Desde los 18 años Herbert Wertheim ha invertido parte de sus ingresos en acciones. (wertheim.org)
Desde los 18 años Herbert Wertheim ha invertido parte de sus ingresos en acciones. (wertheim.org)

Excepto por el sombrero rojo, Herbert Wertheim parece un jubilado más que se instaló en la Florida en busca del clima benigno con Nicole, quien hace 49 años es su esposa. Excepto por el sombrero rojo y por su fortuna de USD 2.300 millones, que creció a lo largo de los años gracias a sus instintos de inversor.

"Wertheim puede ser el inversor individual más importante del cual el mundo nunca oyó hablar", lo calificó Forbes en el perfil de este oftalmólogo de 79 años. Con el método hágalo-usted-mismo, compró acciones de Apple y Microsoft cuando las empresas salieron al mercado y en 1992 apostó a Heico, una fábrica de repuestos de aviones, cuyas acciones salían USD 0,33 y hoy cotizan a USD 80.

"Hay decenas de otras acciones, desde de General Electric y Google a BP y Bank of America", agregó el artículo. "Si la inversión de Wertheim tiene un hilo conductor es la preferencia por las compañías industriales y tecnológicas y el sector financiero. Su éxito —y la vida fantástica que su portfolio le ha permitido a su familia— es un testimonio del poder de la capitalización tanto como de la resistencia de la innovación estadounidense en el último medio siglo".

Sus padres eran inmigrantes que huyeron de la Alemania nazi y se instalaron en Filadelfia. Era un adolescente cuando sus padres se mudaron al balneario de Hollywood, en la Florida, donde vivieron en un apartamento en los altos de la panadería familiar. Debido a la dislexia, Wertheim sufrió en la escuela. De faltar a clases y escaparse a cazar y pescar con los semínolas del area hubo un paso.

Sus padres lo llevaron frente a un juez por el ausentismo. El magistrado le ofreció entre ingresar a la armada y ser internado en un reformatorio. Wertheim se enroló en 1956. "Entonces cambió mi vida", dijo. "Nos daban exámenes todo el tiempo, para ver si eras inteligente, y de los 135 en mi clase creo que quedé arriba".

Además de recobrar la confianza en sí mismo, obtuvo de la armada un pequeño estipendio con el que hizo su primera inversión, a los 18 años: compró acciones de Lear Jet, en aquel momento conocida por la fabricación de productos de aviación durante la Segunda Guerra Mundial. "Tomas lo que ganas con el sudor de tu frente y lo inviertes en el trabajo de otras personas", explicó a la revista el hábito que se hizo desde entonces.

Herbert y Nicole Wertheim están casados hace 49 años. (wertheim.org)
Herbert y Nicole Wertheim están casados hace 49 años. (wertheim.org)

En 1963 recibió una beca para estudiar optometría en una institución de Memphis, en Tennessee, y tras graduarse regresó a la Florida, donde abrió su óptica. Allí pasó 12 años atendiendo a una comunidad trabajadora y soñando con invenciones que lo harían millonario. Luego de la mala experiencia con una idea por la que no obtuvo regalías, fundó la firma Brain Power Inc (BPI), bajo la cual patentó cada cosa que se le ocurría.

En 1971 elaboró uno de los primeros neutralizantes del mundo, un químico que restauraba el color original de los cristales polarizados. "Le mostró a su esposa una lata de café con su mezcla y le dijo: 'Nicole, lo que hay en esta lata nos hará millonarios'", citó Forbes. "Y así fue".

Ese y otros productos de BPI convirtieron a la empresa en una de las mayores vendedoras de tintes ópticos, que contaba entre sus clientes con Carl Zeiss y Bausch & Lomb. También fabricaba equipos, limpiadores y accesorios. "Hoy BPI tiene más de 100 patentes", sintetizó el artículo, "y ganancias anuales de unos USD 25 millones".

Wertheim comparte con Warren Buffett criterios sobre el valor a largo plazo. (wertheim.org)
Wertheim comparte con Warren Buffett criterios sobre el valor a largo plazo. (wertheim.org)

Y, al igual que con su salario de marino, con parte del dinero de las ganancias que le daba BPI amplió su compra de acciones. Su estrategia, según la revista, "se puede describir como una mezcla de Warren Buffett y Peter Lynch con un toque de Jack Bogle". Principalmente usa dos intermediarios de descuentos, Fidelity y Schwab, para administrar sus inversiones.

"Como Buffett, Wertheim cree firmemente en apostar el doble cuando sus elecciones hechas a conciencia van en contra. Dice que si uno pone su fe en la propiedad intelectual de una compañía, no importa demasiado si el mercado va mal en un momento: el producto, cree, tiene valor duradero", sintetizó Forbes.

"Mi objetivo es comprar y casi nunca vender", dijo a la publicación, con un eco de Buffett. "Dejo que las acciones se valoren tanto como puedan y uso los dividendos para avanzar", explicó.

Como inventor, tiene una empresa con 100 patentes, BPI.  (Florida Inventors Hall of Fame)
Como inventor, tiene una empresa con 100 patentes, BPI.  (Florida Inventors Hall of Fame)

En 1986, cuando Microsoft salió al mercado, él estaba convencido de que Windows, el sistema operativo para computadoras lanzado el año anterior, era el único que podía competir con el de Apple. "Las acciones que compró el día de la salida, que han rendido dividendos desde 2003, hoy valen más de USD 160 millones. Sus 1,25 millones de acciones de Apple, algunas compradas durante la salida al mercado de 1980 y otras cuando languidecían a USD 10 en los '90s, valen USD 195 millones".

¿Nunca le fue mal? Dio el ejemplo de Blackberry. "Creí en la narrativa de la nueva administración y la recuperación", dijo a Forbes. Y fiel a su hábito de vender cuando un valor decrece en un 25%, "observé cómo desaparecían, mes a mes, ganancias importantes, hasta que decidí que ya era suficiente".

En la década de 1970 Wertheim se hizo amigo de Laurans Mendelson, a quien le compró un apartamento con dock en el mismo edificio donde Mendelson vivía, en Coral Gables. Mendelson y su familia buscaban entonces una empresa en mala situación que tuviera potencial para comprar y reflotar.

Originalmente oculista, Wertheim es también empresario y un sólido inversor. (wertheim.org)
Originalmente oculista, Wertheim es también empresario y un sólido inversor. (wertheim.org)

Cuando su amigo le habló de Heico, Wertheim lo ayudó a analizar el negocio. Le pareció posible. Él mismo compró acciones. Y bajo la gestión de Mendelson Heico creció tanto que en 1997, cuando Lufthansa compró una parte minoritaria, las acciones pasaron de USD 0,33 a USD 2.

Gracias a contratos con el gobierno de los Estados Unidos y casi tres décadas de aumento de los viajes en avión, Heico "se capitalizó a una tasa de 16% por año, con ganancias netas de 19 por ciento". Los USD 5 millones que Wertheim invirtió originalmente se convirtieron en más de USD 800.

Los Wertheim han hecho grandes donaciones a las universidades de la Florida. (wertheim.org)
Los Wertheim han hecho grandes donaciones a las universidades de la Florida. (wertheim.org)

"Además de su casa frente al mar en Coral Gables, Wertheim tiene un rancho de 36 hectáreas en Colorado, una casa de cuatro pisos con vista al Támesis en Londres y dos propiedades en expansión en el sur de California. Pasa muchos inviernos con su esposa y su familia de vacaciones en The World, el barco residencial de lujo más grande del mundo, que continuamente recorre el mundo, donde posee dos apartamentos suntuosos", detalló el artículo.

Como firmante del proyecto filantrópico The Giving Pledge, de Bill Gates y Warren Buffett, Wertheim se ha comprometido a donar la mitad de su riqueza. Las instituciones favoritas de su fundación son las de educación pública, ya que él se considera un producto del sistema: ha donado hasta ahora unos USD 100 millones a varias universidades de la Florida.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: