Las madres que fueron inseminadas con el esperma de Kyle se sienten preocupadas por la cantidad de peticiones que recibe el donante (Foto: Facebook @KyleGordy)
Las madres que fueron inseminadas con el esperma de Kyle se sienten preocupadas por la cantidad de peticiones que recibe el donante (Foto: Facebook @KyleGordy)

Con 18 bebés ya nacidos y cinco en camino, Kyle Gordy es uno de los donantes de esperma más famosos y efectivos del mundo. Sin embargo, su exitosa productividad ha hecho que muchas de las madres de estos pequeños manifiesten una misma preocupación: que en el futuro sus hijos se conozcan, se enamoren y caigan en un incesto accidental.

Aunque pudiera sonar en un primer momento exagerada, no es de extrañar la intranquilidad de las madres. El joven de 27 años de Los Ángeles, California, recibe hasta 100 peticiones de donaciones al mes, y su semen ha permitido que en los últimos cuatro años 23 mujeres quedaran embarazadas.

En una ocasión, una de estas madres escribió a Kyle para contarle que una vecina podía requerir sus servicios, según contó el donante en una entrevista para New! magazine.

"No quiero que lo hagas", le exigió ella. "Esa mujer vive cerca y nuestros hijos podrían encontrarse", advirtió.

Gordy ha donado esperma a familias de San Francisco, Los Ángeles, Texas y Colorado, aunque no le importaría expandir su legado más allá de EEUU (Foto: Facebook @KyleGordy)
Gordy ha donado esperma a familias de San Francisco, Los Ángeles, Texas y Colorado, aunque no le importaría expandir su legado más allá de EEUU (Foto: Facebook @KyleGordy)

Al recibir el mensaje, Gordy le explicó que aunque comprendía su preocupación, en el momento en que sus donaciones aumentaron creó un grupo privado de Facebook para que los padres se conocieran.

De este modo, a través de la red social, pueden compartir imágenes de los niños y expresar sus preocupaciones sobre la posibilidad de que estos se conozcan accidentalmente. Este contacto, asevera, ayudaría a evitarlo.

"Le conté que debido a esto no me preocupaba demasiado que ninguno de mis hijos se encontraran inesperadamente e iniciaran una relación incestuosa" contó el estadounidense.

De las 100 peticiones que recibe mensualmente, Kyle Gordy selecciona entre dos y cinco personas, a las que realiza una entrevista para conocer su historia personal. Sus clientes tienen entre 18 y 42 años, y aunque asegura no discriminar por una cuestión de edad, se cerciora de que los padres cuenten con un nivel adquisitivo adecuado.

La primera pareja que solicitó sus servicios ahora tiene un niño de cuatro años y otro de 14 meses (Foto: archivo)
La primera pareja que solicitó sus servicios ahora tiene un niño de cuatro años y otro de 14 meses (Foto: archivo)

Tomó la decisión de comenzar a donar esperma cuando tenía 20 años, tras descubrir que se aburría demasiado en las relaciones de pareja. El servicio que ofrece no es ilegal, pues no cobra a los padres por las donaciones.

Los que se convirtieron en sus primeros clientes hoy tienen un hijo varón de cuatro años y otro de 14 meses. Los dos nacieron gracias a Gordy.

Aunque la mayoría de los bebés nacen a través de la inseminación artificial, el joven también está abierto a hacerlo de forma natural, a través de una relación sexual con la mujer que desea quedarse embarazada.

Además de Los Ángeles, el joven ha donado semen a familias de San Francisco, Colorado y Texas, aunque no le importaría ayudar a otras parejas en el extranjero.

"Si alguien en Reino Unido requiere mis servicios, estoy feliz de viajar. Yo iría a cualquier parte del mundo para ayudar a las mujeres", explicó durante la entrevista, donde sí descartó desplazarse a zonas en guerra.

El secreto de su éxito

Kyle Gordy terminó su maestría en contabilidad, uno de los motivos que llevan a los futuros padres a interesarse por sus servicios (Foto: Facebook @KyleGordy)
Kyle Gordy terminó su maestría en contabilidad, uno de los motivos que llevan a los futuros padres a interesarse por sus servicios (Foto: Facebook @KyleGordy)

Además de su efectividad probada, Kyle Gordy narró algunos de los motivos que le han convertido en el donante de esperma más famoso del mundo.

"No tomo drogas. No fumo. No bebo. No bebo cafeína. Solo como alimentos que favorecen la producción y la calidad del esperma: trigo, arroz integral, fruta y verduras", promocionó el estadounidense en una entrevista para ABC News.

A sus saludables hábitos, Gordy añade el destacable currículum de sus familiares más cercanos y el suyo propio.

"En la actualidad, asisto a la universidad. Mis dos hermanos son ingenieros. Mi gemelo es ingeniero nuclear. Mi abuelo es científico", contó el estadounidense.

En 2014, Kyle comenzó a compaginar sus servicios con su maestría en contabilidad. Contó que sus padres le apoyan, aunque a menudo tienen sentimientos encontrados al respecto. Su madre le recuerda que los bebés, en realidad, no son sus hijos.

A pesar de los reclamos de su madre, y aunque no esté asumiendo el papel de padre, el joven espera celebrar una gran fiesta del Día del Padre con toda su descendencia en unos 20 años.

"Estoy transmitiendo mi legado y dándole niños a estas personas" explicó.