Devin Nunes, miembro de la Cámara de Representantes cercano a Trump (Reuters/ Yuri Gripas)
Devin Nunes, miembro de la Cámara de Representantes cercano a Trump (Reuters/ Yuri Gripas)

El congresista republicano Devin Nunes anunció este lunes una demanda por USD 250 millones a Twitter por albergar y monetizar el contenido de dos cuentas anónimas de parodia que también fueron incluidas en la querella.

Se trata de los usuarios @DevinNunesMom ("La madre de Devin Nunes"), que fue recientemente suspendida, y @devincow ("La vaca de Devin"), que sigue activa y hace referencia a los campos que tienen los padres del legislador californiano en Iowa, donde se lo acusa de haber contratado inmigrantes indocumentados.

Además, también fue señalada la consultora de comunicaciones republicana Liz Mair, quien lo ha criticado en la red y reaccionó a la noticia pidiendo donaciones para poder pagar su defensa legal.

La demanda, presentada en Virginia, acusa la red social de albergar un contenido que "claramente es abusivo, odioso y difamatorio".  Por ahora, Twitter no emitió un comunicado al respecto.

Aunque las redes sociales están bajo fuerte escrutinio por la creciente difusión de noticias falsas, la plataforma está protegida por la Sección 230 de la Communications Decency Act, que provee inmunidad de responsabilidad para los proveedores de servicios digitales que publican información provista por terceras partes (usuarios).

Nunes también incluyó en la presentación una acusación que señala que Twitter censura las posturas con las que no está de acuerdo y oculta a las cuentas de tinte conservador, hecho que Twitter ha negado con argumentos que no logran convencer a varios líderes republicanos, incluido el presidente Donald Trump.

En tono similar, el legislador acusó recientemente a Google de ser un "quemador de libros", luego de que el buscador retire a Patrick Moore de la página de resultados de "fundadores de Greenpeace". El lobbysta, que trabajó para la firma en los años 80, ha asegurado haber sido parte de la formación inicial, dato que la empresa ha desmentido con pruebas documentales.

(Con información de AP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: