dispersaron, con la excepción del padre del niño, que comenzó a tirar piedras para ahuyentar al león de montaña, dijo Bringman.

Durante su investigación, los oficiales de Pesca y Vida Silvestre inicialmente vieron huellas de animales y más tarde esa noche vieron al animal.

Bringman dijo que los guardias creen que es el mismo animal que atacó al niño, ya que no parecía tener miedo de los guardias y la sacrificaron.

La hembra del león de montaña fue sacrificada y se le realizará una prueba de ADN de la víctima. La ropa y los vendajes del niño también se someterán a una prueba de detección del ADN del león de montaña, y los resultados deben estar disponibles en unos pocos días.

El parque está cerrado hasta que los investigadores puedan confirmar que es el mismo león de montaña.

"Un león de 80 libras realmente podría hacer algo de daño, y afortunadamente el padre estaba allí y se defendió del animal", dijo.

Bringman dijo que los animales en la reserva están acostumbrados a los humanos porque hay mucho tráfico peatonal, y algunas personas intentan tomar fotografías y alimentar a los animales, lo cual está prohibido. El último ataque de león de montaña allí fue hace más de 20 años.

"El león parecía tener poco miedo a los humanos, lo que es un comportamiento anormal para un león de montaña", explicó la declaración de CDFW.

Las personas que viven cerca de los senderos dijeron que a menudo ven carteles que advierten sobre gatos salvajes, según NBC San Diego . Aún así, la gente en el área se asustó.

"Caminamos en este cañón todo el tiempo, así que es un poco aterrador que te puedan atacar así", dijo la residente cercana, Marcela Reices.

Los leones de montaña son generalmente tranquilos, silenciosos y esquivos. Las personas rara vez obtienen más que un breve vistazo de un león de montaña en la naturaleza. Los ataques de leones a personas son raros, con menos de una docena de muertes en América del Norte en más de 100 años.