Donald Trump (Reuters)
Donald Trump (Reuters)

El presidente estadounidense, Donald Trump, no descartó este martes prolongar la tregua comercial de 90 días que negoció con su homólogo chino, Xi Jinping, el sábado en Buenos Aires ante el creciente conflicto entre las dos potencias.

"Las negociaciones con China ya comenzaron. A menos que sean prolongadas, terminarán 90 días después de la fecha (1 de diciembre) de nuestra maravillosa y cálida cena con el presidente Xi en la Argentina", tuiteó Trump.

Los Estados Unidos habían dicho el lunes que esperan "algo concreto" de China en los próximos 90 días para construir un real acuerdo que cierre la guerra comercial tras la tregua pactada este fin de semana por los líderes de las dos mayores economías mundiales. Dicha tregua finaliza el 1 de marzo.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, dijo que la noche del sábado en Buenos Aires, China y los Estados Unidos mantuvieron "discusiones muy específicas" para desactivar su conflicto, que afecta a productos por miles de millones de dólares de su comercio bilateral y además golpean desde hace meses a los mercados mundiales.

La cena entre Trump y Xi Jinping, tras el G20 Argentina 2018 (Reuters)
La cena entre Trump y Xi Jinping, tras el G20 Argentina 2018 (Reuters)

En la reunión encabezada por los presidentes Donald Trump y Xi Jinping, por primera vez hubo un "claro sendero" para reducir a cero el déficit comercial de los Estados Unidos con China, dijo Mnuchin en la cadena CNBC.

"Hubo un significativo compromiso de ambos líderes que precisa ser alcanzado en 90 días e instrucciones para ambos equipos de negociar y convertir esto en un real acuerdo con acciones específicas, ejecutables y plazos", dijo Mnuchin.

Además, el asesor económico de la Casa Blanca Larry Kudlow indicó que el Gobierno de Trump espera que China elimine "rápidamente" los aranceles a sus productos agrícolas.

Tras las conversaciones entre Trump y Xi, que transcurrieron en una cena tras la cumbre del G20 en la Argentina, Washington aceptó suspender la elevación a 25% de aranceles a productos chinos por 200.000 millones de enero prevista para el 1 de enero y mantenerlos en su actual 10%.

De su lado, China hará compras "muy sustanciales" de productos estadounidenses, entre ellos, bienes agrícolas de energía e industriales.
Trump dijo en un tuit que China también "reducirá y eliminará" sus aranceles de 40% a los automóviles, pero Beijing no ha confirmado esa decisión.