En los últimos meses se han dado a conocer numerosos casos de abuso sexual en el clero (Archivo)
En los últimos meses se han dado a conocer numerosos casos de abuso sexual en el clero (Archivo)

Cerca de 400 sacerdotes y personal eclesiástico de Illinois (EE.UU.) fueron acusados de abusos sexuales a menores, según un informe presentado este miércoles por abogados que han representado a las víctimas y que desean revelar "identidades e información encubierta por obispos".

Según informó en conferencia de prensa el abogado Mark Pearlman, es la primera vez que se compila una lista tan completa con 185 páginas de antecedentes e historias de trabajo de los acusados.

La información fue extraída de los datos preliminares obtenidos en una investigación realizada el año pasado por la entonces fiscal general de Illinois, Lisa Madigan, donde se analizaron 690 denuncias "creíbles" en la arquidiócesis de Chicago y las diócesis de Belleville, Joliet, Peoria, Rockfort y Springfield, todas ellas en Illinois.

La investigación comprobó que el problema de abuso sexual a menores cometidos por sacerdotes era "mucho más extenso" que lo reportado por las diócesis de Illinois, que "desestimaron y no investigaron denuncias de sobrevivientes", señaló Pearlman.

"Los datos revelan la horrorosa escala de los sacerdotes que asaltan sexualmente a menores hasta el día de hoy", dice el informe, denominado The Anderson Report.

"Tal vez lo más impactante de los descubrimientos es que algunos perpetradores fueron transferidos intencionadamente y retenidos en puestos de confianza con acceso directo a niños, incluso después de que se sabía que abusaban sexualmente de niños", agrega.

El informe estima que podría haber cientos más de supuestos depredadores sexuales dentro de las diócesis y órdenes religiosas de Illinois, cuyas identidades nunca fueron reveladas públicamente, por lo que "continúa la lucha por información y nombres" de esas personas.

En una declaración sobre el informe, la arquidiócesis de Chicago señaló que el reporte mezcla nombres de personas que han sido acusadas, pero pueden ser inocentes, con aquellas que tienen alegaciones confirmadas, pero se refiere a todos como perpetradores.

En la lista divulgada hoy se identificaron a 22 sacerdotes que figuraban en la página web de la arquidiócesis, de los cuales 20 fueron denunciados en su momento a las autoridades civiles, el nombre de otro fue conocido recientemente y el otro caso corresponde a una supuesta transgresión cometida con un mayor, y no un menor.

Según la arquidiócesis, muchos de los nombres que aparecen en la lista corresponden a sacerdotes pertenecientes a órdenes religiosas, entidades que, asegura, se gobiernan de manera separada en la Iglesia católica y cada grupo es responsable de su cadena de mando, indican.

John O'Malley, asesor especial de la Arquidiócesis de Chicago sobre problemas de conducta indebida, dijo este miércoles a medios locales que la iglesia ha informado de todas las denuncias a la policía desde 1992, cuando el entonces cardenal Joseph Bernardin dirigió una comisión sobre el escándalo de abusos.

"Si las autoridades públicas deciden no procesar, o no pueden procesar, entonces tenemos nuestro propio proceso de investigación", dijo O'Malley.

Según el asesor, la arquidiócesis ha publicado las denuncias registradas y la descripción de los casos desde el 2006 en su sitio en internet.

El sucesor de la fiscal general Madigan, Kwame Raoul, declaró antes de asumir el cargo en enero que seguía comprometido a continuar con la investigación, pero su oficina no ha publicado más información sobre denuncias.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: