Donald Trump visitará su frontera sur este viernes (Reuters)
Donald Trump visitará su frontera sur este viernes (Reuters)

"México, por primera vez en décadas, está deteniendo de manera significativa a ilegales en SU Frontera Sur, antes de la larga marcha hacia los EEUU. Esto es genial y debe ser así. El gran flujo se detendrá…", escribió Donald Trump en su cuenta de Twitter instantes antes de dirigirse a la frontera sur para supervisar la construcción de una nueva sección del muro.

Sin embargo, advirtió que si por alguna razón México deja de detener "a los ilegales y llevarlos de regreso a su lugar de origen", los EEUU "se verán obligados a aplicar el arancel al 25% de todos los automóviles fabricados en México y enviados a la frontera". Y sentenció: "Si eso no funciona, cerraré la frontera".

Además, reveló que está considerando una multa económica "por los 500 mil millones de dólares en DROGAS ilegales que se envían y contrabandean a través de México y de la Frontera Sur". Y agregó: "Más de 100.000 estadounidenses mueren cada año, ¡tantas familias destruidas!".

Trump ya había afirmado ayer que que no le preocupa que su amenaza de imponer aranceles interfiera en la ratificación del renovado acuerdo comercial entre los EEUU, México y Canadá, conocido como T-MEC. "Esto es más importante para mí que el T-MEC", recalcó.

La amenaza de Trump de cerrar la frontera suscitó fuertes quejas de numerosos empresarios y políticos, que alertaron del devastador impacto económico que tendría esa medida en ambos países.

México es el tercer socio comercial de los EEUU, con un intercambio valorado en más de 615.000 millones de dólares en 2017, y muchos negocios de ambos países dependen del intercambio fronterizo para fabricar sus productos, entre ellos, los automóviles.

La Cámara de Comercio estadounidense advirtió esta semana del "grave daño económico" que causaría interrumpir el comercio fronterizo, y varios legisladores del partido de Trump se mostraron en contra de la idea.

"Cerrar la frontera tendría un impacto económico potencialmente catastrófico, y espero que no lo hagamos", afirmó este martes el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: