Chris Watts, el “monstruo de Denver”
Chris Watts, el “monstruo de Denver”

Cerca de las dos de la madrugada del pasado lunes 13 de agosto, Shannan Watts regresó a su casa luego de un viaje de trabajo. Estaba cansada. Allí la dejó su amiga Nickole Utoft, con quien debían verse el día siguiente. Esa fue la última noche que Shannan fue vista con vida.

Tal como estaba previsto, Nickole llamó a Shannan al día siguiente para verse. Pero ella nunca atendió el teléfono, lo que llamó la atención de su compañera. Preocupada, decidió llamar a la Policía. Al llegar a la vivienda, ubicada en Denver, Colorado, las autoridades advirtieron que las pertenencias de Shannan estaban allí: su teléfono celular, sus llaves y su cartera.

Pero la preocupación no solo radicaba en el paradero de Shannan, quien estaba embarazada de 15 semanas. Sus hijas, Celeste y Bella, de 3 y 4 años, respectivamente, también se encontraban desaparecidas. El caso rápidamente conmovió a la sociedad de Denver y se hizo público. Ante esta situación, Chris Watts, esposo de Shannan y padre de Celeste y Bella, se presentó ante los medios locales, desesperado, para denunciar la desaparición de su esposa y sus hijas.

"Espero que ella esté a salvo en algún lugar con las niñas (…) Shannan, Bella, Celeste, si están por ahí, vuelvan. Si alguien las tiene, devuélvanlas", manifestó el hombre de 33 años, mirando fijo a cámara. Pero todo fue un engaño.

Shannan Watts sostiene en sus brazos a Bella, a su lado, Celeste
Shannan Watts sostiene en sus brazos a Bella, a su lado, Celeste

Horas después, el "monstruo de Denver", como fue bautizado por parte de la prensa local, confesó que había asesinado a su mujer. El 21 de agosto, en su primera presentación ante la Justicia, volvió a confesar el crimen y declaró que lo hizo de furia, al ver que ella estaba estrangulando a las niñas porque él le había pedido la separación.

Los cadáveres de las pequeñas fueron encontrados sumergidos en tanques de petróleo de la compañía Anadarko, donde Watts trabajaba meses atrás. El cuerpo de Shannan, en tanto, fue hallado cerca de allí, en una tumba poco profunda.

Los primeros informes de la policía señalaban que los asesinatos se habrían cometido en la casa y luego el hombre trasladó los cadáveres. Asimismo, se conoció que él mantenía una relación extramatrimonial con una compañera de trabajo. Sin embargo, ella lo negó.

Pero este martes, la causa tuvo un giro inesperado. Watts se declaró culpable de los asesinatos de su esposa embarazada y, también, de sus dos hijas. Según consigna People, lo hizo para evitar ser condenado a pena de muerte.

Chris Watts mira a la cámara y pide a Shannan y a sus dos hijas que regresaran “a casa”. Horas después confesaría el crimen más horrendo
Chris Watts mira a la cámara y pide a Shannan y a sus dos hijas que regresaran “a casa”. Horas después confesaría el crimen más horrendo

En total son nueve los cargos que se le imputan, y sobre los que se declaró culpable: cinco por asesinato en primer grado, uno por terminación ilegal de embarazo y tres por manipulación de un cadáver.

La oficina del fiscal de distrito, en tanto, reveló que el acuerdo de culpabilidad del asesino fue alcanzado con el consentimiento de los familiares de Shannan.

Actualmente Watts se encuentra recluido en la cárcel del condado de Weld, desde su arresto.

Una fuente contó a People cómo ha sido la estadía del "monstruo de Denver" durante estos meses en prisión.

Las niñas y su madre, asesinadas (AP)
Las niñas y su madre, asesinadas (AP)

En un principio, de acuerdo con el relato de esa fuente, el hombre estaba abatido y en duelo. Pero su actitud cambió "drásticamente" en las últimas semanas. "Está participando activamente en su defensa. Lee mucho y tiene contacto con sus abogados".

"Está dispuesto a enfrentar la realidad ahora y a decidir cuál es su mejor movimiento. Siente que la gente realmente no sabe lo que sucedió, y eso es frustrante para él", manifestó.

Chris Watts confesó haber asesinado a su esposa y a sus dos hijas (AP)
Chris Watts confesó haber asesinado a su esposa y a sus dos hijas (AP)

A casi tres meses de los brutales asesinatos, la sociedad de Denver sigue conmovida. El próximo 19 de noviembre, según People, Watts será sentenciado a cadena perpetua, sin posibilidad de libertad condicional.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: