Randolph Alles, el saliente director del Servicio Secreto
Randolph Alles, el saliente director del Servicio Secreto

El presidente Donald Trump instruyó a su jefe de gabinete Mick Mulvaney a despedir al director del Servicio Secreto de los Estados Unidos, informó este lunes la prensa estadounidense, con algunos reportes que señalaban que se trató de una reuncia.

Randolph Alles, un general retirado de la Marina que fue nombrado a su cargo hace dos años, fue desplazado de su puesto al día siguiente de que la directora del Departamento de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, dimitiera bajo presión el domingo por la noche. El Servicio Secreto es una dependencia del ministerio que encabezaba Nielsen.

El comunicado oficial de la Casa Blanca no explicó las razones de la decisión e informaron que James M. Murray, un miembro de carrera del Servicio Secreto, tomará el cargo a partir de mayo.

Las fuentes de la agencia AP, que hablaron a condición de anonimato, dijeron que la partida se debe a conflictos de personalidad con la agencia.

El cambio llega en medio de rumores de una purga en el liderazgo del Departamento de Seguridad Nacional, que hasta el domingo dirigía Nielsen y del que depende el Servicio Secreto, encargado de la seguridad del presidente estadounidense y sus allegados.

Trump tuiteó el domingo que Kevin McAleenan, el actual comisionado de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, sucedería a Nielsen como secretario de Seguridad Nacional.

Un funcionario del gobierno dijo que la decisión de solicitar la renuncia de Alles se tomó hace 10 a 14 días atrás, antes de un incidente ocurrido el 28 de marzo en el que una mujer china fue arrestada en Mar-a-Lago sin invitación, lo que desató preocupaciones de seguridad.

"Esto no se basó en ningún evento en particular", dijo el funcionario, agregando que Alles fue notificado de que el presidente Trump se estaba preparando para hacer cambios en la estructura del Departamento de Seguridad Nacional.

El Servicio Secreto ha recibido algunas críticas a raíz del caso de Yujing Zhang, una mujer que a comienzos de abril consiguió adentrarse en el perímetro del club privado de Trump en Florida, Mar-a-Lago. Zhang, que enfrenta hasta cinco años de prisión y 350.000 dólares en multas, alcanzó a ingresar en un primer control del club con dos pasaportes chinos, cuatro celulares, un disco duro, un computador portátil y un dispositivo con un programa informático maligno ("malware"), según una demanda judicial.

Alles fue elegido por Trump en abril de 2017 para dirigir el Servicio Secreto fue el primer director en al menos 100 años que no integraba la agencia antes de asumir su cargo, según el New York Times. Anteriormente, trabajó en la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, dirigiendo las Operaciones Aéreas y Marítimas de esa agencia. Es un veterano de 35 años de la Marina.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: