La enfermedad se extiende por 24 estados. (Foto: Wisconsin Department of Natural Resources)
La enfermedad se extiende por 24 estados. (Foto: Wisconsin Department of Natural Resources)

Pérdida de peso, deterioro físico y agresividad, esos son algunos de lo síntomas de la "enfermedad zombie" que afecta a los venados y tiene en alerta a las autoridades sanitarias de los Estados Unidos.

La enfermedad de caquexia crónica (CWD, por sus siglas en inglés) se ha esparcido rápidamente por la Unión Americana y en el futuro podría afectar a los humanos, consideraron científicos.

Michael Osterhold, director del Centro de Investigación y Políticas de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Minnesota, advirtió a los legisladores estatales que la CWD es potencialmente peligrosa para las personas.

"Es probable que haya casos de enfermedad de caquexia crónica en humanos asociados con el consumo de carne en los años por venir", expresó el investigador en declaraciones que reprodujo Daily Mail.

Osterhold calculó que se consumen 15.000 venados infectados al año. (Foto: Universidad de Minessota)
Osterhold calculó que se consumen 15.000 venados infectados al año. (Foto: Universidad de Minessota)

En enero el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) reportó que se habían registrado casos de CWD en 24  estados de los Estados Unidos y dos provincias de Canadá.

La enfermedad ataca el cerebro, la médula espinal y tejidos externos. Causa desorientación y en la mayoría de los casos conduce a la muerte de los animales.

No se trata de una enfermedad nueva, se registraron casos desde la década de los 40 en animales silvestres y en granjas y cautiverios se documentaron episodios desde 1960.

El CDC informó que la enfermedad se ha expandido. (Foto: CDC)
El CDC informó que la enfermedad se ha expandido. (Foto: CDC)

"Es posible que el número de casos en humanos sea sustancial y no sean eventos aislados", agregó Osterhold.

Hasta el momento no hay indicios de contagio en personas, pero una serie de experimentos cuyos resultados fueron incluidos en el informe de la CDC demostraron que la enfermedad se puede transmitir entre animales, incluidos primates y ratones con genes humanos, por lo que se advirtió de un potencial riesgo para las personas.

Para el funcionario de la Universidad de Minnesota el posible contagio en humanos depende de varios factores que comparó con "jugar a la ruleta genética".

El deterioro físico es evidente. (Foto: Wisconsin Department of Natural Resources)
El deterioro físico es evidente. (Foto: Wisconsin Department of Natural Resources)

Osterhold calculó que anualmente los humanos consumen 15.000 venados infectados y que esa cantidad puede aumentar 20 % al año.

Hay un antecedente inmediato de enfermedades en animales transmitidas a humanos por el consumo de su carne: el padecimiento de "las vacas locas", que entre 1980 y 1990 causó la muerte de 150 personas.

La enfermedad de las "vacas locas" es causada por una proteína capaz de infectar a humanos. En el momento más álgido de la epidemia se registraron más de un millón de casos a nivel mundial.

El científico recordó el caso de las "vacas locas" para ejemplificar el riesgo en humanos del CWD.

Colorado y el sur de Wyoming son los lugares donde la enfermedad se ha esparcido con más fuerza. De acuerdo con CDC, una vez que se extiende en una región, la CWD es difícil de erradicar.

La enfermedad causa severos estragos en los venados infectados. (Foto: Especial)
La enfermedad causa severos estragos en los venados infectados. (Foto: Especial)

Las autoridades sanitarias advirtieron que la enfermedad puede estar presente en otros estados que tienen una deficiente vigilancia silvestre. Además, los animales infectados no presentan síntomas visibles durante años.

"En varios lugares donde se establece la enfermedad, las tasas de infección pueden superar el 10% y se ha informado tasas de infección localizadas de más del 25%… Las tasas de infección entre algunos venados en cautiverio pueden ser mucho más altas, con una tasa del 79%", advirtió el informe de CDC.