Hallaron 44 cuerpos de perros recién nacidos en una nevera. (iStock)
Hallaron 44 cuerpos de perros recién nacidos en una nevera. (iStock)

La policía de Nueva Jersey arrestó el martes 13 de noviembre a Donna Roberts en su domicilio del Municipio de Shamong, donde conservaba los cadáveres de 44 perros congelados en bolsas de plástico.

Los investigadores encontraron además 130 animales viviendo en condiciones deplorables, 4 de ellos tan débiles que fueron llevados de emergencia al veterinario. El resto fue atendido en el lugar por los trabajadores de protección animal.

130 animales fueron rescatados del cautivero y las condiciones inhumanas.
130 animales fueron rescatados del cautivero y las condiciones inhumanas.

Roberts fue acusada de varios cargos por crueldad animal, pero fue liberada en espera de una fecha para presentarse en la corte.

El olor a heces era tan fuerte, que miembros del departamento de salud del condado terminaron mareados y con náuseas durante la inspección.

Donna Roberts espera el juicio en su contra por maltrato animal.
Donna Roberts espera el juicio en su contra por maltrato animal.

Patrick Callahan, de la policía de Nueva Jersey, dijo a través de un comunicado: "Las circunstancias alrededor del fallecimiento de los 44 perros descubiertos en bolsas de plástico permanecen bajo investigación.
las deplorables e inhumanas condiciones de vida que los perros rescatados se vieron obligados a soportar son trágicas".

La investigación comenzó debido a que superaba el número de perros permitidos en su vecindario.

La oficina del fiscal del condado de Burlington obtuvo una orden de registro tras inquietudes de la policía sobre el bienestar de tantos animales en la propiedad de la mujer.

Investigadores terminaron mareados y con náuseas por el fétido olor de los animales. (Fotos: Twitter ABCWorldNews)
Investigadores terminaron mareados y con náuseas por el fétido olor de los animales. (Fotos: Twitter ABCWorldNews)

El New York Post informó que la señora declaró que los perros eran recién nacidos y que los olvidó en la nevera desde hace 7 años.

“Me olvidé de ellos, estaban en una nevera en la bodega. Nacieron muertos y no los maté. Están haciendo (la policía) un gran lío por nada”.

Aseguró que junto a su novio decidió congelarlos para luego enviarlos al veteriniario para que les practicaran una autopsia, pero simplemente olvidó que había cadáveres en su sótano.

La señora de 65 años insiste en que no hizo nada malo y que se defenderá de los cargos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: