La presentadora de noticias y de programas del espectáculo Lauren Sanchez también se acaba de separar de su pareja y es la nueva novia de Jeff Bezos
La presentadora de noticias y de programas del espectáculo Lauren Sanchez también se acaba de separar de su pareja y es la nueva novia de Jeff Bezos

"Si en mi posición no puedo hacer frente a esta clase de extorsión, ¿cuánta gente puede?", escribió el fundador y CEO de Amazon, Jeff Bezos, en una entrada de blog publicada en Medium en la que denunció al editor responsable de la publicación National Enquirer por extorsionarlo con fotos de él desnudo o en actitudes íntimas. El texto se titula "No, gracias, Sr. Pecker", y alude a David Pecker, el propietario de la revista.

Bezos aseguró que fue amenazado con la publicación de esas imágenes, y otras de su novia, Lauren Sánchez, a menos que hiciera pública una declaración en la cual restara importancia a las motivaciones de American Media Inc (AMI), editora del semanario amarillista, para investigar su vida privada al decir que la firma nunca "estuvo motivada políticamente o influida por fuerzas políticas". National Enquirer reveló en enero el affair que precipitó el divorcio del multimillonario y su ex esposa MacKenzie Bezos.

Jeff Bezos acusó al editor responsable de National Enquirer, David Pecker, de extorsión. (AP)
Jeff Bezos acusó al editor responsable de National Enquirer, David Pecker, de extorsión. (AP)

En la publicación extraordinaria, Bezos recordó que Pecker ha sido durante mucho tiempo un aliado de Donald Trump y que AMI se halla en el centro de una disputa legal que involucra al presidente de los Estados Unidos por la práctica conocida como "Catch and Kill" (atrapar y matar). Se trata de obtener información que incrimine a alguien para no publicarla tras lograr un acuerdo confidencial.

Los documentos de los tribunales revelaron que AMI utilizó el procedimiento de Catch and Kill para impedir la publicación de un artículo sobre un presunto affair de Trump con una mujer antes de su campaña electoral: compró la exclusiva por USD 150.000 y nunca la publicó.

"Ayer me pasó algo inusual", comenzó Bezos su texto. "En realidad, para mí no fue solo inusual: fue sin precedentes. Me hicieron una oferta que no podía rechazar", agregó, citando la famosa expresión de El Padrino, el libro de Mario Puzo y la película de Francis Ford Coppola sobre la mafia. "O al menos eso es lo que pensó la jerarquía máxima del National Enquirer".

Continuó: "Me alegra que pensaran eso, porque los envalentonó para que pusieran todo por escrito. En lugar de rendirme a la extorsión y el chantaje, he decidido publicar exactamente lo que me enviaron, a pesar del costo personal y el bochorno con el que amenazan".

Primero verbalmente y luego por escrito, AMI le habría comunicado a Bezos que publicaría en el National Inquirer otros intercambios de carácter íntimo entre él y Sánchez, de mensajes de textos y de imágenes, si el multimillonario continuaba su investigación privada sobre cómo la editorial había obtenido ese material personal. Bezos publicó los correos electrónicos, que contienen descripciones de las fotos en cuestión.

Gavin De Becker, el encargado de seguridad de Bezos, a quien él encargó la dirección de la pesquisa, había dicho que "fuertes pistas apuntan a motivos políticos". Se refirió así a la ya extensa enemistad entre Trump y Bezos, quien también es propietario de The Washington Post, periódico crítico del presidente.

"He aquí un poco de contexto: mi propiedad del Washington Post es un factor que me hace todo más complejo. Es inevitable que cierta gente poderosa que es objeto de cobertura de las noticias del Washington Post concluyan erróneamente que soy su enemigo", detalló el CEO en Medium.

"El presidente Trump es una de esas personas, lo cual es obvio en sus numerosos tuits. Además, la cobertura central e inclaudicable que el Post hace del asesinato de su columnista Jamal Khashoggi es sin dudas impopular en ciertos círculos".

Jeff Bezos, fundador y director ejecutivo de Amazon, acusó al National Enquirer de extorsión.
Jeff Bezos, fundador y director ejecutivo de Amazon, acusó al National Enquirer de extorsión.

AMI presentó hace poco ante el Departamento de Justicia "un acuerdo de inmunidad vinculado a su papel en el proceso así llamado de 'Catch and Kill' por cuenta del presidente Trump y su campaña. Pecker y su empresa también han sido investigados por varias acciones que han realizado por cuenta del gobierno saudí", escribió Bezos.

"Y a veces Pecker lo mezcla todo", agregó, antes de citar un artículo de The New York Times donde se lee: "Luego de que Trump se convirtiera en presidente, premió la lealtad de Pecker con una comida en la Casa Blanca a la cual el ejecutivo de medios llevó un invitado con fuertes vínculos con la realeza de Arabia Saudita. En ese momento, Pecker estuvo allí tanto por negocios como en busca de financiamiento para adquisiciones".

Tras el desvío, Bezos se centró en su denuncia. "Hace varios días, un directivo de AMI me comunicó que Pecker está 'apoplético' por nuestra investigación", continuó. "Pocos días después de haber escuchado sobre la apoplejía de Pecker, se nos acercaron, primero verbalmente, con una oferta. Dijeron que tenían más mensajes de textos y fotos míos que publicarían si no abandonábamos nuestra investigación".

Los abogados, dijo, le recordaron que AMI no tenía derecho a publicar las fotos, ya que las imágenes de una persona son su propiedad. Ante la inacción del CEO de Amazon, Dylan Howard, director de contenido de AMI, le envió a Martin Singer, abogado del equipo de Bezos, un e-mail "confidencial y no para distribuir", en el cual describía las fotos íntimas.

"Bueno, eso captó mi atención", ironizó Bezos. "Pero no en la forma en que ellos probablemente esperaban. Cualquier vergüenza personal que AMI pudiera causarme pasa al segundo lugar porque aquí se involucra un asunto mucho más importante. Si en mi posición no puedo hacer frente a esta clase de extorsión, ¿cuánta gente puede?".

El National Enquirer reveló la relación entre Jeff Bezos y Lauren Sánchez en enero.
El National Enquirer reveló la relación entre Jeff Bezos y Lauren Sánchez en enero.

Bezos hizo un paréntesis para señala que "muchas personas" contactaron al equipo de investigación que dirige De Becker "sobre sus experiencias similares con AMI", y que muchos se rindieron para proteger su medio de vida.

"En las cartas de AMI que hago públicas verán los detalles precisos de su propuesta extorsiva: publicarán las fotos personales a menos que Gavin de Becker y yo hagamos a la prensa la declaración pública falsa y específica de que 'no tenemos conocimiento o base para sugerir que la cobertura de AMI estuvo políticamente motivada o influida por fuerzas políticas".

"Si no accedemos a publicitar positivamente esa mentira específica, dicen que publicarán las fotos, y rápido. Y hay una amenaza asociada: mantendrán las fotos a mano y las publicarán en el futuro si alguna vez nos apartamos de esa mentira", argumentó. "No tengan dudas que ningún periodista verdadero propondría algo como lo que está sucediendo aquí: no voy a publicar información vergonzosa sobre usted si hace X por mí. Y si no hace X rápido, publicaré la información vergonzosa".

Bezos acusó a AMI de "convertir en un arma los privilegios periodísticos" e ignorar los principios y el propósito del verdadero periodismo". Y concluyó: "Desde luego que no quiero que se publiquen mis fotos personales, pero tampoco voy a participar en su reconocida práctica de chantaje, favores políticos, ataques políticos y corrupción".

MÁS SOBRE ESTE TEMA: