Donald Trump llegando al Capitolio (Reuters)
Donald Trump llegando al Capitolio (Reuters)

El presidente estadounidense Donald Trump se levantó este miércoles de la negociación con los líderes demócratas encaminada a terminar con la parálisis presupuestaria, insistiendo en la necesidad de construir un muro en la frontera con México.

Fue "una total pérdida de tiempo", escribió en Twitter Trump después del final abrupto de la reunión con la líder de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi y el líder de la minoría en el Senado, Chuck Schumer.

"Pregunté ¿qué va a ocurrir en 30 días si rápidamente desbloqueo la situación, van a aprobar la Seguridad Fronteriza que incluye un muro o barrera de acero? Nancy dijo, NO. Dije ¡adiós, nada más funciona!", recalcó tras el breve encuentro en la Casa Blanca.

Ambos habían acudido a la Casa Blanca para intentar labrar un acuerdo para terminar con la parálisis presupuestaria en Estados Unidos, que se extiende desde el 22 de diciembre.

Nancy Pelosi y Chuck Schumer después de la reunión frustrada con Donald Trump (Reuters)
Nancy Pelosi y Chuck Schumer después de la reunión frustrada con Donald Trump (Reuters)

Trump insiste en que para que el acuerdo se concrete, es imperativo obtener 5.700 millones de dólares para construir un muro en la frontera.

"El presidente simplemente se levantó y se fue", relató Schumer a la salida de la reunión. También indicó que el mandatario afirmó que "no había nada que discutir" después de que Pelosi, la presidenta de la Cámara de Representantes, rechazase aprobar fondos para la construcción del muro.

"Si yo abro el gobierno ustedes no harán lo que yo quiero", dijo Schumer que fueron las palabras de Trump. "Eso es cruel", agregó el líder de la minoría en el Senado.

"Hace frío aquí afuera", dijo Pelosi ante los medios que la esperaban afuera de la Casa Blanca. "Pero no estaba más frío en la sala de situación", bromeó la líder demócrata sobre el fracaso de la reunión con el presidente.

Previamente, en un almuerzo con legisladores republicanos en el Congreso, Trump había insistido en que el "muro es una necesidad" y se mostró abierto a mantener el cierre parcial de la Administración "el tiempo que haga falta".

La pugna por el muro, que forma parte de las promesas de campaña de Trump, se da en medio de un cambio del ciclo político en Estados Unidos, después de que la semana pasada los demócratas recuperaran el control de la Cámara de Representantes, aunque los republicanos siguen teniendo mayoría en el Senado.

"Creo que el presidente dejó clara su postura de que no va a haber ningún acuerdo sin un muro", dijo el vicepresidente Mike Pence tras la reunión.

Donald Trump habló con los medios desde la Casa Blanca (Reuters)
Donald Trump habló con los medios desde la Casa Blanca (Reuters)

Mientras, unos 800.000 funcionarios federales afectados esperan una resolución del conflicto que los tiene en ascuas desde el 22 de diciembre. Muchos de ellos se encuentran en una baja obligatoria sin sueldo, que los enfrenta a graves problemas financieros que se agudizan con cada día que pasa.

En la noche del martes, el mandatario dirigió un mensaje televisivo al país de ocho minutos de duración desde el Despacho Oval, emitido en horario de máxima audiencia, en el que denunció "una crisis humanitaria y de seguridad creciente" en la frontera con México que, según él, exige la creación del muro, para lo que solicita le sean aprobados 5.700 millones de dólares.

Trump se trasladará mañana jueves a la frontera sur en Texas, donde se encontrará con las autoridades para conocer de primera mano la situación en la zona.

Con información de EFE y AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: