Después de haber ayudado a evacuar los pacientes de su hospital en Paraíso, un enfermero de California, Allyn Pierce, salió en su camioneta con dos colegas a buscar un lugar seguro, y cuando en pleno embotellamiento de tráfico un bulldozer le abrió el camino, lo que hizo fue dar la vuelta para internarse de nuevo en la zona de los incendios.

Esto era lo que Pierce veía a través de la ventanilla, según relata en su cuenta de Twitter el reportero del New York Times Jack Nicas:

Cuenta también Nicas que Pierce puso música para tratar de distraerse, específicamente "In Your Eyes" (En tus ojos), de Peter Gabriel.  Pero el fuego era demasiado, y el enfermero grabó un mensaje de despedida para su familia: "En caso de que no lo consiga, quiero que sepan que de veras hice todo lo que pude para salir".

Así quedó el foco trasero derecho de la camioneta Toyota Tundra del enfermero Allyn Pierce
Así quedó el foco trasero derecho de la camioneta Toyota Tundra del enfermero Allyn Pierce

Intentó cubrir la ventanilla con un abrigo, y no sirvió de mucho.  El calor era abrasador y ya los exteriores del vehículo lo estaban sufriendo. Pensó: "Me voy a morir en plástico derretido".

El calor se hizo sentir en los exteriores del vehículo
El calor se hizo sentir en los exteriores del vehículo

Las llamas empezaban a dejar huellas muy claras en focos, puertas y parachoques.

Regresaron al hospital, y se dieron cuenta de que habían empezado a llegar otras personas en busca de asistencia médica, esta vez afectadas por las llamas y el humo de los fuegos.

"Esto es lo que sabemos hacer", dijo Pierce, citado por Nicas. "No somos muy buenos en eso de quemarnos, pero lo que sí hacemos bien es cuidar a la gente".

Junto con médicos, paramédicos y policías, Pierce, que dirige la Sala de Cuidados Intensivos del Hospital de Paraíso, entró a buscar camillas, tanques de oxígeno y otros equipos, y entre todos armaron un centro de emergencia en el estacionamiento del hospital.

El centro de emergencia improvisado en un estacionamiento del Hospital de Paraíso (Foto: Noah Berger/AP)
El centro de emergencia improvisado en un estacionamiento del Hospital de Paraíso (Foto: Noah Berger/AP)

Allí atendieron a más de 20 personas, no muy lejos de las llamas, que pronto llegaron al edificio del hospital.

Entonces desplazaron a pacientes y equipos casi 100 metros, se instalaron en el helipuerto del hospital, y luego las autoridades abrieron una ruta que permitió la evacuación –por segunda vez en la jornada para Pierce– de los pacientes y de todo el personal, ahora en una caravana segura.

El no cree haber hecho nada extraordinario, y como todos los héroes, no cree que deban llamarlo héroe.

"Cualquier enfermero, cualquier trabajador de la salud, cualquier policía… estaban allí y todo lo que hicieron fue hacer su trabajo", dijo Pierce, de acuerdo con el reportero del New York Times.

Después que las fotos empezaron a circular en las redes sociales y se conoció el caso del enfermero en todo el país, la Toyota le hizo saber a Pierce que no debía preocuparse por los daños a su vehículo.

La cuenta de Jack Nicas en Twitter
La cuenta de Jack Nicas en Twitter

"Nos sentimos humildes al saber que usted arriesgó su vida y un Toyota Tundra para ayudar a llevar a personas a un lugar seguro", escribieron en su cuenta de Instagram. "No se preocupe por su camioneta: !nos honrará entregarle una nueva!"

MÁS SOBRE ESTE TEMA: