Caitlyn Jenner
Caitlyn Jenner

La mansión de la empresaria estadounidense Caitlyn Jenner -famosa por ser ex medallista olímpica, madrastra de las hermanas Kardashian y por haber cambiado de sexo (antes se llamaba Bruce Jenner)- es una de las casas que fueron arrasadas por el incendio forestal en Malibú, California, que ya quemó un área de 280 km cuadrados y provocó 5 muertes.

Según reveló el portal especializado TMZ, la mansión de Jenner ubicada en la cima de una colina frente a la playa de Malibú fue rodeada y destruida por el avance del fuego.

Jenner vivía en esta mansión desde 2015 y, de acuerdo con TMZ, anteriormente ya había sido afectada por catástrofes naturales: en 2017, una ráfaga de vientos a 96 km/h de velocidad arrancó el techo de esta construcción de 325 metros cuadrados con cuatro dormitorios.

Así era la mansión de Caitlyn Jenner
Así era la mansión de Caitlyn Jenner

El fuego también afecta la localidad donde vive Kim Kardashian, que a última hora del jueves fue desalojada junto a sus tres hijos por la proximidad de las llamas. "Acabo de regresar a casa tras un vuelo y solo he tenido una hora para empaquetar todo y evacuar la casa", indicó en su cuenta de Instagram.

Finalmente, este viernes por la tarde, el incendio llegó al terreno que Kim adquirió junto a su esposo, el rapero Kanye West, pero los bomberos lograron controlar el fuego justo a tiempo e impidieron la destrucción del hogar.

La mansión de Kim Kardashian y Kanye West en Calabasas
La mansión de Kim Kardashian y Kanye West en Calabasas

"Escuché que las llamas tocaron a nuestra propiedad en Hidden Hills, pero ahora están más contenidas y se han detenido en este momento. No parece que esté empeorando en este momento, solo rezo para que los vientos estén a nuestro favor. Dios es bueno. Solo rezo para que todos estén a salvo", informó la celebridad en su cuenta de Twitter. "Bomberos, los amo y les agradezco por hacer todo lo posible para mantenernos seguros", agregó.

Al menos cinco personas han muerto en las últimas horas por las llamas en California, donde se han declarado un total de tres grandes incendios, que han obligado a desalojar a más de 150.000 vecinos y donde hay un gran número de desaparecidos.

"La magnitud de la destrucción que estamos viendo es desoladora", indicó en una rueda de prensa el director de la Oficina de Servicios de Emergencia de California, Mark Ghilarducci.

Los cinco fallecidos que se han confirmado por el momento fueron hallados en sus vehículos, calcinados cuando trataban de huir por carretera de las llamas.

El intenso tráfico que se produjo durante las evacuaciones llevó a muchas personas a abandonar sus coches y huir a pie, lo que a su vez congestionó todavía más las vías de circulación y generó una situación caótica.

El edil del Ayuntamiento de Paradise Scott Lotter, que salió de la localidad junto a su familia, declaró al diario The Sacramento Bee que "el pueblo entero está en llamas" y describió un escenario de "horror y caos" con las carreteras colapsadas por el tráfico y los vehículos abandonados.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: